RELATOS DE DOROTHY PARKER- El señor Durrant- #adoptaaunaautora

Dorothy Parker

Dorothy Parker

El relato que os traigo hoy, El señor Durrant, se publicó en el American Mercury. Cuentan que su tono amargo y sombrío provocó que algunos de los miembros de la Tabla Redonda del Algonquin arrugaran el ceño.

Dorothy acababa de superar un nuevo intento de suicidio, esta vez con somníferos, se encontraba sumida en una profunda depresión. En 1.925 desapareció de la vida social neoyorquina y se dedicó a escribir poesía.

Sus poemas se editaron con el título Enough rope (cuerda suficiente), un título muy significativo de la situación en la que se encontraba nuestra amiga.

Jennifer Jason Leigh como Dorothy Parker

Jennifer Jason Leigh como Dorothy Parker en la película de Alan Rudolph

En una de las fiestas a las que acudía conoce a Seward Collins, el editor de The Bookman, probablemente una de las mejores revistas literarias del momento. Se enamoraron y Parker revive, resurge otra vez de sus cenizas.

Juntos viajaron a la Costa Azul y allí nuestra escritora se encuentra con Hemingway, Dos Passos y Fitzgerald. ¡Tremendo trio! : )

Al regresar a Francia, allá por el año 1.926, Enough Rope, iba nada más y nada menos que por la octava edición.

Este éxito y el amor de Collins fueron el motor, la energía suficiente para que Parker dejara de beber, se reorganizara. El New Yorker la contrató como cronista literaria, con una columna propia, Constant Reader.

El relato del Sr Durrant es triste, oscuro y desasosegante. Parker es única explorando en las relaciones de pareja, la incomunicación y los juegos de las apariencias. Siempre bucea profundamente en las contradicciones del ser humano.

Nos muestra la realidad y la intimidad de los “héroes” del aparente feliz way of life americano, y que por mucho que queramos poner distancia no están tan lejos de nosotros. Nos vemos reflejados en todo lo bueno y lo malo que conllevan las relaciones y costumbres sociales.

La frustración, la impotencia y cierta sensación de vacío, de caminar sin rumbo, acaba aflorando. Parker , bueno y todos, sabemos que esa forma de vida superficial, frívola, siempre pendiente de las apariencias, no ayuda a encontrar la autenticidad, la felicidad.

Ilustración de J.C Leyendecker

Ilustración de J.C Leyendecker

El Sr Durrant es un padre de familia de clase media. Un hombre trabajador, que poco a poco ha ido consiguiendo cierto éxito. De cara a la galería es un buen esposo, un buen papá pendiente de que nada perturbe la paz de su “hogar dulce hogar”. Es todo lo que se espera de un hombre y de su “virilidad”.

Dorothy critica con dureza y un tono muy socarrón e ingenioso esa sociedad llena de prejuicios, que ahoga sus sentimientos y deseos, incapaz de actuar con naturalidad. Observa lo cotidiano y siempre sabe darte una sorpresa. Maneja de forma magistral los giros inesperados.

Los valores, los principios y las tradiciones son importantes para Durrant, un hombre de verdad, con autoridad, ¿un individuo sin fisuras, sin tacha?… bueno, bueno, nuestro amigo cuenta con sus secretillos.

Tiene una debilidad; le gustan las mujeres. Su última conquista ha sido Rose, su propia secretaria. Este hombre de una forma despreciable busca en sus conquistas una satisfacción que no encuentra en casa, conquista por el mero hecho de sentirse poderoso y esconde unos sentimientos misóginos, oscuros y machistas hacía la mujer. Nos relata su “historia de amor” con una frialdad que roza la crueldad y cuando el affaire se complica no duda en recomendar a su amante que aborte, incluso se lo paga.

By Tom Lovell

By Tom Lovell

Mientras se plantea si comprar o no un perrito a sus peques, sigue tonteando con otras mujeres. ¡Vaya con el Sr Durrant!.

¡Un relato sobre un aborto!.. “para las mujeres de la alta sociedad de Nueva York, un mero trámite”.

Estamos en los años 20 y la palabra ni se menciona, pero el atrevimiento de Parker es muy muy grande. La crítica a los claroscuros de la sociedad es implacable.

¿Dónde está el señor, el caballero?. ¡Ay!, Sr Durrant, si se supiera cómo es usted realmente. Su mundo se tambalearía y se lo merece. No solo engaña a todos, se está engañando a si mismo. Por desgracia, aún quedan muchos Durrant.

Clase de educación sexual en 1929

Clase de educación sexual en 1929

Rose, la secretaria, es una mujer dependiente, la víctima del hombre. La mordacidad e ironía de Parker no tiene límites. Ni los hombres ni las mujeres son santos, aquí hay para todos y precisamente a ella, como mujer, le inquietan, desconciertan y preocupan mucho más ciertos comportamientos femeninos que no nos dejan en muy buen lugar.

No olvidemos que estamos en un momento en el que la mujer comienza a sentirse “moderna”, “libre” y “despierta”. Accede al mundo laboral y tímidamente es consciente de su capacidad para conseguir sus sueños y metas. Huye y rechaza de plano los convencionalismos y las normas sociales. Se niega a ser lo que se espera de ella; una perfecta mujer florero, ama de casa calladita y sumisa, novia y amante divertida, alegre, sin voz ni pensamiento propio.

Las flappers están de moda. Jóvenes, rebeldes y atrevidas siempre desafiando el universo masculino. Opinando de todo, rechazando el compromiso e incluso disfrutando de su sexualidad abiertamente sin admitir lecciones de moralidad.

Curiosamente las chicas de los relatos de Parker están un poco perdidas, desconcertadas. A veces ridículas, otras frívolas, frustradas e impotentes buscando siempre el amor y la protección del hombre. Y ahí está el atrevimiento, la verdad y la inteligencia de la escritora que nos muestra ese lado femenino  bochornoso y terrible.

En sus páginas te encontrarás mujeres que esperan desesperadamente la llamada de un hombre que nunca llega, que solo son felices si reciben la atención masculina, capaces de hacerse las tontas ante una infidelidad o una mentira, o lo que es peor utilizar a su pareja para medrar socialmente.

El estilo sereno, elegante, divertido pero cruel de Dorothy nos recuerda unos comportamientos que salvando las distancias y el tiempo se repiten. ¿Hemos cambiado tanto?, no lo creo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Adopta una autora, Dorothy Parker, reseñas, reto literario

Flush- Virginia Woolf

Flush- Virginia Woolf

Flush- Virginia Woolf

“Tenía ese matiz especial marrón oscuro que reluce al sol, como el oro. Sus ojos eran unos ojos color avellana. Las largas orejas le enmarcaban la cabeza como una capota, sus piececitos estaban endoselados con mechones y la cola era ancha.”

Pintado por Vanessa Bell

Pintado por Vanessa Bell

Flush, es un perro, un cocker spaniel, con carácter y personalidad propia y al que, inevitablemente, vas a coger mucho cariño.

Es tan inteligente, que solo le hace falta hablar, o eso decía mi abuela de todos sus perros ; )

Virginia Woolf, de una forma mágica y genial consigue que Flush nos cuente… y tiene mucho que contar.

Alguien tenía que darle voz a este perrito y nadie mejor que Woolf para hacerlo…¡Qué manera de escribir!, ¡qué relato tan delicioso!.

Flush no es cualquier perro, entre otras cosas, porque va a pasar toda su vida acompañando, queriendo y cuidando a su ama, la poetisa Elizabeth Barret Browning. Llegaron a convertirse en cómplices y fueron inseparables.

Es un spaniel de pura raza, de rancio abolengo y con grandes antepasados en su árbol genealógico ; )

Se crió en una granja de Reading, en la casa de Mary Russell Mitford, una íntima amiga de Elizabeth. Todo apuntaba a que su vida iba a transcurrir felizmente libre en el campo. No, nuestro amigo tiene otro destino y le esperan sorpresas y otras aventuras.

 

La actriz Norma Shearer como Elizabeth Barrett-Browning en The Barretts of Wimpole Street,

La actriz Norma Shearer como Elizabeth Barrett-Browning en The Barretts of Wimpole Street.

A los pocos meses de nacer, se convierte en un regalo para Elizabeth, que vive convaleciente, sin apenas salir de su habitación en la casa familiar de Londres, en Wimpole Street.

La poetisa Elizabeth Barret es estimada y admirada por su coraje y por la independencia de sus puntos de vista. Entre su corte de admiradores se encontraba la genial Emily Dickinson, que según cuentan, como cualquier fan, tenía un cuadro con una fotografía de Barrett en su habitación : )

Barret siempre se preocupó por la manera de corregir muchas injusticias sociales y se atrevió a denunciarla en sus poemas. El comercio de esclavos, el trabajo en condiciones precarias de los niños en minas y fábricas e incluso la falta de libertad y de opinión de las mujeres en la sociedad victoriana, son algunos de sus temas.

Tenía unas ideas muy claras respecto a la esclavitud y apoyó la causa abolicionista, lo que probablemente provocó algún que otro enfrentamiento con su padre.

