Archivo de la categoría: Lecturas para un 8 de marzo

Tea Rooms- Mujeres obreras- Luisa Carnés

Tea Rooms- Mujeres obreras. Luisa Carnés. Hoja de Lata editorial

Tea Rooms- Mujeres obreras. Luisa Carnés. Hoja de Lata editorial

“…Pero también hay mujeres que se independizan, que viven de su propio esfuerzo, sin necesidad de “aguantar tíos”. Pero eso es en otro país, donde la cultura ha dado un paso de gigante; donde la mujer ha cesado de ser un instrumento de placer físico y de explotación…”- Tea Rooms, Mujeres obreras- Luisa Carnés

Había oído hablar mucho de este libro y después de ver un reportaje interesantísimo sobre Las Sinsombrero  necesitaba leerlo.

Las Sinsombrero- Generación del 27

Las Sinsombrero- Generación del 27

Las Sinsombrero, mujeres increíbles, únicas, valientes. Intelectuales capaces de comerse y cambiar el mundo. Lucharon con inteligencia y coraje en una España que solo las iba a permitir pasar como de puntillas. En esa España que las condenaba a la mediocridad.

Las pintoras Maruja Mallo, María Teresa León y Angeles Santos, la escultora y poeta Marga Gil Roësset, las escritoras Concha Méndez, Rosa Chacel, Ernestina de Champourcín , la filósofa María Zambrano, y la actriz Josefina de la Torre, entre otras muchas mujeres,  no estaban dispuestas a desempeñar el papel que se esperaba de ellas, ¡por supuesto que no!.

La Generación del 27

La Generación del 27

Se las concedió el altavoz para reivindicarse, para mostrar todo lo maravilloso que tenían que contar, que expresar.

“Misteriosamente”, “por arte de magia” desaparecieron de la historia, de las crónicas de los libros. Su talento, su obra y su legado es igual o incluso más importante que el que nos dejaron algunos de sus coetáneos, de sus compañeros de generación; los poetas, novelistas, artistas e intelectuales de la Generación del 27 .

Eran tanto o más brillantes que ellos, ¿por qué se las silenció?. Unas pioneras, vanguardistas que rompieron moldes y esquemas e incluso disfrutaron de su éxito, ¿por qué ese segundo plano?. Lo peor es que esa injusticia se haya seguido manteniendo en el tiempo.

¿Cómo es posible?, esto no puede permitirse. Nuestra historia, el presente y el futuro lo construimos todos. ¡¡Todos!!.

Luisa Carnés, la autora de este libro magnífico, tan necesario e imprescindible, no coincidió cronológicamente con la Generación del 27 . Tampoco puede considerarse una sinsombrero, pero comparte con ellas el mismo destino; tras la Guerra Civil y la dictadura franquista se convirtió en una escritora invisible. ¡Qué lástima!, ¡qué verguenza!.

La escritora Luisa Carnés

La escritora Luisa Carnés

Hay libros, relatos que sorprenden, emocionan, impactan y remueven algo por dentro. Las palabras tienen una fuerza que trasciende las páginas por su potencia, por su enorme sinceridad, por su realismo casi abrumador.

¡Cuánto talento!, ¡qué manera tan bella y  delicada de contar!.

Café Gijón- Madrid

Café Gijón- Madrid

Vente hoy conmigo a tomar una cafecito o un té.

Te invito ; )

Conozco un salón de té, cerquita de la Puerta del Sol de Madrid. El viaje es largo y el descubrimiento va a ser duro, nos encontraremos con la verdad, con la realidad.

¿Puedes imaginarte el Madrid de los años 30?. Tiempos difíciles. El país está sumido en una horrible crisis, en un mar de contradicciones e ilusiones, de ciertos aires de cambio.

Por un lado los avances y los intentos de modernización son muy importantes, sorprendentes. Sin embargo, los pobres siguen siendo cada vez más pobres, los ricos cada vez más ricos y las mujeres  las peores paradas en toda esta situación.

Fotografía de Frances Català Roca

Fotografía de Frances Català Roca

La Segunda República  y la Constitución de 1.931  convirtieron a las mujeres en ciudadanas de pleno derecho.

Esta Constitución eliminó los privilegios reconocidos solo a los hombres. Reconoció el derecho a voto de las españolas y también la posibilidad de acceder a cargos públicos. Protegió la maternidad, suprimió el delito de adulterio, permitió el divorcio, reguló el trabajo femenino y la igualdad salarial. No se podía despedir a una mujer por casarse o decidir tener un hijo.

Era una ley atrevida, moderna y avanzada.

