Archivo de la categoría: Christopher Isherwood

Adiós a Berlín-Christopher Isherwood

Adiós a Berlín- Christopher Isherwood

Adiós a Berlín- Christopher Isherwood Editorial Acantilado

El cabaret alemán en los años 20

Profundamente superficial y atractivo: El cabaret alemán en los años 20

Tenía muchas ganas de leer este libro. No lo conocía y me lo encontré un día, por casualidad, en una librería. Estaba buscando otro del escritor Stephan Zweig y la portada me llamó la atención. Cuando leí el argumento, aumentaron las ganas de leerlo, sobre todo al enterarme que en este relato se basó la película Cabaret, del director Bob Fosse. Cabaret es una de mis películas musicales favoritas.

En aquel momento, no se por qué, lo dejé pasar pero siempre lo he tenido en la cabeza y el otro día, cuando fui a la biblioteca, no pude remediarlo y me lo llevé por fin a casa.

Lo he leído de un tirón. Me atrapó la historia un poco melancólica (nada ñoña ni sentimental) de un mundo en decadencia, condenado a desaparecer. Una despedida personal de un Berlín brillante  que pronto se verá sumido en la más terrible crueldad, en el dolor, la tristeza y la miseria. Envuelto en uno de los episodios más horribles de la historia de la humanidad. El sueño se acabó y la fiesta terminó.

The Europahaus, uno de los cientos de cabaret en el Berlín de la república de Weimar

The Europahaus, uno de los cientos de cabaret en el Berlín de la república de Weimar- 1931

Berlín 1935

Berlín 1935

El propio escritor se ve inmerso en la trama y te va a costar distinguir entre realidad y ficción. Nos lo cuenta todo en primera persona , es el testigo y el narrador atónito, un poco aturdido y desconcertado de los acontecimientos políticos y sociales que van a precipitarse velozmente en una guerra espeluznante.

Se le puede tachar de algo desapasionado, pero aquí lo más importante no es lo que Isherwoood opina, sino lo que ve ; el ambiente, la ciudad tan compleja, la sociedad hedonista contradictoria y ese universo que se desmorona. Me gusta cómo lo cuenta, todo fluye, es dinámico y fresco. El escritor escribe con mucho ritmo y con un sutil sentido del humor.

Isherwood adoptó una ideología marxista porque frecuentaba los círculos más radicales de las universidades de Oxford y Cambridge donde estudió. Le expulsaron de la universidad y sus ganas de libertad le llevaron al Berlín atrayente, desenfadado y alegre de  la Alemania de la república de Weimar. Una etapa convulsa que presagiaba ya el nazismo, pero en la que todavía se respetaban las libertades y los derechos.

Berlin era una ciudad chispeante, esplendorosa, en plena ebullición creativa, artística y de pensamiento. Bohemia, promiscua y repleta de cafés, cines, espectáculos y cabarets, está a la cabeza de todas las vanguardias. Se vivió con  diversión, despreocupación y optimismo pero la situación política era desastrosa.

La película Cabaret

La película Cabaret dirigida por Bob Fosse

Kurfurstendamm, Berlin

Kurfurstendamm, Berlin

El  Cafe Kranzler en Berlín, 1936

El Cafe Kranzler en Berlín, 1936

ea3d93ec7c979014ed817068c865f786Para ganarse la vida, Isherwood impartía clases de inglés a señoritas y señoras acomodadas, su sueño es escribir una novela. Tiene alquilada una habitación en la pensión de Fräulein Schroeder, una mujer chismosa, hipócrita  y mandona y a la vez muy maternal y compasiva. En esta casa convive con una prostituta, un camarero buscavidas y una cantante de canciones tirolesas que presume de su ideología nazi.

La atmósfera es decadente y fatalista, se prevé la catástrofe y los personajes están en una huida continua, embotados, tratando de olvidar y frivolizar, cada uno como puede, la realidad. Todos, independientemente del estrato social al que pertenezcan , están narcotizados tratando de alejarse de lo inevitable.

La vida del escritor transcurre monótona hasta que aparece la fascinante Sally Bowles

Lizza Minelli en la película Cabaret

Lizza Minnelli en la película Cabaret interpreta a Sally Bowles

Sally es una superviviente que sueña con ser actriz y cantante, aunque canta muy mal. Es descarada, divertida, caprichosa, explosiva y muy libre sexualmente. Su ternura algo infantil y esa constante búsqueda de un hombre que la retire para siempre de la mediocridad en la que vive, la convierten en un personaje inolvidable y al que se coge un enorme cariño. Es otra victima más de esa ceguera colectiva.

Liza Minelli y Michael York en la película Cabaret

Liza Minelli y Michael York en la película Cabaret

72aea74e9105b343c34f5acf2b0c5517Christopher y Sally se hacen inseparables y recorren la ciudad de fiesta en fiesta junto con su amigo Clive, un aristócrata despilfarrador y alcohólico.

En el verano de 1.931, Isherwood pasa una temporada en la Isla de Rugen, la playa es un hervidero de nazis y allí conoce a una pareja de homosexuales que viven una complicada relación.

Al volver a Berlín ,se instala en la casa de los Novak, una familia muy modesta y trabajadora, partidarios de Hitler y de un gobierno autoritario que enderece el destino del país. Pero ya verás, ya verás que ideas tan descabelladas y contradictorias tienen.

Como contrapunto aparecen los Landauer, una familia judía que contempla con pavor el ascenso del nazismo.

El peligro y la depresión ya acecha y la tensión se palpa en el ambiente. Los personajes empiezan a asfixiarse, a decaer. La enorme tristeza es que son pequeños títeres, no pueden hacer nada. Nadie imaginaba, ni en sus peores pesadillas, lo que iba a suceder.

La opresión avanza a pasos agigantados, pero siempre hay un resquicio de luz y de esperanza ¿no te parece?

“La vida es un cabaret, viejo amigo…Vamos al cabaret”

06ea9e353bb52a2104b5ab588a934841

5 comentarios

Archivado bajo Christopher Isherwood, Libros favoritos, reseñas