Maureen O'Sullivan, “The Barretts of Wimpole Street”, 1934 Movie Scans website: http://www.doctormacro.com/

Maureen O’Sullivan, “The Barretts of Wimpole Street”, 1934 Movie Scans website: http://www.doctormacro.com/

Elizabeth nació en 1.806, en Cochoe Hall, cerca de Dunham. Su padre, Edward Multon Barrett poseía una rica y extensa plantación de azúcar en Jamaica.

Elizabeth, a la que llamaban “Ba” , vivía según lo que se esperaba de una señorita de su posición. Montaba a caballo, paseaba y disfrutaba de picnics, tomaba el té, recibía visitas y participaba en funciones teatrales caseras.

Los libros ocupaban un lugar muy muy importante en su vida, quizás buscando alejarse del bullicio social de su familia. Muchos años después comentó:  “Los libros y los sueños eran lo que vivía y la vida doméstica sólo parecía moverse suavemente alrededor, como las abejas sobre la hierba”.

A los cuatro años había comenzado a componer versos. Desde muy pequeñita le apasionaban las historias de Inglaterra, Grecia y Roma y leía a Shakespeare. Necesitaba saber, aprender, llegó incluso a conocer el suficiente hebreo como para leer el Antiguo Testamento

Siempre tuvo predilección por las obras de Tom Paine, Voltaire, Rousseau y Mary Wollstonecraft, lo que ya era un síntoma de su interés y preocupación por los derechos humanos.

Elizabeth fue educada en casa por un tutor, el mismo que preparaba a su hermano para entrar en Charterhouse. Su amistad con Hugh Stuart Boyd, un catedrático helenista ciego, que vivía con su esposa e hija muy cerca de su casa, fue fundamental y fomentó su entusiasmo por la literatura griega clásica.

Una casa señorial de una plantación de Jamaica

Una casa señorial de una plantación de Jamaica

A los once o doce años compuso un poema épico, La batalla de Maratón, que fue impreso de manera privada por su propio padre. La mayoría de las cincuenta copias que se publicaron permanecieron en casa de los Barrett. Este poema es la más rara de sus obras.

En 1.832 el universo de los Barrett se tambalea. Las plantaciones jamaicanas han sido mal administradas y sufren graves pérdidas. No se pueden mantener el lujo de mantener la finca y sufren la tristeza y vergüenza de tener que ofrecerla en subasta pública ya que los acreedores comienzan a acosar.

La señora Barrett había muerto en 1.928 y Mr Barrett y sus hijos se fueron a vivir a Sidmouth en la costa sur de Devonshire.

Puede que se eligiera esta ciudad del sur de Inglaterra debido a la preocupación por la salud de Elizabeth. No se conocen muy bien cuales eran los síntomas de su enfermedad. Cuentan que a la edad de quince años y tratando de ensillar su pony se había herido en una columna vertebral y que siete años después una rotura de un vaso sanguíneo en el pecho provocó que su salud fuera tremendamente frágil y una tos crónica. Lo que si es cierto es que su padre cuidaba de ella celosamente y puede que de una forma un poco asfixiante.

Vivieron durante tres años en varias casas alquiladas en la ciudad costera y, en 1.835, se trasladaron a Londres donde establecieron su residencia permanente, en el 50 de Wimpole Street.

Para Elizabeth fue un golpe muy duro alejarse del mar y no le gustó su nuevo destino, pero descubrir las posibilidades de la ciudad y sus actividades literarias y artísticas muy pronto le alegró y motivó y pronto comenzó a ser conocida en los círculos culturales y publicaba sus poemas. 

Comienza su amistad con Mary Russell Mitford, que nos la describe como “una figura ligera y delicada, con una lluvia de rizos oscuros cayendo a cada lado de una cara más expresiva, ojos grandes y tiernos, ricamente bordeados por pestañas oscuras y una sonrisa como un rayo de sol “.

Cuando se da a conocer Los Serafines y Otros Poemas, a pesar de su excesivo drama y moralismo, muchos críticos hablaban de su personalidad, de la belleza de sus escritos y de un futuro prometedor. Quizás hoy en día su gran misticismo y sentimentalismo nos resulte un poco chocante, sin embargo para los victorianos eran muy populares.

Barrett es golpeada de nuevo por su enfermedad y una ulceración tuberculosa de los pulmones, y por insistencia de su médico, le llevan a mudarse a Torquay, en la costa de Devonshire. En febrero de 1.840, su hermano Samuel murió de fiebre en Jamaica y su hermano favorito Edward (‘Bro’), se fue con ella a Torquay y ese verano se ahogó por accidente.

El abatimiento es terrible, no tiene fuerzas, ni lagrimas ni palabras para expresar su dolor. Barrett escribió a Mitford:  “…Estoy muy cerca de la locura, locura sin esperanza absoluta”.

Regresó a la calle Wimpole en 1.841.

Pasaba la mayor parte de su tiempo sin salir de su cuarto de arriba y poco a poco comenzó a recuperar la salud, viendo siempre a muy pocas y seleccionadas personas, a parte de su familia más cercana.

Y aquí aparece el maravilloso regalo, la sorpresa y la ilusión; el pequeño perrito “Flush”, que se convertirá en su gran amigo y compañero.

Norma Shearer en la película The Barretts of Wimpole Street (1934), fotografiada por George Hurrell.

Norma Shearer en la película The Barretts of Wimpole Street (1934), fotografiada por George Hurrell.

Flush siente, siente mucho y oye. Olisquea percibiendo con extraordinaria sensibilidad y mucho sentido del humor todo lo que le rodea. No se le escapa nada. Es increíble el espectáculo sensorial que nos muestra su olfato.

Flush , en la oscura y melancólica habitación donde está recluida su ama, percibe todo lo que acontece a su alrededor. Reconoce todas las emociones de su dueña y detecta el más mínimo cambio en su estado de ánimo. La fidelidad y el cariño es muy grande.

Con una divertida e irónica visión “perruna” nos cuenta como era esa sociedad victoriana llena de reglas y prejuicios, de convencionalismos y somos testigos de la situación de la mujer que se ve obligada a luchar desesperadamente y contra todas las rígidas normas sociales para conquistar su libertad.

La poesía de Elizabeth atrajo a Robert Browning, uno de los escritores más populares del país. Se decidió a escribirla: 

“Amo tus versos con todo mi corazón, querida Miss Barrett”. 

Mantuvieron correspondencia durante un tiempo. Browning y Barrett se encontraron en la habitación de la escritora y comenzó su historia de amor. 

¿Quién es este hombre que pretende rivalizar con él por el amor de su ama? ummm, creo que a Flush no le va a caer muy bien Mr Browning, hay que marcar territorio y darle un toquecito de atención así que…¡Toma, varios mordisquitos en la pierna!.

¿Terminarán por caerse bien el perro y el poeta? Creo que sí, los sentimientos de Browning por Elizabeth son reales y el amor cambia para siempre la vida de su ama y por supuesto la del perrito.

El romance se llevó a cabo en secreto. Elizabeth y sus hermanos sabían que su padre desaprobaría esta historia.

Se casaron a escondidas en la Iglesia Parroquial de St. Marylebone, pasaron la luna de miel en París. En septiembre de 1.846 decidieron establecerse en Italia.

El cambio, el contraste entre la encorsetada sociedad victoriana y la libertad y sensualidad de Italia emborrachan de vitalidad, alegría, ilusión  y ganas de vivir a Flush y a Elizabeth, que se abandonan al puro deleite y disfrute.

Flush corre libre, disfrutando de los olores y sabores de Florencia, saboreando cada momento como el perro curioso, ingenioso y glotoncete que es. Si le sigues vas a callejear con él  por las calles de la ciudad. Paseos especiales, muy sensoriales y divertidos. ¡Qué percepción la de este perro!.

Elizabeth y Flush por fin son ellos mismos.

El señor Barrett desheredó a Elizabeth. Ella había previsto el enojo de su padre, pero no esperaba el disgusto de sus hermanos, que vieron a Browning como a un cazafortunas.

Mientras, los Brownings eran muy respetados en Italia, e incluso famosos. Elizabeth cada vez más feliz y  más fuerte, después de varios abortos, dio a luz a un hijo, Robert Wiedemann Barrett Browning, a quien llamaron Pen.

La pareja llegó a conocer un amplio círculo de artistas y escritores, incluyendo a William Makepeace Thackeray, la escultora Harriet Hosmer  y Harriet Beecher Stowe. En 1.849 conoció a Margaret Fuller y a la novelista francesa George Sand, a quien Elizabeth admiraba desde hacia mucho tiempo.

Cuando murió una vieja amiga y después de la muerte de su padre, la salud de la escritora se desvaneció de nuevo. Se trasladó de Florencia a Siena, residiendo en la Villa Alberti. La política italiana le preocupaba y absorbía, apoyaban el Risorgimento italiano.

Publicó un pequeño volumen de poemas políticos titulados Poemas ante el Congreso, que le sirvieron para ser etiquetada como una fanática en Inglaterra.

En 1.860 volvieron a Roma. La hermana de Elizabeth, Henrietta, había muerto. Estas noticias la debilitan y deprimen y se ve obligada a usar morfina para aliviar su dolor.

