Archivo de la etiqueta: Persuasión

Tour Literario. Condados de Inglaterra- Somerset y Hampshire

Reto: Tour literario. Condados de Inglaterra. Organizado por Carmen Forján

Reto: Tour literario. Condados de Inglaterra. Organizado por Carmen Forján

La lectura de los libros de Jane Austen nos permite realizar un delicioso viaje en el tiempo, un paseo por los condados de Hampshire y Somerset, en el sur de Inglaterra.

Jane, siempre es una buena compañera de viaje : )

 

Austen, nació en Steventon, un pequeño pueblo situado en el norte del condado de HampshireSin embargo,ciudades como Bath, Chawton, Winchester, tuvieron una gran importancia para ella.

Otoño en un lago de Somerset

Otoño en un lago de Somerset

El condado de Somerset

El condado de Somerset

La campiña inglesa, sus encantadores y pintorescos pueblecitos y ciudades, fueron los escenarios imprescindibles, no solo en la vida de Jane, también de sus novelas. Siempre ese ambiente tan “cosy”, atractivo, tan british, que tanto me gusta.

Cottages

Cottages

 

 

 

 

 

¡Qué bien supo describirnos estos paisajes!, ¡qué maravilla es conocer de su mano el ambiente y la sociedad de la época!.

 

Steventon- Francis Frith Collection

Steventon- Francis Frith Collection

La primera parada de nuestro tour literario nos lleva a Steventon, donde, en 1.775, nació nuestra Jane.

Era la séptima hija del reverendo George Austen, el párroco anglicano de la rectoría de la localidad, y de Cassandra Leigh.

Desde bien chiquitina brillaba por su ingenio, agudeza y sentido del humor. Su apariencia tímida e introvertida escondía una gran capacidad de observación y de crítica. El reverendo Austen era propietario de una buena biblioteca y toda la familia eran ávidos lectores. En la rectoría eran frecuentes las representaciones teatrales.

Elizabeth Bennet interpretada por Keira Knightley

Elizabeth Bennet interpretada por Keira Knightley

Pero claro, ya sabemos que en aquel momento el mundo era por y para los hombres. Jane y su hermana Cassandra, asistieron durante un tiempo a un internado en Reading, sin embargo, fueron educadas prácticamente en casa. Las dos estaban muy muy unidas, eran confidentes. Papá, dejaba tímidamente y con precauciones que escribieran un poquito, que dibujaran.

Imagen de la película Orgullo y Prejuicio

Imagen de la película Orgullo y Prejuicio

Se las enseñaba lo justo y necesario para ser merecedoras de un buen matrimonio, su destino era ser esposas y madres. Los tutores, institutrices o sus propias madres eran los encargados de enseñar música, idiomas, pintura y lo más importante, a comportarse bien; un manual sobre la perfecta mujer florero. Atractivas, siempre calladitas y sin pensar.

El universo femenino no iba más allá del hogar, del saloncito de la casa. Ser mujer en esta época no era nada fácil y el panorama para la que no tuviera dinero o dote era mucho más terrorífico.

Jane consiguió con sus novelas evadirse de ese entorno de normas rígidas y convencionalismos que asfixiaba a las mujeres, un mundo para el que ella misma no estaba hecha. Tuvo la posibilidad de dar a conocer su opinión, su crítica entre inocente, astuta y de un humor inteligente. Sus relatos están protagonizados por heroínas inteligentes, temperamentales y con personalidad que tratan de huir del destino marcado.

La familia Bennet

La familia Bennet

Los Austen pertenecían a la burguesía rural inglesa, protagonista en muchas de sus historias. Un entorno estrictamente regulado donde la vida transcurría asistiendo a la iglesia, socializando con los amigos y vecinos, celebrando picnics al aire libre o veladas musicales, cenas, tertulias, tardes de té y algún que otro baile en los salones de las casas. Creo que Jane bailaba muy bien.

