Kate Greenaway

Kate Greenaway : Ilustradora victoriana de libros infantiles

Kate Greenaway : Ilustradora victoriana de libros infantiles

Me gusta mucho la delicadeza y el encanto de las ilustraciones de Kate Greenaway. Sus dibujos reflejan a la perfección el concepto idealizado de la infancia que tenía la sociedad victoriana.

Siempre nos imaginamos esta época con cierto encanto nostálgico, pero la realidad era muy distinta. No todos los niños disfrutaban una infancia tan idílica.No hay más que recordar las novelas de Charles Dickens ; )

La reina Victoria,con algo más de sesenta y tres años en el trono, tuvo el segundo reinado más largo en la historia de los monarcas británicos. Era una mujer cautivadora, adorada por su pueblo y amante de las artes (practicaba la fotografía). El orgullo británico alcanzó sus cotas más altas y el país vivía una época de esplendor.

Pero al mismo tiempo el trabajo infantil,la prostitución y los abusos estaban enquistados en la sociedad, que de manera muy hipócrita, no quería verlo y hacía oídos sordos a este terrible problema, amparándose en sus costumbres y en la famosa rígida moral victoriana.

La estricta división por clases y la estructura cerrada de la sociedad marcaba unas enormes diferencias.

Los niños pobres eran obligados a trabajar desde muy pequeños. Se ganaban unos pocos peniques limpiando chimeneas, como mensajeros, vendedores de flores ,bollitos, cerillas o juguetes, otros trabajaban en casa con sus padres o en oscuros y sucios talleres, cosiendo ropas o zapatos.

La mortalidad infantil era muy elevada, morían de tuberculosis,escarlatina o polio.El agua que bebían estaba contaminada y las condiciones de higiene eran pésimas e inexistentes.

Quaker Street, London, 1900

Quaker Street, London, 1900

La Revolución Industrial provocó que muchos pequeños fueran contratados en las enormes fábricas.Utilizaban maquinaría muy peligrosa y sus condiciones de vida eran muy duras, las jornadas eran largas y los salarios miserables. Empezaban a trabajar entre los nueve y doce años y en determinados trabajos los niños eran perfectos,enseñarles a manejar las máquinas era muy sencillo y ,en ocasiones, eran los únicos que podían usarlas. La primera hiladora era tan pequeña que solo los niños eran capaces de arreglarla. Las niñas que trabajaban en las fábricas de fósforos contraían una enfermedad llamada “phossy jaw”, que pudría sus mandíbulas inferiores.

Muchos de estos chicos servían en las casas de las familias ricas.Las chimeneas de estas casas las limpiaban los niños pequeños que trepaban para acabar con el hollín. Los huérfanos cuando cumplían cuatro años eran vendidos a las cuadrillas de deshollinadores.

La situación de estas criaturas era terrible. Muchos vagabundeaban por las calles sin dinero ni un hogar al que pertenecer. Faltos de cariño, nadie se ocupaba de ellos y robaban o ejercían de carteristas para poder comer, incluso podían servir como “crea caminos”; quitando el barro y la suciedad de la calle para que los caballeros y las damas pudieran pasear sin ensuciarse ; (

Se unían a bandas callejeras y terminaban por el camino del crimen y la prostitución. Lo peor de todo es que estas bandas estaban controladas por adultos.

A comienzos del siglo XIX, los críos eran castigados con las mismas penas que los mayores, se les sentenciaba a muerte. Poco a poco se dieron cuenta de que esta no era la mejor solución y en 1.854 se crearon los reformatorios para delincuentes menores dieciséis años. Eran muy austeros y la disciplina tremendamente severa, eran frecuentes los castigos corporales.

Londres tenía muchos orfanatos. A finales del siglo XIX los orfanatos empezaron a mejorar.

El mayor temor de las familias pobres era terminar en una workhouse. Si tu familia no tenía recursos y acababas aquí, tenías que llevar uniforme y cortarte el pelo.

A fines del siglo XIX tanto las familias como el gobierno cambia la manera de tratar a la infancia. En aquel momento más de un tercio de la población de Inglaterra era menor de quince años. Se crearon leyes específicas para proteger las necesidades de los niños y actas para aliviar el trabajo infantil. En 1.889 se creó la Sociedad Nacional de Prevención de la Crueldad en los Niños, para que los peques que sufrían maltrato pudieran pedir ayuda.

Los niños ricos llevaban otra clase de vida. Londres era y es una ciudad bulliciosa y excitante donde siempre hay algo que hacer o ver: en las calles actuaciones de organilleros, acróbatas o cantantes, podían visitar el zoo, los museos, las galerías de arte o asistir a una representación teatral.

Para los victorianos el eje central de su vida era la familia y el hogar debía ser un lugar pacífico, amoroso y muy respetable. Los niños eran criados con reglas estrictas y la obediencia era la parte central de su educación. Su vida se desarrollaba en sus habitaciones, al cuidado de sus nannies que se ocupaban de todo.