Murió el 29 de junio de 1.861 en los brazos de su marido. Browning dijo que murió:  “sonriente, feliz, y con una cara como la de una niña”.

Casa Guidi- Florencia

Casa Guidi- Florencia

Fue enterrada en el cementerio protestante inglés de Florencia. Cuentan que las tiendas cercanas a la Casa Guidi fueron cerradas y que Elizabeth fue llorada con mucho sentimiento por los habitantes de la ciudad.

Flush es una novela con encanto, sencilla y conmovedora. Sin embargo, estamos leyendo a Woolf y hay mucho de su ingenio y originalidad, de su perspicacia. El relato tiene muchos niveles, esconde mucho y disfrutas desde la primera a la última página.

Woolf siempre necesita llegar a lo más oculto, a la profunda psicología de sus personajes. En este caso necesita desesperadamente conocer las motivaciones, el alma de este perrito. Intenta registrar sus  estados de conciencia  y creo que lo consigue magistralmente.

Flush es muy real, su monologo interior nos permite conocerle perfectamente.

Woolf acababa de terminar de escribir “Las olas” y estaba leyendo las cartas de Barrett. Escribió Flush como un juego, como algo más ligero.

“Flush, en otras palabras, es una Woolf en ropa de perro”, comenta Alison Light en su introducción a la edición Penguin Classics. Woolf nos habla a través de este perro.

Merece la pena conocer a Flush y vivir con él sus aventuras, disfrutar de su compañía y escuchar todo lo que tiene que decirnos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2 comentarios

Archivado bajo Elizabeth Barrett Browning, Libros favoritos, reseñas, Robert Browning, Virginia Woolf

La reina y su corte en el hotel Algonquin-Dorothy Parker #adoptaunaautora

La mesa redonda del Algonquin- caricatura de Al Hirschfeld

La mesa redonda del Algonquin- caricatura de Al Hirschfeld

“Bebe y baila, ríe y miente, ama, toda la tumultuosa noche, porque mañana habremos de morir”Dorothy Parker.

Dorothy Parker

Dorothy Parker- caricatura de Al Hirchsfeld

Érase una vez una ciudad llamada Nueva York, hace ya mucho tiempo, en los llamados “locos años veinte”, cuando la gente solo quería divertirse, huyendo del miedo a la fugacidad del tiempo y conociendo lo terrible que puede llegar a ser el comportamiento del ser humano.

Esta ciudad tenía una reina, llamada Dorothy Parker.

La reina Parker es querida y veneraba por su inteligencia. Era divertida, original, ocurrente, diferente, única, pero ¡ojo! que su lengua podía ser mordaz y disparaba con bala, no dejaba títere con cabeza.

La reina era sabia y tenía una corte  formada por escritores, periodistas, críticos literarios, actores, lo mejorcito de la intelectualidad del momento. Una revista llamada Vanity Fair dictaba lo que estaba de moda, y Dorothy publicaba allí sus  relatos y poemas, permitiéndose realizar sus críticas teatrales, divirtiendo y asustando a la vez.

Sin embargo, su vida era tormentosa y la reina estaba triste, no era feliz.

Necesitaba estar continuamente rodeada de sus amigos, buscando siempre estar en el lugar oportuno, donde todo pasa. Porque a Parker le apasionaba escribir y se vaciaba cuando lo hacía, se entregaba. Lo cuenta todo con talento y rebeldía.

Círculo Vicioso

Círculo Vicioso

Siempre comportándose como una chiquilla traviesa, incluso frívola, envuelta en una espiral de autodestrucción, huyendo de sí misma…la gran, la grandísima Dorothy Parker y su leyenda.

Rodeada de amigos, maridos, amantes, estaba en boca de todos. Todo Nueva York amanecía, después de una noche de fiesta y glamour, repitiendo la frase: “cómo dijo Dorothy Parker…”

Después de la I Guerra Mundial, Parker se reunía en el hotel Algonquin con algunos amigos. En Junio de 1.919, el agente teatral John Toohey organizó una cena de bienvenida con amigos para Alexander Woollcott, crítico de teatro del New York Times, que volvía de la guerra. Fue tan divertido y lo pasaron tan bien que decidieron reunirse periódicamente en el Salón Pérgola del hotel.

La mesa redonda del hotel Algonquin

La mesa redonda del hotel Algonquin

Al principio la mesa de tertulias era cuadrada y haciendo un guiño a los caballeros artúricos , decidieron trasladarse al Salón Rosa donde las mesas eran redondas. Inicialmente se hacían llamar La Comisión, como eran servidos por un camarero que se llamaba Luigi, eran La Comisión Luigi. Finalmente eran conocidos como El Círculo Vicioso, la mesa redonda del hotel Algonquin.

Dorothy llegó a vivir allí, en este hotel de la calle 44 Este de la ciudad de Nueva York  . En su suite, las fiestas y juergas  eran sonadas y en su cama se despertaron muchos amantes.

La escritora abría el camino a una mujer “moderna”  que quería tomar las riendas de su vida y de su sexualidad, una mujer libre y alejada de los estereotipos y convencionalismos, alérgica al matrimonio y muy atrevida en sus opiniones. Buscaba la igualdad en sus relaciones con los hombres.

Escena de la película la Sra Parker y el Círculo Vicioso. Dirigida por Alan Rudolph

Escena de la película la Sra Parker y el Círculo Vicioso. Dirigida por Alan Rudolph

Una vez el presidente Kennedy dijo: “Cuando era chico tenía tres sueños: ser un héroe al estilo Lindberg, aprender a hablar chino y convertirme en miembro de la mesa redonda del hotel Algonquin”. 

Le entiendo Mr President, siento la misma fascinación por este grupo de genios ; )

A esta mesa redonda solo llegaban los “elegidos”, los “exquisitos” y “privilegiados” intelectuales. Se comentaría todo con ingenio y maldad y también tendría cabida lo frívolo, un buen cotilleo nunca falta en una sobremesa.

Las tertulias comenzaban a la hora del almuerzo y se prolongaban hasta bien entrada la noche. Hablar de lo divino y de lo humano, de la cultura, política y la sociedad es mejor hacerlo con una copa de champan, un martini o jugando una partidita de póker, ¿no te parece?

Los caballeros y damas de esta corte, este “Círculo vicioso”, eran entre otros : Franklyn Adams, el escritor de moda y uno de los más importantes del momento; Robert Benchley de la revista Vanity Fair; Robert Sherwood, ganador de cuatro premios Pulitzer; el crítico de teatro Alexander Woollcott; directores de teatro como George Kaufman o la guionista y escritora Edna Ferber y Harold Ross fundador de la revista New Yorker. Más tarde se unirian al grupo otras celebridades como Harpo Marx o Douglas Fairbanks.

Salvo Edna, casi todos los integrantes del club eran hombres y ninguno podía competir con Parker.

Probablemente la revista literaria New Yorker sea la mejor del mundo. En ella han publicado casi todos los grandes autores norteamericanos La revista nació en este hotel.  Ross ganó una mano de póker y, con ese dinero , lanzó en 1.925 una publicación que, según Tom Wolfe: Ross no quería que en la revista se publicara nada demasiado cerebral o kantiano, ni demasiado exuberante, furioso o efusivo, ni demasiado bohemio, pretencioso o serio”.

Portada de la revista New Yorker  año 1926

Portada de la revista New Yorker año 1926

En el centro de todo, Dorothy, el nexo de unión. Por supuesto que conoció a Hemingway, Fitzgerald , Faulkner.

La reina se emborrachaba y cerraba todos los garitos y tugurios de la ciudad. La invitaban a fiestas en las mansiones de Long Island, ella detestaba a los ricos, una burguesía ociosa y corrupta que no sabía como gastarse el dinero,  sin embargo no podía evitar querer rodearse de ellos, en el fondo quería pertenecer a ese mundo…la desconcertante y compleja Parker. 

Cuentan que en una de estas fiestas, las que organizaba el magnate Swope, se inspiró Fitzgerald para crear los personajes de la novela El Gran Gatsby. Algunos de esos invitados habían pasado por la cama de Dorothy. 

En un speakeasy

En un speakeasy

Eran los años dorados, cuando eran jóvenes, libres, hermosos y malditos : ) ; ).

Viajes a París, estancias en Montparnasse y vacaciones en la Riviera Francesa, viviendo deprisa… Mientras tanto todo a punto de evaporarse como en un sueño.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2 comentarios

Archivado bajo Adopta una autora, ciudades y libros, Dorothy Parker, flappers, Locos años 20, lugares con encanto literario, reto literario

Tour Literario. Condados de Inglaterra- Somerset y Hampshire

Reto: Tour literario. Condados de Inglaterra. Organizado por Carmen Forján

Reto: Tour literario. Condados de Inglaterra. Organizado por Carmen Forján

La lectura de los libros de Jane Austen nos permite realizar un delicioso viaje en el tiempo, un paseo por los condados de Hampshire y Somerset, en el sur de Inglaterra.

Jane, siempre es una buena compañera de viaje : )

 

Austen, nació en Steventon, un pequeño pueblo situado en el norte del condado de HampshireSin embargo,ciudades como Bath, Chawton, Winchester, tuvieron una gran importancia para ella.