Mr. Darcy y Elizabeth

Mr. Darcy y Elizabeth

Poco se sabe de la vida sentimental de Jane, que nunca se casó. Cuando tenía 20 años, conoció al joven Tom Lefroy, coquetearon pero no parece que fuera una relación seria. Puede que Lefroy inspirara a Austen la creación de uno de sus personajes masculinos más importante, mítico y maravilloso: el gran Mr Darcy.

Mr Darcy interpretado por Matthew Macfadyen

Mr Darcy interpretado por Matthew Macfadyen

Al enterarse de la muerte de Jane Austen, Lefroy viajó desde Irlanda a Inglaterra para rendir sus respetos a la autora. Dicen que Tom, en una subasta de documentos, compró la edición de la carta del esbozo de Orgullo y Prejuicio.

¿No te parece esto digno de alguna de sus novelas?.

Jane vivió en Steventon hasta que cumplió los 25 años. En un intento por casar a sus pequeñas, el reverendo decidió mudarse a Bath, la próxima parada de nuestro viaje.

En Steventon se conserva muy poco de ese ambiente rural que vio crecer a la escritora. Se puede visitar la iglesia, que permanece intacta.

Steventon, el lugar donde empezó todo ; )

Iglesia de Steventon en la que Jane fue bautizada

Iglesia de Steventon en la que Jane fue bautizada

Bath y Jane Austen

Bath y Jane Austen

Estamos ya en 1.800, y como el objetivo principal era casar a sus hijas, el reverendo ya jubilado, pensaba que el lugar ideal para encontrar un buen partido podía ser Bath y allí se mudaron. Con ellos nos vamos nosotros, ahora al condado de Somerset, siempre en el sur.

A Jane este cambio no le hizo mucha gracia, dicen que se desmayó cuando se lo comunicaron. Curiosamente, esta ciudad se convirtió en el escenario principal de muchas de sus novelas.

En este Bath del siglo XIX, se reunía en verano lo mejorcito de la sociedad con el único objetivo de ver, cotillear y dejarse ver. ¿Una sociedad un poquito frívola?, nooo, que va, jejejje.

En esa Bath bulliciosa se encontraba el ambiente social que critica en sus obras con ese tono divertido e irónico tan personal.

Assembly Rooms- Bath

Assembly Rooms- Bath

Los veraneantes disfrutaban de las aguas “con olor a huevo podrido” del balneario y de las antiguas ruinas romanas. En los teatros se representaban importantes obras teatrales y eran famosos sus salones de té.

A pesar de que ella no suele hablar muy bien de esta ciudad, no puedo evitar imaginarme un lugar elegante, algo decadente, atemporal y con encanto, con esas casas estilo regencia o georgianas que me fascinan . El típico sitio con sabor y en el que cada piedra de cada edificio tiene una historia que contar.

Jane, conocía perfectamente la ciudad. Sus padres se casaron aquí y la familia la había visitado con frecuencia.

En Bath se quedaron durante cinco años, hasta la muerte del padre. Entonces decidieron mudarse a Southampton, a casa de uno de los hermanos.

4 Sidney Place

4 Sidney Place

Dedicaron tiempo a buscar una casa y finalmente la encontraron. Se alojaron en el número 4 de Sidney Place, una casita centrica y próxima a los bonitos Sidney Gardens, donde al atardecer se celebraban fiestas musicales amenizadas con  fuegos artificiales.

El número 4 de Sidney Place hoy es un hotelito decorado con mimo y seguramente será curioso dormir, estar en las mismas habitaciones por las que deambulaba nuestra amiga.

Sidney Gardens

Sidney Gardens

 

Sidney Gardens

Sidney Gardens

“Sería muy agradable estar cerca de los jardines de Sidney, podríamos ir al Labrinth todos los días …”

(Carta a Cassandra Austen, fechada el 21 de enero de 1801)

La joven Jane Austen

La joven Jane Austen

A Jane le gustaban los jardines, quizás el lugar perfecto para olvidarse de la nostalgia que sentía por el campo. Además dicen que disfrutaba paseando, le encantaba andar. Estar encerrada en una ciudad llena de edificios debía de ser agobiante para ella.

