Archivo de la categoría: Adopta una autora

RELATOS DE DOROTHY PARKER- El señor Durrant- #adoptaaunaautora

Dorothy Parker

Dorothy Parker

El relato que os traigo hoy, El señor Durrant, se publicó en el American Mercury. Cuentan que su tono amargo y sombrío provocó que algunos de los miembros de la Tabla Redonda del Algonquin arrugaran el ceño.

Dorothy acababa de superar un nuevo intento de suicidio, esta vez con somníferos, se encontraba sumida en una profunda depresión. En 1.925 desapareció de la vida social neoyorquina y se dedicó a escribir poesía.

Sus poemas se editaron con el título Enough rope (cuerda suficiente), un título muy significativo de la situación en la que se encontraba nuestra amiga.

Jennifer Jason Leigh como Dorothy Parker

Jennifer Jason Leigh como Dorothy Parker en la película de Alan Rudolph

En una de las fiestas a las que acudía conoce a Seward Collins, el editor de The Bookman, probablemente una de las mejores revistas literarias del momento. Se enamoraron y Parker revive, resurge otra vez de sus cenizas.

Juntos viajaron a la Costa Azul y allí nuestra escritora se encuentra con Hemingway, Dos Passos y Fitzgerald. ¡Tremendo trio! : )

Al regresar a Francia, allá por el año 1.926, Enough Rope, iba nada más y nada menos que por la octava edición.

Este éxito y el amor de Collins fueron el motor, la energía suficiente para que Parker dejara de beber, se reorganizara. El New Yorker la contrató como cronista literaria, con una columna propia, Constant Reader.

El relato del Sr Durrant es triste, oscuro y desasosegante. Parker es única explorando en las relaciones de pareja, la incomunicación y los juegos de las apariencias. Siempre bucea profundamente en las contradicciones del ser humano.

Nos muestra la realidad y la intimidad de los “héroes” del aparente feliz way of life americano, y que por mucho que queramos poner distancia no están tan lejos de nosotros. Nos vemos reflejados en todo lo bueno y lo malo que conllevan las relaciones y costumbres sociales.

La frustración, la impotencia y cierta sensación de vacío, de caminar sin rumbo, acaba aflorando. Parker , bueno y todos, sabemos que esa forma de vida superficial, frívola, siempre pendiente de las apariencias, no ayuda a encontrar la autenticidad, la felicidad.

Ilustración de J.C Leyendecker

Ilustración de J.C Leyendecker

El Sr Durrant es un padre de familia de clase media. Un hombre trabajador, que poco a poco ha ido consiguiendo cierto éxito. De cara a la galería es un buen esposo, un buen papá pendiente de que nada perturbe la paz de su “hogar dulce hogar”. Es todo lo que se espera de un hombre y de su “virilidad”.

Dorothy critica con dureza y un tono muy socarrón e ingenioso esa sociedad llena de prejuicios, que ahoga sus sentimientos y deseos, incapaz de actuar con naturalidad. Observa lo cotidiano y siempre sabe darte una sorpresa. Maneja de forma magistral los giros inesperados.

Los valores, los principios y las tradiciones son importantes para Durrant, un hombre de verdad, con autoridad, ¿un individuo sin fisuras, sin tacha?… bueno, bueno, nuestro amigo cuenta con sus secretillos.

Tiene una debilidad; le gustan las mujeres. Su última conquista ha sido Rose, su propia secretaria. Este hombre de una forma despreciable busca en sus conquistas una satisfacción que no encuentra en casa, conquista por el mero hecho de sentirse poderoso y esconde unos sentimientos misóginos, oscuros y machistas hacía la mujer. Nos relata su “historia de amor” con una frialdad que roza la crueldad y cuando el affaire se complica no duda en recomendar a su amante que aborte, incluso se lo paga.

By Tom Lovell

By Tom Lovell

Mientras se plantea si comprar o no un perrito a sus peques, sigue tonteando con otras mujeres. ¡Vaya con el Sr Durrant!.