Otoño en un lago de Somerset

Otoño en un lago de Somerset

El condado de Somerset

El condado de Somerset

La campiña inglesa, sus encantadores y pintorescos pueblecitos y ciudades, fueron los escenarios imprescindibles, no solo en la vida de Jane, también de sus novelas. Siempre ese ambiente tan “cosy”, atractivo, tan british, que tanto me gusta.

Cottages

Cottages

 

 

 

 

 

¡Qué bien supo describirnos estos paisajes!, ¡qué maravilla es conocer de su mano el ambiente y la sociedad de la época!.

 

Steventon- Francis Frith Collection

Steventon- Francis Frith Collection

La primera parada de nuestro tour literario nos lleva a Steventon, donde, en 1.775, nació nuestra Jane.

Era la séptima hija del reverendo George Austen, el párroco anglicano de la rectoría de la localidad, y de Cassandra Leigh.

Desde bien chiquitina brillaba por su ingenio, agudeza y sentido del humor. Su apariencia tímida e introvertida escondía una gran capacidad de observación y de crítica. El reverendo Austen era propietario de una buena biblioteca y toda la familia eran ávidos lectores. En la rectoría eran frecuentes las representaciones teatrales.

Elizabeth Bennet interpretada por Keira Knightley

Elizabeth Bennet interpretada por Keira Knightley

Pero claro, ya sabemos que en aquel momento el mundo era por y para los hombres. Jane y su hermana Cassandra, asistieron durante un tiempo a un internado en Reading, sin embargo, fueron educadas prácticamente en casa. Las dos estaban muy muy unidas, eran confidentes. Papá, dejaba tímidamente y con precauciones que escribieran un poquito, que dibujaran.

Imagen de la película Orgullo y Prejuicio

Imagen de la película Orgullo y Prejuicio

Se las enseñaba lo justo y necesario para ser merecedoras de un buen matrimonio, su destino era ser esposas y madres. Los tutores, institutrices o sus propias madres eran los encargados de enseñar música, idiomas, pintura y lo más importante, a comportarse bien; un manual sobre la perfecta mujer florero. Atractivas, siempre calladitas y sin pensar.

El universo femenino no iba más allá del hogar, del saloncito de la casa. Ser mujer en esta época no era nada fácil y el panorama para la que no tuviera dinero o dote era mucho más terrorífico.

Jane consiguió con sus novelas evadirse de ese entorno de normas rígidas y convencionalismos que asfixiaba a las mujeres, un mundo para el que ella misma no estaba hecha. Tuvo la posibilidad de dar a conocer su opinión, su crítica entre inocente, astuta y de un humor inteligente. Sus relatos están protagonizados por heroínas inteligentes, temperamentales y con personalidad que tratan de huir del destino marcado.

La familia Bennet

La familia Bennet

Los Austen pertenecían a la burguesía rural inglesa, protagonista en muchas de sus historias. Un entorno estrictamente regulado donde la vida transcurría asistiendo a la iglesia, socializando con los amigos y vecinos, celebrando picnics al aire libre o veladas musicales, cenas, tertulias, tardes de té y algún que otro baile en los salones de las casas. Creo que Jane bailaba muy bien.

Mr. Darcy y Elizabeth

Mr. Darcy y Elizabeth

Poco se sabe de la vida sentimental de Jane, que nunca se casó. Cuando tenía 20 años, conoció al joven Tom Lefroy, coquetearon pero no parece que fuera una relación seria. Puede que Lefroy inspirara a Austen la creación de uno de sus personajes masculinos más importante, mítico y maravilloso: el gran Mr Darcy.

Mr Darcy interpretado por Matthew Macfadyen

Mr Darcy interpretado por Matthew Macfadyen

Al enterarse de la muerte de Jane Austen, Lefroy viajó desde Irlanda a Inglaterra para rendir sus respetos a la autora. Dicen que Tom, en una subasta de documentos, compró la edición de la carta del esbozo de Orgullo y Prejuicio.

¿No te parece esto digno de alguna de sus novelas?.

Jane vivió en Steventon hasta que cumplió los 25 años. En un intento por casar a sus pequeñas, el reverendo decidió mudarse a Bath, la próxima parada de nuestro viaje.

En Steventon se conserva muy poco de ese ambiente rural que vio crecer a la escritora. Se puede visitar la iglesia, que permanece intacta.

Steventon, el lugar donde empezó todo ; )

Iglesia de Steventon en la que Jane fue bautizada

Iglesia de Steventon en la que Jane fue bautizada

Bath y Jane Austen

Bath y Jane Austen

Estamos ya en 1.800, y como el objetivo principal era casar a sus hijas, el reverendo ya jubilado, pensaba que el lugar ideal para encontrar un buen partido podía ser Bath y allí se mudaron. Con ellos nos vamos nosotros, ahora al condado de Somerset, siempre en el sur.

A Jane este cambio no le hizo mucha gracia, dicen que se desmayó cuando se lo comunicaron. Curiosamente, esta ciudad se convirtió en el escenario principal de muchas de sus novelas.

En este Bath del siglo XIX, se reunía en verano lo mejorcito de la sociedad con el único objetivo de ver, cotillear y dejarse ver. ¿Una sociedad un poquito frívola?, nooo, que va, jejejje.

En esa Bath bulliciosa se encontraba el ambiente social que critica en sus obras con ese tono divertido e irónico tan personal.

Assembly Rooms- Bath

Assembly Rooms- Bath

Los veraneantes disfrutaban de las aguas “con olor a huevo podrido” del balneario y de las antiguas ruinas romanas. En los teatros se representaban importantes obras teatrales y eran famosos sus salones de té.

A pesar de que ella no suele hablar muy bien de esta ciudad, no puedo evitar imaginarme un lugar elegante, algo decadente, atemporal y con encanto, con esas casas estilo regencia o georgianas que me fascinan . El típico sitio con sabor y en el que cada piedra de cada edificio tiene una historia que contar.

Jane, conocía perfectamente la ciudad. Sus padres se casaron aquí y la familia la había visitado con frecuencia.

En Bath se quedaron durante cinco años, hasta la muerte del padre. Entonces decidieron mudarse a Southampton, a casa de uno de los hermanos.

4 Sidney Place

4 Sidney Place

Dedicaron tiempo a buscar una casa y finalmente la encontraron. Se alojaron en el número 4 de Sidney Place, una casita centrica y próxima a los bonitos Sidney Gardens, donde al atardecer se celebraban fiestas musicales amenizadas con  fuegos artificiales.

El número 4 de Sidney Place hoy es un hotelito decorado con mimo y seguramente será curioso dormir, estar en las mismas habitaciones por las que deambulaba nuestra amiga.

Sidney Gardens

Sidney Gardens

 

Sidney Gardens

Sidney Gardens

“Sería muy agradable estar cerca de los jardines de Sidney, podríamos ir al Labrinth todos los días …”

(Carta a Cassandra Austen, fechada el 21 de enero de 1801)

La joven Jane Austen

La joven Jane Austen

A Jane le gustaban los jardines, quizás el lugar perfecto para olvidarse de la nostalgia que sentía por el campo. Además dicen que disfrutaba paseando, le encantaba andar. Estar encerrada en una ciudad llena de edificios debía de ser agobiante para ella.

El primer piso de la casa tenía un agradable salón muy luminoso y soleado, también una magnifica sala de dibujo con ventanas grandes sobre los jardines.

Los ahorros de la familia Austen se agotaron con mucha rapidez y la salud del padre estaba empeorando. En Bath se mudaron varias veces de casa.

Tras la muerte del reverendo se alojaron en el número 40 de la Gay Street. Desde luego Jane, no vivió momentos muy felices en Bath. 

Anne Hathaway en la película La joven Jane Austen

Anne Hathaway en la película La joven Jane Austen

Escena de la película Persuasión 1995

Escena de la película Persuasión 1995

Hoy en día es su casa museo, la sede del centro Jane AustenEn el museo se puede hacer un recorrido por su vida y obra, incluso puedes probarte algún vestido de la época y disfrazarte. Todo te transporta, los empleados están vestidos convenientemente. Se celebran exposiciones, lecturas dramatizadas, bailes de máscaras y también puedes disfrutar de un té austenita en su Regency Tea Room.

Cuenta con una tienda de regalos donde comprar recuerdos de lo más kitsch, que no se muy bien que le parecerían a la propia Jane Austen si ahora levantara la cabeza. Lo mejor es que se pueden adquirir preciosas ediciones de libros.

Si subimos Gay Street llegamos al espectacular Circus, quizás una de las visitas indispensables. The Circus es obra del arquitecto John Wood y su diseño está inspirado en el coliseo romano, constituyendo una impresionante y maravillosa galería de mansiones georgianas. Unas residencias idénticas unas a otras, de tres pisos y en las que se alojaron personajes célebres.

The Circus- Bath

The Circus- Bath

Wood padre falleció casi al comienzo de su construcción y The Circus fue culminada por su hijo. Algunas de las casas fueron tristemente destruidas por un bombardeo alemán en la Segunda Guerra Mundial, pero se reconstruyeron siguiendo fielmente el modelo original.