El primer piso de la casa tenía un agradable salón muy luminoso y soleado, también una magnifica sala de dibujo con ventanas grandes sobre los jardines.

Los ahorros de la familia Austen se agotaron con mucha rapidez y la salud del padre estaba empeorando. En Bath se mudaron varias veces de casa.

Tras la muerte del reverendo se alojaron en el número 40 de la Gay Street. Desde luego Jane, no vivió momentos muy felices en Bath. 

Anne Hathaway en la película La joven Jane Austen

Anne Hathaway en la película La joven Jane Austen

Escena de la película Persuasión 1995

Escena de la película Persuasión 1995

Hoy en día es su casa museo, la sede del centro Jane AustenEn el museo se puede hacer un recorrido por su vida y obra, incluso puedes probarte algún vestido de la época y disfrazarte. Todo te transporta, los empleados están vestidos convenientemente. Se celebran exposiciones, lecturas dramatizadas, bailes de máscaras y también puedes disfrutar de un té austenita en su Regency Tea Room.

Cuenta con una tienda de regalos donde comprar recuerdos de lo más kitsch, que no se muy bien que le parecerían a la propia Jane Austen si ahora levantara la cabeza. Lo mejor es que se pueden adquirir preciosas ediciones de libros.

Si subimos Gay Street llegamos al espectacular Circus, quizás una de las visitas indispensables. The Circus es obra del arquitecto John Wood y su diseño está inspirado en el coliseo romano, constituyendo una impresionante y maravillosa galería de mansiones georgianas. Unas residencias idénticas unas a otras, de tres pisos y en las que se alojaron personajes célebres.

The Circus- Bath

The Circus- Bath

Wood padre falleció casi al comienzo de su construcción y The Circus fue culminada por su hijo. Algunas de las casas fueron tristemente destruidas por un bombardeo alemán en la Segunda Guerra Mundial, pero se reconstruyeron siguiendo fielmente el modelo original.

Si observas el friso que recorre toda la circunferencia, podrás contemplar hasta 500 grabados distintos con emblemas marinos y símbolos de la masonería. Los grabados de la parte superior de las casas son bellotas, como un tributo a la leyenda de la fundación de Bath, que cuenta que el rey Bladud descubrió las aguas medicinales siguiendo a un cerdo que buscaba bellotas.

Todas las mansiones tienen vistas a un precioso y agradable jardín, el Royal Victory Park.

Justo antes de empezar el medio círculo nos encontramos con el nº1 de Royal Crescent, la mansión visitable para conocer de primera mano como se vivía en aquella época y adentrarse en las costumbres del siglo XVIII. Encontrarás una bella colección de muebles y obras de arte.

Royal Crescent en Bath

Royal Crescent en Bath

Apreciarás el contraste y la diferencia entre los pisos superiores y los inferiores, arriba y abajo. Upstairs, downstairs, como la famosa y genial serie de la BBC : )

Se pueden recorrer la trascocina, los dormitorios, la cocina y la habitación del ama de llaves. El primer residente de la casa fue Henry Sandford, un apasionado de la historia natural y de las culturas de todo el mundo.

Royal Crescent en Bath

Royal Crescent en Bath

Anne Hathaway como Jane Austen

Anne Hathaway como Jane Austen

Merece la pena el paseo por las famosas Stall Street y Bath Street que invitan a soñar, despiertan la imaginación y donde es inevitable revivir escenas de la novela Persuasión.

