Archivo de la categoría: Mary Ann Clark Bremer

En abril, libros mil- Una biblioteca de verano

12991067_1293922563958454_8154201825353386504_n

En abril, libros mil : D

El próximo  23 de abril es el Día del Libro, una ocasión perfecta para celebrar que no hay nada como un libro.

En el grupo Tarro Libros, Carmen Forján nos hizo una propuesta que no podíamos rechazar; un homenaje como se merecen.

Las “tarrolibreras” vamos a preparar una selección de relatos, novelas, ensayos, artículos…sobre libros y/o librerías.

biblioteca de verano  mary ann clrak

Una biblioteca de verano- Mary Ann Clark Bremer Editorial Periférica

Y mi elección es una pequeña joyita que descubrí el año pasado y que ya reseñé en el blog : Una biblioteca de verano de Mary Ann Clark Bremmer.

Fue todo un descubrimiento y tengo pendiente leer más libros de esta escritora.

Una historia breve y preciosa sobre una joven que se encuentra a si misma a través de los libros. Maravillosa, merece la pena que entres en esta pequeña biblioteca.

Libros, libros y más libros, siempre los libros. Los libros son todo ; )

“Arañadas tapas de un verde ajado, como de un terciopelo muchas veces expuesto a la luz.

Tapas del color del tabaco. Y del de los corales de las Islas Filipinas.

Tapas del color de la luz del atardecer en Nueva Inglaterra-mis otros veranos-.

Tapas con olor a cobalto, a moho dulce, a gusanos de seda, a madreselva, a coñac, a tierra mojada.

Tapas estampadas con dos lineas de oro desvaído, en azul  prusia, en blanco sucio de nieve.

Los libros de tapas de cartón forradas con telas y los libros de tapas flexibles para los días de tren o playa.

Libros en miniatura (los poemas de Verlaine) y libros gigantescos (algunas novelas de Balzac).

Libros que podrían sujetar un edificio entero (por lo que dicen y como lo dicen).

Ningún libro malo entre tantos libros.”

e5cacc913215ad98da045a608921d16c

Anuncios

19 comentarios

Archivado bajo Día del Libro, leer, libros, Libros favoritos, libros mil, Mary Ann Clark Bremer, reseñas, reto literario, Tarro Libros 2.016

Una biblioteca de verano

biblioteca de verano mary ann clrakCurioseando este invierno en las librerías,he descubierto la estupenda editorial Periférica.

Creo que tiene un catálogo de libros y autores de calidad.Muchos de estos escritores son desconocidos  para mi y tengo muchas ganas de descubrirlos.

Acabo de terminar Una biblioteca de verano, y ha sido un verdadero placer  y una delicia leer esta bonita historia.

Es el año 1.946, la guerra ha terminado. Una joven norteamericana ha perdido a sus padres y también el rumbo y el sentido de su vida.Siente una gran tristeza y un enorme vacío.

Vuelve al pueblecito francés donde pasó los veranos de su infancia con su tío Marcel ,un personaje genial y especial sobre el que seguro querrás saber más. Marcel la educó en el amor a los libros.

“Mi tío Marcel, me había marcado con su carácter, con su libertad, con su tolerancia”.

En la casa familiar de la Bienhereuse intentará encontrar de nuevo la felicidad perdida. ¿Cómo y dónde la encontrará?… pues los libros y la literatura ayudarán mucho.

5013f0b25ec40f48a1716f8852bf216e

Ordena y prepara un catálogo de los ejemplares de la biblioteca de su tío y pone en marcha una biblioteca pública en el establo de la casa.

“Flaubert (inteligente), Sthendal (poderoso), Remy de Gourmont (misterioso), Marcel Proust (delicado), Jean Lorrain (frágil), Verlaine (arrebatador), Duhamel ( a quien yo detestaba, ay) . Y una corta lista de escritores británicos: George Eliot (delicado), Thomas Hardy (admirable, Lytton Strachey (otro de los preferidos de mi tío).”

Los personajes que pasan por esta biblioteca nos hacen reflexionar. La vida en el bonito pueblo va calando poco a poco en la existencia de la joven, que incluso encontrará el amor. Vive, como ella misma dice, “los días más felices de aquel tiempo”.

fb4bb286ad7b841f81bcd7ac98509a83

14337eca920466ddca653a956543bed1

“Entregarse al mundo:saltar una tapia, escarbar en busca de hormigas, leer tumbada cara al cielo… Entregarse al mundo como se entregan los niños o los locos habría de ser mi medicina. E hice “uso” de ella durante las semanas siguientes”.

Disfrutar cada momento y los pequeños placeres cotidianos, quizás sean la clave para encontrar la felicidad  que todos buscamos ¿no te parece? ; )

d490cf9f1e01c577d3b243e229cbf06fNos transmite su pasión y su amor por los libros de una forma maravillosa,e incluso muy poética.La verdadera esencia de esta historia es el amor por los libros.La literatura como tabla de salvación…¡¡Tantas emociones y sensaciones que descubrir en los libros!!.

“Arañadas tapas de un verde ajado, como de un terciopelo muchas veces expuesto a la luz.

Tapas del color del tabaco. Y del de los corales de las Islas Filipinas.

Tapas del color de la luz del atardecer en Nueva Inglaterra-mis otros veranos-.

Tapas con olor a cobalto, a moho dulce, a gusanos de seda, a madreselva, a coñac, a tierra mojada.

Tapas estampadas con dos lineas de oro desvaído, en azul  prusia, en blanco sucio de nieve.

Los libros de tapas de cartón forradas con telas y los libros de tapas flexibles para los días de tren o playa.

Libros en miniatura (los poemas de Verlaine) y libros gigantescos (algunas novelas de Balzac).

Libros que podrían sujetar un edificio entero (por lo que dicen y como lo dicen).

Ningún libro malo entre tantos libros.”

Es un libro muy breve, se lee de un tirón. Muy breve pero increíblemente hermoso, lleno de sentimientos y ternura. Sencillo y deslumbrante, elegante y exquisito. Te conquistará el corazón, no podrás resistirte a esta pequeña joya. Tiene cierto toque cinematográfico, mucho sabor  y encanto, como una película clásica de los años cuarenta.

10365_66cm_ 008

Fotografía de Stanley Kubrick

La obra de la escritora Mary Ann Clark Bremer, ha estado muy dispersa y ahora la editorial Periférica poco a poco la está publicando y recuperando. Seguiré leyendo sus libros. Ha sido genial encontrarla, ahora tienes que descubrirla por ti mismo : )

70050020130222155717foto Mary Ann Clark Bremer estrecha

1 comentario

Archivado bajo favoritos, libros, Mary Ann Clark Bremer, reseñas