Si observas el friso que recorre toda la circunferencia, podrás contemplar hasta 500 grabados distintos con emblemas marinos y símbolos de la masonería. Los grabados de la parte superior de las casas son bellotas, como un tributo a la leyenda de la fundación de Bath, que cuenta que el rey Bladud descubrió las aguas medicinales siguiendo a un cerdo que buscaba bellotas.

Todas las mansiones tienen vistas a un precioso y agradable jardín, el Royal Victory Park.

Justo antes de empezar el medio círculo nos encontramos con el nº1 de Royal Crescent, la mansión visitable para conocer de primera mano como se vivía en aquella época y adentrarse en las costumbres del siglo XVIII. Encontrarás una bella colección de muebles y obras de arte.

Royal Crescent en Bath

Royal Crescent en Bath

Apreciarás el contraste y la diferencia entre los pisos superiores y los inferiores, arriba y abajo. Upstairs, downstairs, como la famosa y genial serie de la BBC : )

Se pueden recorrer la trascocina, los dormitorios, la cocina y la habitación del ama de llaves. El primer residente de la casa fue Henry Sandford, un apasionado de la historia natural y de las culturas de todo el mundo.

Royal Crescent en Bath

Royal Crescent en Bath

Anne Hathaway como Jane Austen

Anne Hathaway como Jane Austen

Merece la pena el paseo por las famosas Stall Street y Bath Street que invitan a soñar, despiertan la imaginación y donde es inevitable revivir escenas de la novela Persuasión.

The Mineral Water Fountain, Bath Street, Bath c.1930s

The Mineral Water Fountain, Bath Street, Bath c.1930s. Imagen de Bath in Time

Bóveda de la abadía de Bath

Bóveda de la abadía de Bath

La abadía de Bath, iglesia de San Pedro y San Pablo, es una obra maestra de diseño gótico. Es una estructura impresionante. Su origen se remonta al siglo XVIII. 

Desde su amplia plaza, siempre frecuentada por artistas callejeros, podrás contemplar su increíble fachada.  En el interior bello, luminoso y espacioso destaca un bella bóveda de abanico. Hay un museo dedicado a la historia de la abadía.

La abadía se encuentra próxima a los Baños Romanos y al Thermae Bath Spa.

Cuando los romanos llegaron a Bath encontraron un santuario celta en honor a la diosa Sulis,  próximo a un manantial sagrado.

Pronto se dieron cuenta del poder curativo de estas aguas y rápidamente la fama del lugar se extendió por todo el imperio. En torno al siglo V, el manantial se olvidó pero, en el siglo XVII, el doctor Thomas Guidott escribió el primer anuncio publicitario de Bath. Si no acudías a Bath no eras nadie, se puso de moda ir a tomar las aguas. El neoclasicismo invadió la ciudad y todo “lo romano” era chic.

Junto a las termas se encuentran las Pump Rooms, la elegante sala con bóveda transparente donde la sociedad eduardiana se reunía para tomar los vasos de ese agua tan saludable pero de sabor desagradable. Probablemente Jane acompañaría a su padre a beberla.

Humphry Repton:Taking the Waters at the Pump Room, Bath, 1784

Humphry Repton:Taking the Waters at the Pump Room, Bath, 1784

Estas salas, si te apetece, nos tomaremos un té y  alguna tarta o postre. ¡Qúe ricos!.

Tenemos que acercarnos al Puente de Pulteney ideal para disfrutar de fantásticas vistas del rio Avon y del esplendor arquitectónico de la ciudad. Tiene una ubicación perfecta, muy bella. Impresiona ver su iluminación nocturna.

Pulteney Bridge

Pulteney Bridge

Pasear por la orilla del río es una delicia y no nos podemos perder los escaparates de estilo antiguo de las tiendas. El puente lo construyó William Pulteney ,en el XVIII, con el objetivo de abrir la ciudad más allá del río.

La construcción fue dificultosa y los habitantes se oponían a las tiendas, ya que consideraban que le daría a la ciudad un aire medieval. Cuando se inauguró muy pocos quisieron alquilar los locales. El diseño original se veía amenazado por inundaciones y tormentas y los dueños modificaron las ventanas. En 1.936, el Ayuntamiento compró las tiendas que seguían en pie.

Otro de los lugares emblemáticos de la ciudad son los Bath Assembly Rooms, el lugar de ocio más glamuroso. Fueron inaugurados en 1.771 como punto de reunión de la alta sociedad. Se utilizaban para jugar a las cartas y se organizaban bailes y conciertos. Es una gozada contemplar sus majestuosas lámparas, arañas de cristal, originales del XVIII.

Escena de la película La joven Jane Austen

Escena de la película La joven Jane Austen

“Ser aficionado al baile era un paso inevitable para enamorarse”Jane Austen

Inevitable recordar de nuevo momentos de las novelas de Jane. Por estos salones también se dejó ver Dickens.

Hoy, en el piso inferior, hay un Museo de la Moda.

Ni se te ocurra irte de Bath, sin probar el delicioso bollo de Sally Lunn y visitar la panadería donde cocinaba sus apetitosas recetas. El edificio de Sally Lunn data de la época medieval, aunque posteriores excavaciones han descubierto que anteriormente este lugar lo ocupaba un edificio romano.  Poco se sabe de Sally, una joven refugiada francesa que llegó a Bath en 1.680 y fundó una panadería. En la actualidad también es un restaurante, ¿te apetece una cena romántica a la luz de las velas?.

Teatro Real- Bath

Teatro Real- Bath

El Teatro Real de Bath, es otro hermoso edificio georgiano y uno de los teatros más antiguos de Gran Bretaña.

Hay que perderse en sus parques y jardines, como el Henrietta Park.

Henrietta Park- Bath

Henrietta Park- Bath

Si hay un lugar mágico en Bath es el Prior Park, con su puente de estilo palladiano situado en el corazón de sus jardines. Diseñado por John Wood para el empresario Ralph Allen, es el rincón perfecto para tener una cita con Mr Darcy : )

“En vano he luchado. No quiero hacerlo más. Mis sentimientos no pueden contenerse. Permítame usted que le manifieste cuan ardientemente la admiro y la amo.”. Mr Darcy- Orgullo y Prejuicio (Jane Austen).

La muerte del padre de Jane supone una ruptura con esta etapa de su vida. La situación económica familiar era pésima y uno de los hermanos Austen se hizo cargo de las mujeres de la familia.

Pues nada, preparamos el baúl y las maletas y nos marchamos a Chawton, en el condado de Hampshire.

Jane abandona Bath, una ciudad idílica y señorial, donde la escritora no fue nunca muy feliz.

Su hermano Edward había sido adoptado por una familia adinerada y era el dueño de una increíble mansión que hoy en día es una biblioteca y un centro dedicado al estudio de la literatura escrita por mujeres. En la finca había un precioso cottage estilo regencia, muy luminoso que les permitiría llevar una vida feliz y tranquila y era lo suficientemente amplio para poder recibir a las visitas. En el huertecito y en el plácido jardín de estilo inglés, cultivaban frutas y verduras, daban pequeños paseos.

En esta casita de ladrillo rojo se instaló con su madre, su hermana y su mejor amiga Martha Lloyd. Martha se hizo famosa por recopilar las recetas de cocina que se preparaban en la casa.

A mi me gusta imaginármelas en el saloncito, compartiendo tertulias, lecturas y chismes, reuniéndose con los amigos .

Tenían apenas 30 años y ya eran consideradas unas solteronas. Se las pedía invisibilidad y estar al tanto del cuidado de sus sobrinos. ¡Ménudo panorama!

Jane adoraba Chawton, encontró paz y serenidad. escribía muy a gusto, revisaba lo escrito y daba rienda suelta a su creatividad. Con la ayuda de su hermano comenzó a publicar algunas de sus novelas. Se sentaba en una mesita muy pequeña, mientras fingía llevar las cuentas de la casa y ¡vaya joyitas que escribió esa pluma!. Su talento siempre trataba de superar las dificultades del entorno.

Hoy esta casa es un museo y pasear por sus habitaciones te llena de emoción.

Cuando Jane se puso malita , la trasladaron a la ciudad de Winchester para consultar con un médico.

Alquiló con su hermana una habitación en College Street. Dicen que siempre fue consciente de su enfermedad y la afrontó con entereza, conservando su carácter dulce y risueño y mostrándose atenta y cariñosa con quienes la rodeaban y cuidaban. Se apagó rápidamente y en paz. Murió el 18 de Julio de 1.817.

El día 24 del mismo mes fue enterrada en la magnífica catedral de Winchester.

La catedral es pura belleza de estilo gótico y quizás la mayor atracción de esta encantadora ciudad, con sabor británico y mucha, mucha historia.

Winchester era la capital del antiguo reino de Wessex, el cuartel general de los anglosajones antes de la invasión normanda. El Gran Guillermo el Conquistador, que derrotó a los anglosajones, levantó un castillo del que solo perdura el Great Hall.

Bien, pues en el Great Hall se encuentra la legendaria y mítica Tabla Redonda del Rey Arturo…. pero eso ya es otra historia.

Hoy hemos acompañado a Jane Austen, hemos recorrido los lugares que sirvieron de inspiración para esos relatos que hoy  nos siguen entusiasmando y tan buenos ratos nos hacen pasar.