The Mineral Water Fountain, Bath Street, Bath c.1930s

The Mineral Water Fountain, Bath Street, Bath c.1930s. Imagen de Bath in Time

Bóveda de la abadía de Bath

Bóveda de la abadía de Bath

La abadía de Bath, iglesia de San Pedro y San Pablo, es una obra maestra de diseño gótico. Es una estructura impresionante. Su origen se remonta al siglo XVIII. 

Desde su amplia plaza, siempre frecuentada por artistas callejeros, podrás contemplar su increíble fachada.  En el interior bello, luminoso y espacioso destaca un bella bóveda de abanico. Hay un museo dedicado a la historia de la abadía.

La abadía se encuentra próxima a los Baños Romanos y al Thermae Bath Spa.

Cuando los romanos llegaron a Bath encontraron un santuario celta en honor a la diosa Sulis,  próximo a un manantial sagrado.

Pronto se dieron cuenta del poder curativo de estas aguas y rápidamente la fama del lugar se extendió por todo el imperio. En torno al siglo V, el manantial se olvidó pero, en el siglo XVII, el doctor Thomas Guidott escribió el primer anuncio publicitario de Bath. Si no acudías a Bath no eras nadie, se puso de moda ir a tomar las aguas. El neoclasicismo invadió la ciudad y todo “lo romano” era chic.

Junto a las termas se encuentran las Pump Rooms, la elegante sala con bóveda transparente donde la sociedad eduardiana se reunía para tomar los vasos de ese agua tan saludable pero de sabor desagradable. Probablemente Jane acompañaría a su padre a beberla.

Humphry Repton:Taking the Waters at the Pump Room, Bath, 1784

Humphry Repton:Taking the Waters at the Pump Room, Bath, 1784

Estas salas, si te apetece, nos tomaremos un té y  alguna tarta o postre. ¡Qúe ricos!.

Tenemos que acercarnos al Puente de Pulteney ideal para disfrutar de fantásticas vistas del rio Avon y del esplendor arquitectónico de la ciudad. Tiene una ubicación perfecta, muy bella. Impresiona ver su iluminación nocturna.

Pulteney Bridge

Pulteney Bridge

Pasear por la orilla del río es una delicia y no nos podemos perder los escaparates de estilo antiguo de las tiendas. El puente lo construyó William Pulteney ,en el XVIII, con el objetivo de abrir la ciudad más allá del río.

La construcción fue dificultosa y los habitantes se oponían a las tiendas, ya que consideraban que le daría a la ciudad un aire medieval. Cuando se inauguró muy pocos quisieron alquilar los locales. El diseño original se veía amenazado por inundaciones y tormentas y los dueños modificaron las ventanas. En 1.936, el Ayuntamiento compró las tiendas que seguían en pie.

Otro de los lugares emblemáticos de la ciudad son los Bath Assembly Rooms, el lugar de ocio más glamuroso. Fueron inaugurados en 1.771 como punto de reunión de la alta sociedad. Se utilizaban para jugar a las cartas y se organizaban bailes y conciertos. Es una gozada contemplar sus majestuosas lámparas, arañas de cristal, originales del XVIII.

Escena de la película La joven Jane Austen

Escena de la película La joven Jane Austen

“Ser aficionado al baile era un paso inevitable para enamorarse”Jane Austen

Inevitable recordar de nuevo momentos de las novelas de Jane. Por estos salones también se dejó ver Dickens.

Hoy, en el piso inferior, hay un Museo de la Moda.

Ni se te ocurra irte de Bath, sin probar el delicioso bollo de Sally Lunn y visitar la panadería donde cocinaba sus apetitosas recetas. El edificio de Sally Lunn data de la época medieval, aunque posteriores excavaciones han descubierto que anteriormente este lugar lo ocupaba un edificio romano.  Poco se sabe de Sally, una joven refugiada francesa que llegó a Bath en 1.680 y fundó una panadería. En la actualidad también es un restaurante, ¿te apetece una cena romántica a la luz de las velas?.

