Archivo de la categoría: Ernest Hemingway

Los asesinos- Ernest Hemingway

The Killers del director  Robert Siodmak

Escena de la película The Killers del director Robert Siodmak

“- Me voy a ir de este pueblo- dijo Nick

-Si-dijo George-Es lo mejor que puedes hacer” 

Forajidos (1946)

Forajidos (1946). Imagen: Mark Hellinger Productions, Universal Pictures.

Los asesinos, el genial relato breve de  Ernest Hemingway, ha sido otro estupendo descubrimiento en el club de lectura. Me parece brillante.

Me gusta mucho cuando la atmósfera de una historia trasciende las páginas del libro, Hemingway lo consigue magistralmente. El ambiente, el ritmo de la trama te va envolviendo, los personajes cobran vida y sientes que formas parte de todo lo que sucede, eres testigo.

Vamos a seguir la pista a estos asesinos, ¿te atreves? ; )

Imagínate un pequeño pueblo perdido, próximo a Chicago, probablemente en los años 20, en plena Ley Seca.

Está anocheciendo y en la cafetería entran Al y Max. Su aspecto y su lenguaje tosco y algo macarra indica que son peligrosos , no pueden negarlo y nos vamos a dar cuenta enseguida. Vienen preguntando por un tal Ole el Sueco, que todas las noches cena allí.

Orleans by Edward Hopper, 1950

Orleans by Edward Hopper, 1950, Fine Arts Museums of San Francisco.

Edward Hopper- Nighthawks-1942

Edward Hopper- Nighthawks-1942

f5a32083dd2c9f3e3192863ba939382e¿Para qué le estarán buscando?, ¿qué pretenden estos dos individuos?. Empezamos a intuir que existe algún tipo de amenaza, algo terrible va a suceder. Al y Max mantienen una conversación bastante cómica, no tienen muchas luces, parecen  dos protagonistas de la película Pulp Fiction. Todo es muy cinematográfico y  la escena recuerda a algún cuadro de Edward Hopper. El aire es cortante y huele a novela o cine negro ; D

En el cafetería también se encuentran un joven de la localidad llamado Nick Adams, George el camarero y Sam el cocinero. Los asesinos los retienen en el local, pero al ver que el Sueco no se presenta deciden ir a buscarle a la pensión en la que se aloja. Nick aprovecha para correr a avisar a Ole.

¿Llegará Nick antes que los asesinos? ¿estará Ole en la pensión? ¿qué va a pasar? ; )

La tensión y el suspense va en aumento. Se palpa la violencia y un horrible fatalismo y pesimismo. Nadie puede escapar, es inútil  y tampoco hacen nada por cambiar lo inevitable. Los personajes han aceptado de antemano su derrota y se conforman, abrazan su destino.

89640689ef49c9785591ede3cf608e7b

Me encanta como Hemingway va sugiriendo, calentando nuestra imaginación para que nosotros interpretemos, investiguemos. Con pequeños detalles y pinceladas nos cuenta todo poco a poco y nos va introduciendo a los protagonistas. Lo de menos es la acción, lo más importante es lo que cuentan los personajes.

Admiro como maneja los diálogos, algo que me parece muy difícil porque no hay apenas descripciones. Las conversaciones son secas, cortantes, muy rotundas y afiladas, van creando un clima de desasosiego y desesperanza.

La genialidad final es que no concluye, te quedas esperando, como si no hubiera pasado nada, y ha pasado o va a pasar de todo. Increíble, ¡qué talento!.

Dos largometrajes se inspiraron en el relato: Forajidos (1946) de Robert Siodmak y Código del Hampa (1964) de Don Siegel.

Burt Lancaster en Forajidos 1946

Burt Lancaster en Forajidos 1946

Entra en esta cafetería, pero ¡ojo!, ¡ten cuidado!. Dos asesinos andan sueltos.

The Killers 1946

The Killers 1946

 

 

 

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Ernest Hemingway, reseñas