Pero a nivel “terrenal”, en el día a día, las costumbres, la sociedad, no permitían ninguna “salida de tiesto”. El papel de la mujer seguía reduciéndose al ámbito doméstico. Destinadas a ser “el reposo del guerrero”, “el ángel del hogar” y las dulces y calladitas hijas y esposas. El trabajo que promete cierta emancipación y libertad, se convierte en una nueva forma de esclavitud.

Manifestación de mujeres en los años 30 en España

Manifestación de mujeres en los años 30 en España

La que se atrevía a burlar su destino no era muy bien vista, incluso por las otras mujeres. ¡Vaya tela!, qué flaco favor nos hacemos a veces a nosotras mismas.

La religión y los prejuicios hipócritas, la doble moral y el doble rasero para juzgar influyen, influyen muchiiiiisimo. ¡Una pena!. ¡Cuántas trabas, solo por el hecho de ser mujeres!.

En este ambiente, algunas  consiguieron introducir nuevas formas de pensar, nuevos comportamientos. Trataron de defender con uñas y dientes el derecho de la mujer a la educación y a un trabajo digno y muchas por este motivo sufrieron cárcel o exilio.

Josefina Carabias. una de las primeras mujeres periodistas en España

Josefina Carabias. una de las primeras mujeres periodistas en España

Matilde es una jovencita con sueños, aspiraciones, buscando su lugar en el mundo. Otra muchachita más, invisible. Pobre, trabajadora y peleona, acostumbrada a una vida dura y sin esperanzas. Sometidas a los padres, a los maridos, a los jefes, a jornadas laborales interminables recompensadas por salarios miserables, a la discriminación. En una España dividida entre “los que cogen el ascensor, y los otros, los de la escalera de servicio”. 

Matilde se pregunta todo los días el por qué. Por qué tiene ese “deber” de conformarse con todo, de callar. Está harta de no tener voz, de no tener opciones, de no poder aspirar a nada. ¿Existirá alguna salida?.

Fotografía de Elliott Erwitt

Fotografía de Elliott Erwitt

“La obrera española, salvo contadas desviaciones plausibles hacia la emancipación y la cultura, sigue deleitándose con los versos de Campoamor, cultivando la religión y soñando con lo que ella llama su “carrera”: el marido probable. Sus rebeliones, si alguna vez las siente, no pasan de momentáneos acaloramientos sin consecuencia. Su experiencia de la miseria no estimula su mentalidad a la reflexión…. ¡Bueno! A veces -pocas- siente que su vida es demasiado monótona y dura; pero su mente contiene suficientes aforismos tradicionales, encargados de convencerla de su error y de la inmutabilidad de la sociedad hasta el fin de los siglos…  no posee sobre la tierra otro patrimonio que sus lágrimas, y por eso tal vez las prodiga.”

Matilde acude a una entrevista de trabajo. Tiene intención de ser secretaria y acude a una oficina al reclamo de un anuncio: “Urge mecanógrafa, modestas pretensiones” . El anuncio ya habla por si solito.

Este trabajo no va a ser suyo. De camino a casa, ese día lluvioso, con los pies empapados y agotados porque sus zapatos están rotos, pensando en si se gasta el poquito dinero que le queda en el billete del tranvía, o si se compra un delicioso buñuelo, Matilde reflexiona, piensa, intenta acallar sus pensamientos…“Pensamiento, idiota, ¡duerme!.” El pensamiento duele.  Sabe que lo tiene muy complicado, pero hay que seguir luchando, peleando por llevar las patatas viudas a casa.

Antigua pastelería del Pozo

Antigua pastelería del Pozo

Matilde no tendrá dinero para zapatos o para esas ropas bonitas, que en el fondo, con coquetería, le gustaría lucir. Sin embargo tiene carácter, voluntad, inteligencia y esperanza para dar y tomar. Ganas, tiene muchas ganas, a pesar de las trampas que le pone la realidad.

Encuentra trabajo en un lujoso salón de té, en una pastelería, en pleno centro de Madrid.

Allí comienza a trabajar, acompañada de un grupito de compañeras dependientas. Todos los días la rutina les espera con “Diez horas, cansancio, tres pesetas”. 

Mientras la vida continúa y bulle  tras los cristales del escaparate y por la cafetería entran y salen señoritas, señoronas, artistas, caballeros, jóvenes, viejos y familias, ellas se afanan siempre con una sonrisa en la boca para que todo esté perfecto. Una dura encargada está al acecho y las somete a muchas humillaciones.