Teatro Real- Bath

Teatro Real- Bath

El Teatro Real de Bath, es otro hermoso edificio georgiano y uno de los teatros más antiguos de Gran Bretaña.

Hay que perderse en sus parques y jardines, como el Henrietta Park.

Henrietta Park- Bath

Henrietta Park- Bath

Si hay un lugar mágico en Bath es el Prior Park, con su puente de estilo palladiano situado en el corazón de sus jardines. Diseñado por John Wood para el empresario Ralph Allen, es el rincón perfecto para tener una cita con Mr Darcy : )

“En vano he luchado. No quiero hacerlo más. Mis sentimientos no pueden contenerse. Permítame usted que le manifieste cuan ardientemente la admiro y la amo.”. Mr Darcy- Orgullo y Prejuicio (Jane Austen).

La muerte del padre de Jane supone una ruptura con esta etapa de su vida. La situación económica familiar era pésima y uno de los hermanos Austen se hizo cargo de las mujeres de la familia.

Pues nada, preparamos el baúl y las maletas y nos marchamos a Chawton, en el condado de Hampshire.

Jane abandona Bath, una ciudad idílica y señorial, donde la escritora no fue nunca muy feliz.

Su hermano Edward había sido adoptado por una familia adinerada y era el dueño de una increíble mansión que hoy en día es una biblioteca y un centro dedicado al estudio de la literatura escrita por mujeres. En la finca había un precioso cottage estilo regencia, muy luminoso que les permitiría llevar una vida feliz y tranquila y era lo suficientemente amplio para poder recibir a las visitas. En el huertecito y en el plácido jardín de estilo inglés, cultivaban frutas y verduras, daban pequeños paseos.

En esta casita de ladrillo rojo se instaló con su madre, su hermana y su mejor amiga Martha Lloyd. Martha se hizo famosa por recopilar las recetas de cocina que se preparaban en la casa.

A mi me gusta imaginármelas en el saloncito, compartiendo tertulias, lecturas y chismes, reuniéndose con los amigos .

Tenían apenas 30 años y ya eran consideradas unas solteronas. Se las pedía invisibilidad y estar al tanto del cuidado de sus sobrinos. ¡Ménudo panorama!

Jane adoraba Chawton, encontró paz y serenidad. escribía muy a gusto, revisaba lo escrito y daba rienda suelta a su creatividad. Con la ayuda de su hermano comenzó a publicar algunas de sus novelas. Se sentaba en una mesita muy pequeña, mientras fingía llevar las cuentas de la casa y ¡vaya joyitas que escribió esa pluma!. Su talento siempre trataba de superar las dificultades del entorno.

Hoy esta casa es un museo y pasear por sus habitaciones te llena de emoción.

Cuando Jane se puso malita , la trasladaron a la ciudad de Winchester para consultar con un médico.

Alquiló con su hermana una habitación en College Street. Dicen que siempre fue consciente de su enfermedad y la afrontó con entereza, conservando su carácter dulce y risueño y mostrándose atenta y cariñosa con quienes la rodeaban y cuidaban. Se apagó rápidamente y en paz. Murió el 18 de Julio de 1.817.

El día 24 del mismo mes fue enterrada en la magnífica catedral de Winchester.

La catedral es pura belleza de estilo gótico y quizás la mayor atracción de esta encantadora ciudad, con sabor británico y mucha, mucha historia.

Winchester era la capital del antiguo reino de Wessex, el cuartel general de los anglosajones antes de la invasión normanda. El Gran Guillermo el Conquistador, que derrotó a los anglosajones, levantó un castillo del que solo perdura el Great Hall.

Bien, pues en el Great Hall se encuentra la legendaria y mítica Tabla Redonda del Rey Arturo…. pero eso ya es otra historia.

Hoy hemos acompañado a Jane Austen, hemos recorrido los lugares que sirvieron de inspiración para esos relatos que hoy  nos siguen entusiasmando y tan buenos ratos nos hacen pasar.