Jugaban con muñecas de cera, soldaditos y trenes de juguete. En Londres había muchas tiendas de juguetes.

e563ee543b7a040478702d5eb5afae79

fd11f6bbd49d0b129ff4bb66b18937cf

A comienzos del siglo XIX los niños no estaban obligados a ir al colegio, pero a partir de 1.889 los niños mayores de doce años que quisieran podían ir a la escuela.

Los niños ricos eran educados en casa por un tutor privado o una institutriz y pronto a los chicos los enviaban a Eton o Harrow.Los chavales de clase media aprendían gramática en escuelas o academias privadas.

En 1.837, los niños pobres estudian en escuelas de caridad y en las parroquias o escuelas de dama, en las que profesoras sin título enseñaban en su casa. En 1.840,en los distritos más pobres, se abrieron las escuelas “de trapo”;los profesores eran a menudo trabajadores del barrio, y el local era desde un establo hasta un almacén. Aprendían lectura, escritura, aritmética y el estudio de la biblia. Esta clase de educación se extendió a asignaturas industriales y comerciales.Eran escuelas de carácter caritativo en las que la gente pudiente donaba dinero y los voluntarios hacían las veces de profesores.

f49a4fb45c8a30f1994aa6aa5360f0e0

Kate Greenaway

Kate Greenaway (1846-1901). Famosa ilustradora inglesa de libros infantiles

Dicen que Greenaway (1.846-1.901) tuvo una infancia muy feliz, a pesar de no pertenecer a una familia acomodada.

Era la segunda hija de John Greenaway, un famoso dibujante y grabador en madera y de una costurera llamada Catherine Elizabeth Jones.

El papá de Kate recibió una gran encargo para grabar las ilustraciones de un libro de Dickens, y John Greenaway decidió instalarse por su cuenta.

Envió a su esposa y familia a Nottinghamshire, mientras se dedicaba a su trabajo. La edición del libro nunca se materializó y llegaron los problemas financieros.

La estancia en el campo tuvo una inmensa influencia en la joven Kate, que desde muy pequeña tenía inquietudes artísticas. Sus padres alentaban en todo momento los sueños de su pequeña. Era muy tímida pero tenia mucho encanto personal.

La familia se mudo a Islington y la mamá de Kate abrió una tienda de ropa para niños que tuvo un éxito notable.

Desde los doce años Kate se formó en la Finsbury School of Art y allí permaneció durante seis años.Después acudió a la Central School en Kensington pero tuvo que dejar esta escuela porque no se permití a a las mujeres pintar desnudos. Finamente se matriculó en la recién fundada Slade School donde la educación en igualdad estaba garantizada.

Los contactos de su padre le proporcionaron un primer trabajo en la compañía de Marcus Ward donde ilustraba calendarios y tarjetas. Ward se negaba a devolverle los originales y Kate abandonó la empresa.

A la edad de diecisiete años ya era muy hábil en la acuarela y el dibujo a tinta, ganó varios premios.

Otro conocido de su padre,Edmund Evans, le publicó su obra Bajo la ventana que se convirtió rápidamente en un bestseller. El éxito llega para Kate, es la ilustradora favorita de muchas generaciones.

68d2f4060c574afb671cb31d3b5a25a8

f7bc97f91d54d37a3da5a365ae719b41

2bf312fbe83cd7ed7d7f18c75652d063

Sus delicadas acuarelas, bonitas rimas y cálidos, sencillos y suaves versos encandilaban a los mas pequeños.

Sus historias son siempre amenas y agradables. Los niños que pinta Kate son felices, risueños.Cantan, juegan y bailan despreocupados. Idealiza su inocencia.

83534f73d9a372c25b04885a20548ad2

Sus paisajes siempre están llenos de flores. Su estilo es único y muy personal y sus ilustraciones muy sentimentales y evocadoras. Le encantaban los prerrafaelistas y supo mezclar en su obra la sencillez en el trazo y un colorido suave y delicioso. Kate tenía un gusto exquisito y cuidaba con mimo y detalle el vestuario de sus personajes.

7d897e859ce2ebf9ac4cf232d9e7b181

3b47ab753304287bd7a2643b17f1c09b

La influencia de Greenaway en ilustradores posteriores ha sido enorme y por este motivo se establece en su honor, en el año 1.955,la medalla Kate Greenaway,  que anualmente la concede el Chartered Institute of Library and Information Professionals, el colegio profesional que representa a los bibliotecarios y otros profesionales de la documentación en Reino Unido.

¡Qué gozada volver a ver las cosas a través de los ojos de un niño! Todo es nuevo y sorprendente, hay tanto por descubrir.

Te invito a que descubras a Kate Greenaway y su mundo. ¡Vamos a jugar! ; )

52ba73a0c30ac7ba080294fb0576a036

Kate_Greenaway_Games

Me gustaría mucho leer tus comentarios ; )

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s