Todas tienen sus pequeños sueños y deseos, sus secretos. Tratan de abrirse camino como pueden o como las dejan.

Alguna mantiene una relación sentimental tormentosa con el dueño, otra se aferra a la religión, aquella quiere que un cliente guapo que dice que es actor se enamore de ella, la más atrevida aspira a salir del agujero estudiando, a través de la cultura…

Deja que te cuenten su historia ; ) ¡Escúchalas!.

En el centro de Madrid hay manifestaciones obreras, la tensión se palpa en el ambiente y los acontecimientos tímidamente las llenan de esperanza, aunque no se atrevan a alzar la voz contra sus jefes.

14 abril de 1931. El pueblo de Madrid se echa a la calle para celebrar la Segunda República

14 abril de 1931. El pueblo de Madrid se echa a la calle para celebrar la Segunda República

Puede que el futuro sea mejor, y la mujer pueda abrirse sus propios caminos.

¿Cuándo será oída su voz?“.

Actualmente hemos avanzado. Hemos mejorado, si, no cabe duda, pero queda mucho, mucho por hacer.

Tea Rooms es un relato crudo y, sin embargo, cargado de poesía, de belleza. Realista, sincero y sencillo. Con una prosa muy visual, rotunda y potente, Carnés no recurre a las florituras y a todo lo llama por su nombre, con valentía y una enorme inteligencia, sin andarse con pamplinas y sentimentalismos. Las cosas son como son y no vale darle vueltas, hay que denunciarlas y acabar con ellas. Todos tenemos que tomar conciencia.

Magníficamente bien escrito. Inolvidable, moderno, vanguardista y atrevido . ¡No te lo puedes perder!. Creo que tienes que leerlo, es fascinante.

Mil gracias a Hoja de Lata editorial que ha recuperado esta obra. Además la edición es preciosa y he leído que publicarlo y encontrarlo fue emocionante.

 

Luisa Carnés

Luisa Carnés junto a su hijo a borde del buque Veendam que les llevaría al exilio. (Fuente: Herederos de Luisa Carnés).

Luisa Carnés nació en 1.905, en el hogar de una familia numerosa muy humilde del madrileño barrio de Huertas. Hasta los once años asistió a clase en un colegio de monjas, pero pronto tuvo que ponerse a trabajar en el taller de sombrerería de su tía. No pudo asistir a ninguna Residencia de señoritas, ni formarse en alguna buena escuela o relacionarse con los grandes intelectuales como las sin sombrero. Pero Luisa tenía inquietudes y en sus ratos libres no paraba de leer y leer a los rusos y también clásicos españoles. Tenía verdadera pasión  por la literatura y como no tenía dinero para comprarse libros, devoraba los folletines que se publicaban en los periódicos y las novelas baratas. Su mente era inquieta, a pesar de su carácter tímido e introvertido.

Luisa Carnés

Luisa Carnés

Fue telefonista, dependienta y mecanógrafa y trabajó como nuestra amiga Matilde, en un salón de té.

Trabajaba y escribía. Consiguió publicar sus primeros cuentos y un primer libro Peregrinos de Calvario. Tuvo el reconocimiento de la crítica. Había nacido una nueva novelista.

La mecanografía le permitió contactar con el mundo editorial. La CIAP la contrató y así conoció a Ramón Puyol, dibujante y pintor de algunos de los libros de esta editorial y autor de carteles durante la Guerra Civil.

Se enamoraron y de esta relación nace su hijo en 1.931.

Esta editorial publicó Natacha, su segunda novela.

La CIAP quiebra y Luisa se traslada a Algeciras, a la casa de la familia de su marido. No está hecha para ser ama de casa, hay mucho por lo que luchar, hay mucho que hacer.

Portada de la revista femenina Estampa

Portada de la revista femenina Estampa

En 1.923 vuelve a Madrid y retoma su trabajo en la revista femenina Estampa. Publicó diversos artículos y colaboró en La Voz, La Esfera, Crónica y La Raza.

Sus problemas económicos la obligan a instalarse en casa de sus padres y en 1.934, se separa de su compañero, de Puyol.

En el 36 se afilia a la Unión de Juventudes Comunistas y al siguiente ingresa en el PCE.

En 1.937 es evacuada a Valencia y posteriormente a Barcelona.

Magda Donato, Luisa Carnés y Josefina Carabias, periodistas de la Segunda República

Magda Donato, Luisa Carnés y Josefina Carabias, periodistas de la Segunda República

En esta ciudad participa en la publicación de Frente Rojo y conoce al poeta  Juan Rejano. 

Rejano es su gran amor y el compañero para el resto de su vida.