¡Un placer perderse por la campiña inglesa! y…con Mr Darcy… ¡mucho más! : )

Anuncios

8 comentarios

Archivado bajo ciudades y libros, Jane Austen, lugares con encanto literario, Tour Literario. Condados de Inglaterra

Persuasión- Jane Austen

1ab40808c2b61e7f63b18173fab6419a

“Soy mitad agonía, mitad esperanza”PersuasiónJane Austen.

45d3b4e3ca3feeb1123244b4b4241653

Anne Elliot- Donald Hendricks

Siempre me dejo persuadir por Jane Austen, es “una verdad universalmente reconocida“que esta escritora me conquista y que sus historias, su forma de contar, me enganchan : )

Me encanta volver a ella una y otra vez. Raro es el año que no releo alguna de sus novelas.

Esta vez le ha tocado el turno a Persuasión y me ha gustado reencontrarme con su protagonista, Anne Elliot, su heroína femenina más lograda y perfilada.

Anne Elliot- Persuasión

Anne Elliot- Persuasión

La familia Elliot (Persuasión 2007)

La familia Elliot (Persuasión 2007)

Anne es una jovencita de buena familia, dulce, inteligente, observadora y con un carácter sereno, tímido. Es una mujer de principios y tiene sus propias ideas, cuando se la escucha y se decide a hablar salen a la luz su brillantez y claridad de pensamiento, un pensamiento muy avanzado para la época .

Disfruta con la literatura y la música y sus gustos son elevados.

Se muestra en un segundo plano, su padre y sus hermanas ya se encargan de dar la nota y destacar, y no siempre de forma apropiada.

El baronet, el señor Elliot, es un hombre vanidoso, presumido, más preocupado de las frivolidades, de la apariencia, que de manejar con mano firme sus posesiones e interesarse por dar cariño y bienestar a sus hijas.

Es un personaje casi caricaturesco y Austen se sirve de él, de forma magistral, para mostrarnos esa sociedad de la época, anclada en convencionalismos sociales, prejuicios y normas rígidas y estrictas.

Nuestro amigo, el baronet, empieza a ver como su mundo se tambalea, ha dilapidado la fortuna de la familia a lo loco, sin control ni gestión, buscando vivir rodeado de lujo. Los Elliot son importantes, o se creen muy importantes,  tienen que demostrar continuamente que lo son y que se codean y alternan con lo mejorcito de la sociedad.

La hermana mayor, Elizabeth, es el ojito derecho de papá, porque comparte su forma de pensar y de vivir, es igual que él.

Mary, la pequeña, una mujer egoísta y superficial, cree que el mundo gira alrededor de ella. Se ha casado con el heredero de una familia de la burguesía agraria y por supuesto se considera por encima de ellos.

¡ Ay Mary!, cuánto tienes que aprender de tu marido y de sus padres. Sin tanto refinamiento, cultura y elegancia viven en el mundo real y su casa es un hogar, el hogar que a ti, a tu padre y a tus hermanas os falta.

La madre de estas chicas, que debía de tener más cabeza que el padre y  una personalidad parecida a la de Anne, murió muy joven y dejó a su amiga, la señora Russell, pendiente del cuidado de sus pequeñas.

Para Anne, la señora Russell, es como una madre y las dos tienen un vínculo muy fuerte. Los consejos y el enorme cariño de esta mujer son importantes y fundamentales en su vida. Lo son tanto, que uno de estos consejos cambiará de forma decisiva su destino.

Anne tiene diecinueve añitos y, durante un verano, vive un amor maravilloso y correspondido, ese primer amor que no se olvida. Ha conocido a Frederick Wenworth y su historia tiene pinta que no va a ser nada fácil. El no es de buena familia, tiene intención de forjarse un futuro como marino. Un muy incierto y no bien visto ni apropiado para una señorita de la alta sociedad.