¡Un placer perderse por la campiña inglesa! y…con Mr Darcy… ¡mucho más! : )

8 comentarios

Archivado bajo ciudades y libros, Jane Austen, lugares con encanto literario, Tour Literario. Condados de Inglaterra

“Como Gloria se entere, esta noche cenamos poesía”-Gloria Fuertes

Fotografía de Carlos Miralles

Fotografía de Carlos Miralles

Hoy es el Día Mundial de la poesía, y la protagonista de esta celebración en el blog, no puede ser otra que la irrepetible y genial Gloria Fuertes. Por cierto, este año también celebramos su centenario y a Gloria se le hacen merecidos homenajes y se la recuerda, después de tanto tiempo en el que ha permanecido un poquito olvidada.

De pequeñita me fascinaba, me parecía el hada buena y bonachona, esa que sabe contar cuentos muy bien, como nadie.

Sus poemas de rima facilona y su universo sencillo, dulce y optimista, tan cercano a los niños, me encantaban. Con ella, muchos niños aprendimos a amar la literatura.

Detrás de esa Gloria, indispensable en cualquier programa infantil de mi generación, se esconde una estupenda escritora.

Cuentan que tenía una espinita clavada; no se conocían sus poemas para adultos. Unos poemas que emocionan y conmueven por su enorme sinceridad, siempre valientes y expresivos.

Me gusta también esa otra Gloria,mujer fuerte, de firmes convicciones y, sobre todo, moderna, muy moderna para los tiempos tremendamente difíciles que le toco vivir; una Guerra Civil y una posguerra, donde una mujer soltera, poco convencional e independiente era silenciada. Ella sabía esquivar la censura con mucho sentido del humor.

Su voz es original, personal y libre. Gloria, natural y cercana, como una niña grande.

La “poeta de guardia”, como le gustaba definirse, que quería llegar a todos, ser útil y necesaria.

Nací para poeta o para muerto,
escogí lo difícil
—supervivo de todos los naufragios—,
y sigo con mis versos,
vivita y coleando.

Nací para puta o payaso,
escogí lo difícil
—hacer reír a los clientes desahuciados—,
y sigo con mis trucos,
sacando una paloma del refajo.

Nací para nada o soldado,
y escogí lo difícil
—no ser apenas nada en el tablado—,
y sigo entre fusiles y pistolas
sin mancharme las manos.

 

2 comentarios

Archivado bajo Centenario Gloria Fuertes, Dia Internacional de la poesía, escritores, favoritos, Gloria Fuertes

Dos relatos de Dorothy Parker- #adoptaunaautora

Hogar dulce hogar. Arte por J.C. Leyendecker

Hogar dulce hogar. Arte por J.C. Leyendecker

Ya os presenté a una de mis escritoras favoritas, la irrepetible Dorothy Parker, mi adoptada para el proyecto #adoptaunaautora. ¿Qué te parece si vamos conociendo algo más de ella a través de su obra?

Pues allá vamos. Hoy te traigo dos de sus relatos, bien cargaditos de sus ideas, pensamientos y temas favoritos. Prepárate porque empezamos fuerte, y esto solo es el comienzo ; )

Seguro que su mundo, su universo te va a conquistar.

Parker tiene ingenio y sus historias son siempre agudas y divertidas, muy frescas.

Sin embargo, no te engañes, tras esa aparente ligereza se esconde una profunda y mordaz crítica social que te hará sonreír.

Me gusta la atmósfera que crea al narrar, parece que intima contigo. Leerla es como ver una película y produce cierta nostalgia, melancolía. Hay glamour, elegancia, siempre con un puntito de tristeza y desasosiego.

Dorothy es sincera, rápida, ágil, procura ir siempre directa al meollo de la cuestión, sin rodeos. Es una gran maestra del diálogo, especialista en provocar giros inesperados que te dejan un poco perplej@.

A pesar de que sientes que estás reviviendo una época ya pasada (para mi fascinante), lo que Parker nos cuenta sigue vivo y de plena actualidad; la incomunicación, las relaciones de pareja, el sexo, los prejuicios, las apariencias y hábitos sociales…

Unas costumbres y convencionalismos que destruyen la libertad individual, que llevan a sus protagonistas a ser lo que no son, lo que no quieren ser.

Nos asomamos a pequeñas escenas cotidianas, con las vivencias, las contradicciones, sentimientos, sueños y problemas de una sociedad no muy lejana a la nuestra.

Vamos a visitar el Nueva York de los años 20 y 30 , y curiosamente te va a resultar muy moderno.

Estamos ante un momento vertiginoso y fugaz que desembocó en la Gran Depresión, en el desconcierto. Los sueños, las ilusiones se acabaron y la realidad era terrible.

Nos muestra la realidad, el vacío y el descontento, lo que bulle detrás de la intimidad. Los personajes tan reales y vivos son descritos y ridiculizados despiadadamente, con inteligencia. Hay para todos, hombres y mujeres, aunque el sexo masculino no suele salir casi nunca muy bien parado.

La vida de la escritora estuvo marcada por los escándalos, regada por el alcohol y llena de aventuras extraconyugales. Siempre  buscando lo mismo que sus personajes, amar y ser amada, la propia realización.

¿Cómo besar? LIFE Magazine, 1942

¿Cómo besar? LIFE Magazine, 1942

Parker se quería comer el mundo y vivir libre, no tuvo la suerte de tener a alguien que la quisiera y la entendiese. Ellabrillaba, a pesar de su insolencia y en sus relatos saca a la luz sus propias heridas.

La sociedad puritana de la época tampoco la entendía, por lo tanto nuestra Dorothy sabe muy bien de lo que escribe, se atrevía con temas tabú y levantaba ampollas. Dotada de una enorme sensibilidad, vivió sumida en el desencanto y de ahí el tono agridulce de su narración.

Era la rebelde, la mujer independiente, en aquellos locos años 20, en los que las mujeres poco a poco dejaban oír su voz, se incorporaban al mundo laboral y ya no querían ser las esposas sumisas y calladitas. Hablaremos de este tema más adelante ; )

Parker nunca acepta ese papel complaciente de la mujer que asume ser lo que se espera de ella.

Escribía para las principales revistas femeninas de la época como Vogue,Vanity Fair, Harper´s Baazar, Cosmopolitan….

Llegó a ser una de las escritoras de referencia en la prestigiosa revista New Yorker, la de la lengua más afilada, la gran Dorothy.

En ¡Qué bonita estampa!, la escritora ahonda en esa insatisfacción , en la soledad e incomunicación de un matrimonio de clase media, aparentemente feliz, pero deteriorado, aburrido. Detrás de esa  apariencia, caen las máscaras y la pareja queda al desnudo.

Ese hogar  idílico no existe y la visión es descarnada, devastadora. Es genial, la sutileza, la elegancia, el ritmo, como en un relato tan breve nos acercamos a las dificultades y los entresijos de la vida familiar.

El señor Wheelock ha regresado a casa del trabajo antes de cenar. Puedes hasta imaginarte el barrio donde viven los Wheelock, ese vecindario típicamente americano de pulcras y bonitas casitas.

Lleva tiempo posponiendo la tarea de podar el seto del jardín, y hoy por fin se ha decidido. Es una preciosa tarde de verano y  bien armado de sus tijeras de podar, nuestro amigo se pone manos a la obra sumido en sus ensoñaciones.

¿Qué esconde?, ¿cuáles son sus sueños?, ¿tendrá el valor suficiente para cumplirlos?…

El sonido de estas tijeras, casi puedes oírlo y  llena esa tarde, es como un símbolo de lo que está pasando.

Su esposa, Adelaide, una mujer fiel, abnegada, la perfecta mamá, cose botones en el porche y su hija juguetea. Todo es agradable, placentero, ¡una bonita estampa!.

Han terminado de pagar su casa, tienen todo lo que necesitan, pero ¿sus vidas tienen sentido?. Lo único que importa es que la gente piense que todo funciona.

Uff, ¡qué difícil es atreverse a dar el primer paso!, a reconocer que falta lo más importante, que las ilusiones están rotas.

¿Merece la pena el autoengaño?… tendrás que preguntárselo a los Wheelock.

La protagonista de ¡Qué lastima! es una mujer, la señora de Erns Weldon, y para mí es uno de sus mejores relatos.

Las chicas Parker son complejas, contradictorias. De ellas se espera que sean las novias, esposas y madres perfectas. Se ven abocadas a buscar un buen partido, a ser felices calladitas, como buenas mujeres florero, frívolas y superficiales, sin pensar más allá de tener cosas bonitas y materiales, cuidar con mimo de su hogar y  de su maridito que es el que las protege y saca las castañas del fuego. No pueden evitar caer en amores ridículos y en cierta medida dolorosos.

Sin embargo algo bulle en su interior, se sienten impotentes, desorientadas y sus ideales necesitan salir a la luz. Necesitan ser ellas mismas, auténticasno meras sombras.

La señora de Erns Weldon había soñado con ser la perfecta ama de casa, decorando elegantemente su hogar y pendiente hasta el más mínimo detalle de que todo funcione a la perfección. Enderezar una flor, colocar un jarrón en su sitio y dar ese toque femenino a todo lo que le rodea, es para ella la más agradable de las ocupaciones.