El hijo de Luisa, su pequeño, es evacuado a Francia y no se podrá reunir con él hasta 1.939. Carnés cruza la frontera desde Barcelona y queda recluida en Le Pouliguen. Pudo salir de allí gracias a la ayuda de la escritora Margarita Nelken.

En mayo de 1.939, tras pasar por París para recuperar a su hijo, se embarca en el Veendam para trasladarse a América junto con un grupo de intelectuales republicanos.

Viven en el exilio, en México y allí permaneció hasta su muerte en 1.964, debida a un accidente de tráfico. Su familia sobrevivió.

Su nieto Juan Ramón todavía continua buceando, investigando en la vida de esta “misteriosa” mujer. Quién sabe si no habrá más sorpresas.

De momento no debemos dejar que su voz quede dormida, que desaparezca en el olvido. Vamos a seguir leyéndola y a hablar sobre estas mujeres increíbles, para que recuperen el lugar que les corresponde en la historia.

Es necesario saber de donde venimos para seguir adelante.

Anuncios

8 comentarios

Archivado bajo Día Internacional de la Mujer, escritores, Lecturas para un 8 de marzo, Libros directos al corazón, Libros favoritos, Locos años 20, Luisa Carnés, reseñas

Lecturas para un 8 de marzo

Lecturas para un 8 de marzo -Tarro libros 2.018

Lecturas para un 8 de marzo -Tarro libros 2.018

sufragistas3El 8 de marzo celebramos el Día internacional de la mujer. El lema de este año es: “Por un planeta 50-50 en 2.030: demos un paso a la igualdad de genero”.

Ojalá no hubiese nada que reivindicar, ni objetivos por los que luchar pero, por desgracia, queda mucho por hacer.

La igualdad de derechos no es un hecho, hay que seguir peleando. ¡Las chicas somos guerreras!

Aunque el tiempo ha transcurrido y, gracias a la valentía de grandes mujeres , se ha avanzado bastante en derechos y libertades, la realidad con la que se enfrentan miles de mujeres no nos demuestra lo mismo. Tenemos que acabar con todas las brechas y frentes existentes.

Rara es la mañana, en la que no nos levantamos con alguna terrible noticia sobre maltrato, asesinato y violencia machista. En el ámbito laboral, las mujeres seguimos cobrando mucho menos que los hombres y tenemos que renunciar a empleos o ascensos por motivos familiares, las denuncias por acoso y discriminación sexual no han cesado. En algunos países las diferencias son más notables e incluso se añaden condiciones vejatorias y humillantes para la dignidad femenina: muertes,violaciones, mutilaciones, nulo o escaso acceso a la cultura…

Es desconcertante, asombroso y horrible, que las mujeres tengamos que sufrir persecución y muerte por reclamar derechos básicos tales como educación, formación, elegir una pareja o incluso decidir sobre nuestra maternidad.

A veces me sorprende que estemos en el siglo XXI. No hemos evolucionado nada.

Todos tenemos que ser conscientes y eliminar los roles, estereotipos  y comportamientos que alimentan el odio machista, fomentando la educación en el respeto y la igualdad. No somos hombres o mujeres, somos personas.

En el grupo Tarro Libros 2.016, Carmen Forján nos propuso hacer un gesto conjunto, el objetivo: recordar esta fecha y aportar nuestro granito de arena para hacer visible esta lucha. Hemos decidido recomendar una lectura que tenga como protagonista a la mujer  y su realidad.

Mafalda. Quino

Mafalda. Quino

¿En quién he pensado?….en Mafalda , la genial y única Mafalda.

¿La conoces?  ; ) , jejejje casi no necesita presentación.

Mafalda nació el 29 de septiembre de 1.964 en Buenos Aires. Su creador es  Quino, un maravilloso dibujante argentino.

Es una niña curiosa, idealista, llena de inquietudes, sensata, con personalidad y carácter, sabe lo que quiere. Tiene ideas propias y las defiende con inteligencia, con argumentos y a pesar de su corta edad.

Rebelde pero “con causa”, con una mente progresista, parece una pequeña filósofa.

Nuestra Mafalda fue creada, como un dibujo publicitario, para una página de publicidad encubierta de una empresa de electrodomésticos. La campaña no llegó a realizarse y aparece por primera vez en la revista Leoplán.  

Mafalda

Mafalda

Comienzan las aventuras y andanzas de esta nena y su particular manera de entender la vida y el mundo que le rodea. Mafalda cuestiona todo con un  humor agudo, cínico y ácido, en ocasiones un poco pesimista.  Pero tiene un lado tierno, simpático y bondadoso, es muy generosa.

