Archivo de la categoría: Oscar Wilde

El retrato de Dorian Gray- Oscar Wilde

fef763ac6954cfee3e9467782da4ce00

El actor Ben Barnes interpretando a Dorian Gray

“Y todo había sido como tiene que ser el arte, inconsciente, ideal y lejano”.

Ilustración de Luisa Kelle

Ilustración de Luisa Kelle

Gracias al Club Pickwick,  una de las lecturas que más me han atrapado y fascinado este verano ha sido El retrato de Dorian Gray de Oscar Wilde, un gran clásico.

Una forma estupenda de estrenarse con este escritor, ¿no te parece?. Si, ya lo se, alguno no entenderá como hasta ahora no había leído nada de Wilde, y la verdad es que yo tampoco lo entiendo porque ha sido un flechazo, me ha impresionado. ¡Cuánta sutileza, inteligencia, elegancia y talento!. ¡Brillante!.

Mr Wilde, me hubiera encantado conocerle ; )

Probablemente, a estas alturas, no te descubra nada nuevo sobre su argumento. La novela ha sido adaptada al cine y creo que Dorian Gray es un personaje mítico de la literatura. Wilde, utiliza a Dorian para hacer un retrato magistral del ser humano.

En Dorian podemos vernos como en un espejo, por eso, quizás la lectura es diferente para cada uno.

La novela es terrorífica y a ratos irritante ; )

Pero no porque transcurra en un ambiente decadente, opresivo, gótico y algo fantasmagórico, si no porque toca la fibra, agita pensamientos, ideas y sensaciones a las que probablemente no te atreves nunca a poner nombre. Despertará tu lado “rebelde”, ¿malo? y tenebroso. Ese pequeño “monstruo” que todos llevamos dentro y al que no dejan salir ni las inhibiciones ni los prejuicios y convencionalismos sociales.

El Retrato de Dorian Gray. Ilustración de Enrique Corominas

El Retrato de Dorian Gray. Ilustración de Enrique Corominas

¿Quiénes somos realmente?. Nadie es solo bueno o solo malo, el ser humano está lleno de matices, debilidades, contradicciones y pasiones. Estamos en continua lucha; lo lógico frente a lo ilógico, la razón y las normas, lo que se considera correcto, frente a lo que realmente queremos hacer. ¿Somos realmente libres?

Vamos a conocer a Dorian y  a su amigo Lord Henry Wotton, para mí  el personaje central, el alma de esta sugerente historia.

Estamos en casa del pintor Basil Hallward, en el Londres de la era victoriana. Su amigo, Lord Henry Wotton está de visita.

El Retrato de Dorian Gray. Ilustración de Enrique Corominas

El Retrato de Dorian Gray. Ilustración de Enrique Corominas

Basil está pintando un maravilloso cuadro de Dorian; un joven hermoso, inocente y casi un niño. Tanto Basil como Lord Henry, hombres ya maduritos y con cierta vida y bagaje a sus espaldas, están deslumbrados por la belleza de Dorian.

Pero quien lo va a conquistar es Lord Henry ,¿por qué?. Enseguida te vas a dar cuenta. En cuanto les escuches hablar.

El Retrato de Dorian Gray. Ilustración de Enrique Corominas

El Retrato de Dorian Gray. Ilustración de Enrique Corominas

Basil encarna la rectitud, la moral, la bondad y el bien, en definitiva el aburrimiento 🙂 Mientras, Lord Henry es todo lo contrario, tiene carisma. Vive el lado salvaje y hedonista de la vida. Es lo divertido, lo frívolo, el peligro que atrae pero a la vez aterra y que puede sacar lo peor de ti, lo más oscuro. Tiene su propia idea del mundo y para él lo más importante es la belleza.

Con sus peculiares e ingeniosas reflexiones poco a poco va cautivando la mente de Dorian. Se convierte en su maestro y mentor, le manipula. Lord Henry es un gran cínico, un dandy. Un hombre elegante y decadente para el que lo más importante es satisfacer el placer sin importar la moral o la inmoralidad de sus actos. Piensa que está por encima del bien y del mal pero hay que reconocer que todos sus comentarios son fascinantes.

Dorian quiere conservar su juventud para siempre y en un gesto narcisista y vanidoso desea que quien envejezca sea el Dorian del cuadro.

Y sus deseos son ordenes, en ese cuadro queda escondida su alma y claro, Dorian nunca va a envejecer y dedicará toda su vida a la búsqueda de la belleza y el placer, una belleza y hermosura física que son vacío y apariencia. Nunca se preocupará por encontrar y cultivar su interior, sus virtudes, su corazón.

Bien agarrado a la mano de Lord Henry, explora sus sentidos y llegará a cometer  los mayores vicios y pecados. ¿Terminará bien?…

El Retrato de Dorian Gray. Ilustración de Enrique Corominas

El Retrato de Dorian Gray. Ilustración de Enrique Corominas

Ilustración de Enrique Corominas

Ilustración de Enrique Corominas

La crítica a la arrogancia, la vanidad y la doble moral algo perversa de la sociedad de la época es genial y nada sutil, me parece increíblemente valiente.  Pero si hay algo que me ha emocionado es la estética, la atmósfera del relato.

Las descripciones son preciosistas, intensas, recargadas y apabullantes. La elección de cada palabra, refleja perfectamente ese ambiente decadente, viciado y opresivo en el que vive Dorian. Detrás de ese lujo y belleza exuberante y artificial, se esconde la fealdad y las peores perversiones.

“El intenso perfume de las rosas embalsamaba el estudio, y cuando la ligera brisa agitaba los árboles del jardín, entraba,  por la puerta abierta, un intenso aroma a lilas o el aroma más delicado de las flores rosadas de los espinos”…..

Léelo despacio, sin prisas y no tengas miedo a darte cuenta, aunque te cueste reconocerlo, que hay mucho de Dorian, de Lord Henry y de Basil en todos nosotros ; )

¡¡Bravo Mr Wilde!!. Nos volveremos a encontrar

0686fa4bad89ec2fc466e3fdb8fdfe1e

7 comentarios

Archivado bajo Club Pickwick, Libros favoritos, Oscar Wilde, reseñas, reto literario