¿Te lo puedes creer?, ummm, no se, no se.

Creo que Mrs Weldon no encuentra su lugar, no encuentra el sitio correcto ni para ella ni para su jarrón. Ella lo intenta, quiere dar algo de chispa a su vida, de emoción, y por supuesto lo quiere compartir con su marido sin conseguirlo.

Cuando este llega a casa se impone el silencio, el vacío y el miedo. Son incapaces de comunicarse, de expresar lo que realmente sienten.

Mientras tanto, quien los ve, piensa que son el uno para el otro. De puertas para fuera todo es brillante y fluye, en la intimidad nada es lo que parece.

¿Qué va a pasar con los Weldon? igual tienen que tomar una importante decisión que sorprenderá a todos ; )

La sorpresa te la vas a llevar tú, leyendo a Dorothy Parker. Estoy convencida de que será muy muy grata.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2 comentarios

Archivado bajo Adopta una autora, Dorothy Parker, favoritos, leyendo, libros, reseñas, reto literario

Tour Literario. Condados de Inglaterra

Bueno, pues aquí estoy, embarcada en otro proyecto divertido e interesante.

No podía resistirme a esta nueva idea de Carmen Forjan, imposible. Me gusta todo lo british y recorrer Inglaterra leyendo, me parece un planazo.

La tarea me va a llevar tiempo, pero no me importa, prefiero saborear este viaje. Si te apuntas serás bienvenido ; )

Se trata de leer, siempre de leer, ya lo sabes. En esta ocasión libros, relatos, novelas cuya acción se desarrolle en algún condado de este país, que haya servido de inspiración o el propio autor o autora naciera allí. Una buena oportunidad para viajar leyendo, soñando y sin apenas moverse del sofá…jejejejej.

Pronto planearé una escapadita, tengo muchas ganas de volver, sobre todo a Londres, una ciudad que me fascina.

Son 39 condados históricos y en las reseñas que vaya publicando, siempre estarán presentes.

¿Nos vamos?…¡Feliz viaje!

 

*SOMERSET Y HAMPSHIRE

8 comentarios

Archivado bajo leer, leyendo, libros, reto literario, Tour Literario. Condados de Inglaterra

Persuasión- Jane Austen

1ab40808c2b61e7f63b18173fab6419a

“Soy mitad agonía, mitad esperanza”PersuasiónJane Austen.

45d3b4e3ca3feeb1123244b4b4241653

Anne Elliot- Donald Hendricks

Siempre me dejo persuadir por Jane Austen, es “una verdad universalmente reconocida“que esta escritora me conquista y que sus historias, su forma de contar, me enganchan : )

Me encanta volver a ella una y otra vez. Raro es el año que no releo alguna de sus novelas.

Esta vez le ha tocado el turno a Persuasión y me ha gustado reencontrarme con su protagonista, Anne Elliot, su heroína femenina más lograda y perfilada.

Anne Elliot- Persuasión

Anne Elliot- Persuasión

La familia Elliot (Persuasión 2007)

La familia Elliot (Persuasión 2007)

Anne es una jovencita de buena familia, dulce, inteligente, observadora y con un carácter sereno, tímido. Es una mujer de principios y tiene sus propias ideas, cuando se la escucha y se decide a hablar salen a la luz su brillantez y claridad de pensamiento, un pensamiento muy avanzado para la época .

Disfruta con la literatura y la música y sus gustos son elevados.

Se muestra en un segundo plano, su padre y sus hermanas ya se encargan de dar la nota y destacar, y no siempre de forma apropiada.

El baronet, el señor Elliot, es un hombre vanidoso, presumido, más preocupado de las frivolidades, de la apariencia, que de manejar con mano firme sus posesiones e interesarse por dar cariño y bienestar a sus hijas.

Es un personaje casi caricaturesco y Austen se sirve de él, de forma magistral, para mostrarnos esa sociedad de la época, anclada en convencionalismos sociales, prejuicios y normas rígidas y estrictas.

Nuestro amigo, el baronet, empieza a ver como su mundo se tambalea, ha dilapidado la fortuna de la familia a lo loco, sin control ni gestión, buscando vivir rodeado de lujo. Los Elliot son importantes, o se creen muy importantes,  tienen que demostrar continuamente que lo son y que se codean y alternan con lo mejorcito de la sociedad.

La hermana mayor, Elizabeth, es el ojito derecho de papá, porque comparte su forma de pensar y de vivir, es igual que él.

Mary, la pequeña, una mujer egoísta y superficial, cree que el mundo gira alrededor de ella. Se ha casado con el heredero de una familia de la burguesía agraria y por supuesto se considera por encima de ellos.

¡ Ay Mary!, cuánto tienes que aprender de tu marido y de sus padres. Sin tanto refinamiento, cultura y elegancia viven en el mundo real y su casa es un hogar, el hogar que a ti, a tu padre y a tus hermanas os falta.

La madre de estas chicas, que debía de tener más cabeza que el padre y  una personalidad parecida a la de Anne, murió muy joven y dejó a su amiga, la señora Russell, pendiente del cuidado de sus pequeñas.

Para Anne, la señora Russell, es como una madre y las dos tienen un vínculo muy fuerte. Los consejos y el enorme cariño de esta mujer son importantes y fundamentales en su vida. Lo son tanto, que uno de estos consejos cambiará de forma decisiva su destino.

Anne tiene diecinueve añitos y, durante un verano, vive un amor maravilloso y correspondido, ese primer amor que no se olvida. Ha conocido a Frederick Wenworth y su historia tiene pinta que no va a ser nada fácil. El no es de buena familia, tiene intención de forjarse un futuro como marino. Un muy incierto y no bien visto ni apropiado para una señorita de la alta sociedad.

Anne debe tomar una decisión. Apoyada firmemente por la señora Russell, decide romper su relación con Wentworth. El honor de la familia está por encima de todo y ella está convencida de que es lo mejor para los dos.

Rupert Penry Jones como Captain Wentworth ~ Persuasion (2007)

Rupert Penry Jones como Captain Wentworth ~ Persuasion (2007)

¿Ha hecho lo correcto?, ¿quién puede saber esto con certeza?…¡Terrible renuncia!.

¿Se le ha ido de las manos esta vez la situación a Mrs Russell?, probablemente si, claro, pero adora a su Anne y no quiere verla sufrir.

Nuestra época, no es su época y las opiniones de las mujeres eran tenidas en cuenta muy poquito… vamos, que no contaban para nada. Anne estaba obligada a hacer un buen matrimonio, el amor es lo de menos.

Sin embargo, la vida fluye y trae sorpresas, por una serie de casualidades, Anne vuelve a reencontrarse con su antiguo amor. Ella ya tiene veintisiete años, una edad difícil  para encontrar un buen partido y casarse. Él regresa victorioso, ha hecho fortuna como un atractivo, valiente y gran capitán que ha luchado contra Napoleón. Es perfecto, honorable, recto, afectuoso, sensible…¡lo tiene todo!.

El apacible, rutinario y aburrido mundo de Anne, se ve perturbado. ¿Qué pasará?, ¿resurgirá el amor?, ¿el capitán será capaz de perdonarla?…ummm ¡qué nervios!, ¡cuánta tensión!.

¿Qué pensará Wentworth?, ¿es imposible averiguar sus sensaciones y verdaderos sentimientos?. Ya no son dos jovencitos, la madurez y la seguridad en sí mismos les muestra las cosas de una manera distinta y todo es pausado y meditado.

El tono de la novela cambia y se vuelve melancólico y sensible. Todo bulle en torno a Anne y Wentworth, pasan muchas cosas, los chismes, los acontecimientos les van llevando a descubrir sus emociones.

Los pequeños detalles, hasta el simple roce de una mano, son de un bonito romanticismo. Los paseos de Anne reflexionando, en los que el bosque y el mar adquieren un gran protagonismo, están descritos con exquisita delicadeza, con ese estilo elegante de Austen, que tanto me gusta.

Pero las aventuras y desventuras de Anne, no son mi relato favorito de Austen. Persuasión es puro universo austenita y tiene todas sus características, sin embargo, por mucho que lo intento no consigo ver el divertido humor de Orgullo y Prejuicio o de Sentido y Sensibilidad, que me parecen mucho más redondas, geniales, perfectas.

No niego que se nota que estamos ante una novela madura y que está increíblemente bien escrita pero no, no termino de conectar del todo. Noto cierta perdida de frescura y de encanto.

Ufff, cuesta decir esto y me resulta bastante atrevido, estamos hablando de la gran Jane Austen y de Persuasión, todo un clásico.

Este verano me lleve una maravillosa sorpresa al leer Sanditon, su novela inacabada, que probablemente hubiera sido su obra maestra. Sus poquitas páginas me despiertan mucho más interés. Encierran toda la ironía y maestría de Austen, de una forma sutil e inteligente, en un tono que me gusta.

Que estos comentarios no te persuadan : ). Que no te engañen y te lleven a decidir no descubrir esta novela por ti mism@.

Encontrarás momentos brillantes; vas a leer una de las cartas más emotivas, sinceras y tiernas que se han escrito, vas a ser testigo de una gran declaración de amor.