Anne debe tomar una decisión. Apoyada firmemente por la señora Russell, decide romper su relación con Wentworth. El honor de la familia está por encima de todo y ella está convencida de que es lo mejor para los dos.

Rupert Penry Jones como Captain Wentworth ~ Persuasion (2007)

Rupert Penry Jones como Captain Wentworth ~ Persuasion (2007)

¿Ha hecho lo correcto?, ¿quién puede saber esto con certeza?…¡Terrible renuncia!.

¿Se le ha ido de las manos esta vez la situación a Mrs Russell?, probablemente si, claro, pero adora a su Anne y no quiere verla sufrir.

Nuestra época, no es su época y las opiniones de las mujeres eran tenidas en cuenta muy poquito… vamos, que no contaban para nada. Anne estaba obligada a hacer un buen matrimonio, el amor es lo de menos.

Sin embargo, la vida fluye y trae sorpresas, por una serie de casualidades, Anne vuelve a reencontrarse con su antiguo amor. Ella ya tiene veintisiete años, una edad difícil  para encontrar un buen partido y casarse. Él regresa victorioso, ha hecho fortuna como un atractivo, valiente y gran capitán que ha luchado contra Napoleón. Es perfecto, honorable, recto, afectuoso, sensible…¡lo tiene todo!.

El apacible, rutinario y aburrido mundo de Anne, se ve perturbado. ¿Qué pasará?, ¿resurgirá el amor?, ¿el capitán será capaz de perdonarla?…ummm ¡qué nervios!, ¡cuánta tensión!.

¿Qué pensará Wentworth?, ¿es imposible averiguar sus sensaciones y verdaderos sentimientos?. Ya no son dos jovencitos, la madurez y la seguridad en sí mismos les muestra las cosas de una manera distinta y todo es pausado y meditado.

El tono de la novela cambia y se vuelve melancólico y sensible. Todo bulle en torno a Anne y Wentworth, pasan muchas cosas, los chismes, los acontecimientos les van llevando a descubrir sus emociones.

Los pequeños detalles, hasta el simple roce de una mano, son de un bonito romanticismo. Los paseos de Anne reflexionando, en los que el bosque y el mar adquieren un gran protagonismo, están descritos con exquisita delicadeza, con ese estilo elegante de Austen, que tanto me gusta.

Pero las aventuras y desventuras de Anne, no son mi relato favorito de Austen. Persuasión es puro universo austenita y tiene todas sus características, sin embargo, por mucho que lo intento no consigo ver el divertido humor de Orgullo y Prejuicio o de Sentido y Sensibilidad, que me parecen mucho más redondas, geniales, perfectas.

No niego que se nota que estamos ante una novela madura y que está increíblemente bien escrita pero no, no termino de conectar del todo. Noto cierta perdida de frescura y de encanto.

Ufff, cuesta decir esto y me resulta bastante atrevido, estamos hablando de la gran Jane Austen y de Persuasión, todo un clásico.

Este verano me lleve una maravillosa sorpresa al leer Sanditon, su novela inacabada, que probablemente hubiera sido su obra maestra. Sus poquitas páginas me despiertan mucho más interés. Encierran toda la ironía y maestría de Austen, de una forma sutil e inteligente, en un tono que me gusta.

Que estos comentarios no te persuadan : ). Que no te engañen y te lleven a decidir no descubrir esta novela por ti mism@.

Encontrarás momentos brillantes; vas a leer una de las cartas más emotivas, sinceras y tiernas que se han escrito, vas a ser testigo de una gran declaración de amor.

Asistirás a un gran debate: ¿ quién ama más?, ¿quién siente más?, ¿un hombre o una mujer?.

Siempre es un placer leer a Jane Austen.

9 comentarios

Archivado bajo I Edición Nos gustan los Clásicos, Jane Austen, lectura conjunta, Libros favoritos, reseñas, reto literario, Tertulias virtuales