Vive con sus padres y su hermano pequeño Guille, una familia típica porteña de clase media en los años 60. Todos sus comentarios y divertidas ocurrencias tienen que ver con la situación social, política  y económica de esta época. Te darás cuenta que las cosas han cambiado muy poquito.

descarga

 

3c932ec66979eea91012d07cdad99b1e

mafalda1Mafalda lucha, en su pequeño universo, por un mundo mejor y en paz ; libre de injusticias sociales, sin guerras, sin hambre. Le preocupa la maldad y la incompetencia de la humanidad y plantea soluciones desde su punto de vista ingenuo e inocente, con un gran sentido común.

Es una delicia leer sus opiniones y como incomoda a los adultos, que se quedan asombrados con sus preguntas y planteamientos. Te vas a reír : D

A sus papás los critica, piensa que son conformistas y un pelín pasivos. Detesta las convenciones de los adultos.

De mayor quiere estudiar idiomas y trabajar en las Naciones Unidas, con el objetivo de conseguir la paz mundial. ¡Ole Mafalda!. Está convencida del poder de la mujer y de su progreso social.

Odia la sopa, es fan de los Beatles (piensa que deben ser los presidentes del mundo) , el Pajaro Loco y los panqueques. Le gusta leer, ver la tele (las noticias especialmente), jugar al ajedrez y disfrutar de sus amigos.

El papá es un empleado de oficina, preocupado por su familia. Mafalda le desconcierta constantemente. Su afición es cultivar plantas de interior.

tumblr_myvmcx4dmg1r7u5lmo1_500

 

La mamá es más compleja. Es ama de casa y toda su vida gira en torno al  hogar. Aparentemente es feliz, no necesita más, a pesar de dejar, cuando se casó, sus estudios universitarios. Estudiaba para ser pianista profesional. Mafalda, por supuesto, no está de acuerdo con la decisión que tomó su madre y se lo hace saber continuamente.

sivivieras

Su hermano Guille es un trasto, inocente, , ingenuo y algo irreverente. Le encanta Brigitte Bardot.

tira_comic_quino_mafalda_guille_0

 

Su pandilla de amigos es especial, son muy importantes para ella.

Manolito es el hijo del dueño de una tienda del barrio, del almacén “Don Manolo”. Es un poco cabezota, siempre quiere tener razón. Tiene ideas conservadoras, poca fantasía e imaginación, ve el lado practico. Es muy ambicioso, sueña con ser un ejecutivo y tener mucho dinero. Choca con Mafalda , no tienen la misma ideología.

122ecf5d7b9d6a62b70114e0e34c23bb

La tremenda Susanita es muy habladora y cotilla. Se siente un poco por encima de los demás, es orgullosa y egoísta y muy frívola. Solo piensa en la moda y en jugar a las mamás. Todo lo contrario a Mafalda. Sueña con casarse y tener hijos y llevar una vida acomodada y lujosa. Susanita no está nada concienciada con la liberación de la mujer y la igualdad entre sexos. Representa y encima defiende ese terrible rol que se nos asigna siempre a las mujeres. Menos mal que Mafalda siempre intenta que entre en razón, pero Susanita lo tiene muy claro.

images

Felipe es mi favorito. Soñador, muy tímido, despistado y bastante vaguete, ve la vida desde un punto de muy sencillo. Es un niño dulce, es el más tierno e inocente del grupo. Está enamorado, de Muriel, pero no es correspondido. Le encantan los Beatles, los cómics del Llanero Solitario y jugar al ajedrez.

d79dc990b0e71f442e203d6d6ee66332

 

Miguelito da el punto surrealista y absurdo de la realidad, es algo egoísta, pero muy directo y sincero.

images (1)

Libertad muy pequeñita pero guerrera y revolucionaria. Con opiniones muy incendiarias, quizás es la que claramente y sin tapujos se opone a todo lo establecido. Mucho más liberal que Mafalda, quiere la revolución social y el cambio en todas las estructuras del país.

li3

Mafalda es maravillosa, una mini heroína, al fin y al cabo la historia la  hacemos todos , con nuestras pequeñas luchas. Cada día es una aventura. : D ; )

Si aún no la conoces, merece la pena que abras sus libros y leas sus tiras cómicas.

mafalda_mundo-mejor

Mafalda-Susanita

 

 

 

 

 

18 comentarios

Archivado bajo ilustraciones, Lecturas para un 8 de marzo, Mafalda, Quino, reseñas, reto literario, Tarro Libros 2.016