Asistirás a un gran debate: ¿ quién ama más?, ¿quién siente más?, ¿un hombre o una mujer?.

Siempre es un placer leer a Jane Austen.

9 comentarios

Archivado bajo I Edición Nos gustan los Clásicos, Jane Austen, lectura conjunta, Libros favoritos, reseñas, reto literario, Tertulias virtuales

La guitarra azul- John Banville

La guitarra azul- John Banville

La guitarra azul- John Banville

“Cómo divaga mi mente intentando huir de sí para toparse de nuevo y con gran sobresalto consigo misma que viene a su encuentro desde la dirección contraria. Un círculo cerrado-¿acaso es posible otro?-, ahí es donde vivo.”

Tenía muchas ganas de conocer a John Banville, un escritor sobre el que me habían hablado mucho y siempre muy bien. Así que un buen día, paseando entre los estantes de la biblioteca, me topé con él, sin buscarle, y me decidí por este título.

583fa2214918c4935b98b115b13f2f2bLa guitarra azul es una historia áspera y algo incomoda. Hacer un ejercicio de introspección, de autocrítica y bucear en nosotros mismos, enfrentarnos a lo que realmente somos, siempre es muy duro. El protagonista de esta novela, se va a enfrentar a su pasado y a sus propios demonios.

Oliver Orme, es un pintor que ha dejado de pintar, le falta la inspiración. Su mundo y su seguridad se está tambaleando. Ha perdido la capacidad de crear y se encuentra en pleno vacío existencial. La relación con Gloria, su esposa, a la que creía amar, también está en un punto muerto. Los dos han permanecido juntos por inercia,  a pesar de las dificultades y del fallecimiento de su hija.

Nuestro amigo tiene un vicio, algo que le produce un enorme placer, casi erótico. Le gusta robar, pequeñas cosas, por sentir la emoción, quizás escondiendo unas enormes ganas de que le atrapen, de que le pillen in fraganti y buscando encontrar fuera lo que no es capaz de encontrar en sí mismo.

El pintor Jackson Pollock

El pintor Jackson Pollock

ef1a16cbfb98e882c283d078600fde70Oliver vuelve a algún lugar de Irlanda, el pueblo donde nació, con la intención de buscar respuestas, ante la imposibilidad de alcanzar lo que realmente quería ser, de alcanzar sus objetivos. La memoria y los recuerdos casi siempre son tramposos y traicioneros.

“Lo que yo añoraba nunca había existido”.

Allí se atreve a robar lo que realmente le está prohibido. Conquista a Polly, la mujer de Marcus, su mejor amigo. Esta infidelidad, si bien no es la primera, va a afectar a otras personas y provocar dolor y consecuencias irreparables.

Oliver está continuamente en una huida desesperada. Me encanta como Banville va desnudando sus emociones y nos descubre a un tipo infantil, inmaduro, cobarde, tremendamente solitario y egoísta, incapaz de conectar con nadie (no conecta ni con si mismo). Duda de todo y tiene un enorme miedo al fracaso, la sombra de la culpa le acecha continuamente.

a9fe7e80f8142ebeee581c1ad5b42295

¡Ay Oliver!, creías tenerlo todo bajo control. ¡Qué prepotente podemos llegar a ser a veces!, luego la vida se va encargando de vapulearnos.

El pintor divaga, se sumerge en sus propios pensamientos y nosotros nos sumergimos en su mente. Puede que te resulten unas divagaciones algo pesadas, pero son necesarias.

Tiene momentos de una enorme lucidez, otros de delirio y nos enseña toda su mediocridad, su humanidad y vulnerabilidad.

Title: HOMME ET UNE FEMME, UN / A MAN AND A WOMAN ¥ Pers: AIMEE, ANOUK  /  TRINTIGNANT, JEAN-LOUIS ¥ Year: 1966 ¥ Dir: LELOUCH, CLAUDE ¥ Ref: HOM020AO ¥ Credit: [ FILMS 13 / THE KOBAL COLLECTION ]

Gloria y Polly, las mujeres de Orme, son un pilar fundamental de la historia. Asisten sin dramas y sin aspavientos a sus continuos cambios, a su debilidad. Son fuertes frente al carácter egocéntrico del pintor.

Hay dolor, pasión, celos, traiciones y un sentimiento demoledor y descreído sobre el amor y las pasiones humanas.

¿Será capaz Orme de encontrar la redención y la transformación que busca?

Es un relato muy visceral, cargado de emociones. Todos los personajes son seres solitarios y se mueven siempre en un ambiente lluvioso y neblinoso. La lluvia y melancolía les acompañan.

d59df0267095ab4d53bed12be5a7b41b

Pero no hay melodrama, al contrario, quizás detectes cierto tono de parodia, de humor, de un humor muy cínico, negro y crítico. Encontrarás situaciones muy grotescas, y es que la vida, no solo en las novelas, es muy absurda a veces : )

Banville nos va manipulando, de una manera magistral, elegante e inteligente, llevándonos por donde quiere. Es un virtuoso y su estilo es hipnótico, muy ingenioso.

Son geniales sus reflexiones sobre el mundo del arte y la capacidad de creación, el poder de la imaginación. Me asombra su erudición, sin caer  en la pedantería.

Mr Banville, tengo que seguir leyéndole, me apetece mucho descubrir más.

 

 

4 comentarios

Archivado bajo libros, reseñas

Yago- María Jesús y Antonio Lorente

Yago. Álbum ilustrado de María Jesús y Antonio Lorente

Yago. Álbum ilustrado de María Jesús y Antonio Lorente

“Decidió salir de casa, sin avisar a nadie. Abrió la ventana de par en par y respiró el aire fresco y cortante del amanecer. Llenó sus pulmones y con un salto acertado, logró caer en cuclillas sobre el huertecillo de lechugas que su madre se esmeraba todas las mañanas en regar…El niño echó a correr sin mirar atrás, veloz como los ciervos…”

¿No te parece un comienzo genial para una gran aventura? ; )

Yago ilustrado por Antonio Lorente

Yago ilustrado por Antonio Lorente

Yago es un pequeño excepcional, imaginativo y sensible. Tiene un mundo interior rico y maravilloso y una potente imaginación, capaz de llevarle muy muy lejos para conseguir sus sueños. El poder de la imaginación es grande y motivador, el problema es que cuando crecemos, a veces, se nos olvida, perdemos algo de esa inocencia, de la capacidad de asombro, cuando todo está por descubrir.

Hoy Yago va a tomar las riendas de su vida. Con valentía ha decidido realizar un viaje, rumbo al misterio, a lo desconocido. Necesita salir, respirar aire fresco y descubrir de lo que es capaz, explorar su libertad.

Huyendo de su casa, emprende el mágico camino de Santiago y muchas sorpresas le aguardan;  los paisajes hermosos, casi de cuento de Galicia, curiosos personajes…

Le espera lo mejor: el encuentro consigo mismo.

Yago, tiene el mejor compañero de aventuras que se puede tener, un zorrito que se llama el Señor Pelayo.

Cuando llegan a Finisterre, el lugar que siempre había soñado como comienzo de su viaje, el peque contempla por primera vez el mar. Han llegado al fin del mundo conocido y la grandeza de lo infinito le sobrecoge. Ya no hay vuelta atrás y Yago se siente feliz, disfrutando de nuevos lugares, de su propia novela, protagonizada por él mismo ; )

captura-de-pantalla-2016-11-30-a-las-10-45-46

Ha encontrado lo que quería y cada día surgen nuevas historias, y descubre cosas impresionantes.

Para ti, que le vas a acompañar en sus peripecias, te espera un tierno y emotivo final, un giro inesperado y entrañable.

Cuando abras este precioso álbum ilustrado no podrás evitar dejarte llevar. Cada página tiene atmósfera , te va envolviendo. Las ilustraciones de Antonio Lorente son deliciosas, no te olvides que te están contando un cuento, y la narradora María Jesús Lorente, sabe contarlo muy bien bien, con un tono sereno y melancólico que te va a encantar. Conquista su sensibilidad.

Los dos hermanos Lorente tienen un gran talento. Su primer álbum ilustrado, La princesa aburrida, fue todo un hallazgo, pero creo que aquí han dado un gran salto hacia delante, sobre todo a nivel narrativo. Tienen estilo y personalidad, voz propia.

Las ilustraciones tienen un encanto misterioso, surrealista. Me fascina la forma que tiene de utilizar el color. Lo que más me atrae son los enormes ojos de los personajes, siempre llenos de vida, tan reales. Con una mirada lo dicen todo y provocan ternura, transmiten emoción, no dejan indiferente. Imposible resistirse a la expresiva mirada de Yago.

Merece la pena, emprender el camino…corre, Yago te está esperando. ¡Atrévete a soñar!

“Quiero dar la vuelta al mundo. Y cuando consiga hacerlo crearé uno nuevo para seguir caminando”.

51jhyditynl-_sx258_bo1204203200_

 

 

 

 

 

 

4 comentarios

Archivado bajo Antonio Lorente y María Jesús Lorente, favoritos, ilustraciones, infantil, Libros favoritos, libros ilustrados, reseñas