¡Un relato sobre un aborto!.. “para las mujeres de la alta sociedad de Nueva York, un mero trámite”.

Estamos en los años 20 y la palabra ni se menciona, pero el atrevimiento de Parker es muy muy grande. La crítica a los claroscuros de la sociedad es implacable.

¿Dónde está el señor, el caballero?. ¡Ay!, Sr Durrant, si se supiera cómo es usted realmente. Su mundo se tambalearía y se lo merece. No solo engaña a todos, se está engañando a si mismo. Por desgracia, aún quedan muchos Durrant.

Clase de educación sexual en 1929

Clase de educación sexual en 1929

Rose, la secretaria, es una mujer dependiente, la víctima del hombre. La mordacidad e ironía de Parker no tiene límites. Ni los hombres ni las mujeres son santos, aquí hay para todos y precisamente a ella, como mujer, le inquietan, desconciertan y preocupan mucho más ciertos comportamientos femeninos que no nos dejan en muy buen lugar.

No olvidemos que estamos en un momento en el que la mujer comienza a sentirse “moderna”, “libre” y “despierta”. Accede al mundo laboral y tímidamente es consciente de su capacidad para conseguir sus sueños y metas. Huye y rechaza de plano los convencionalismos y las normas sociales. Se niega a ser lo que se espera de ella; una perfecta mujer florero, ama de casa calladita y sumisa, novia y amante divertida, alegre, sin voz ni pensamiento propio.

Las flappers están de moda. Jóvenes, rebeldes y atrevidas siempre desafiando el universo masculino. Opinando de todo, rechazando el compromiso e incluso disfrutando de su sexualidad abiertamente sin admitir lecciones de moralidad.

Curiosamente las chicas de los relatos de Parker están un poco perdidas, desconcertadas. A veces ridículas, otras frívolas, frustradas e impotentes buscando siempre el amor y la protección del hombre. Y ahí está el atrevimiento, la verdad y la inteligencia de la escritora que nos muestra ese lado femenino  bochornoso y terrible.

En sus páginas te encontrarás mujeres que esperan desesperadamente la llamada de un hombre que nunca llega, que solo son felices si reciben la atención masculina, capaces de hacerse las tontas ante una infidelidad o una mentira, o lo que es peor utilizar a su pareja para medrar socialmente.

El estilo sereno, elegante, divertido pero cruel de Dorothy nos recuerda unos comportamientos que salvando las distancias y el tiempo se repiten. ¿Hemos cambiado tanto?, no lo creo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

4 comentarios

Archivado bajo Adopta una autora, Dorothy Parker, reseñas, reto literario

La reina y su corte en el hotel Algonquin-Dorothy Parker #adoptaunaautora

La mesa redonda del Algonquin- caricatura de Al Hirschfeld

La mesa redonda del Algonquin- caricatura de Al Hirschfeld

“Bebe y baila, ríe y miente, ama, toda la tumultuosa noche, porque mañana habremos de morir”Dorothy Parker.

Dorothy Parker

Dorothy Parker- caricatura de Al Hirchsfeld

Érase una vez una ciudad llamada Nueva York, hace ya mucho tiempo, en los llamados “locos años veinte”, cuando la gente solo quería divertirse, huyendo del miedo a la fugacidad del tiempo y conociendo lo terrible que puede llegar a ser el comportamiento del ser humano.

Esta ciudad tenía una reina, llamada Dorothy Parker.

La reina Parker es querida y veneraba por su inteligencia. Era divertida, original, ocurrente, diferente, única, pero ¡ojo! que su lengua podía ser mordaz y disparaba con bala, no dejaba títere con cabeza.

La reina era sabia y tenía una corte  formada por escritores, periodistas, críticos literarios, actores, lo mejorcito de la intelectualidad del momento. Una revista llamada Vanity Fair dictaba lo que estaba de moda, y Dorothy publicaba allí sus  relatos y poemas, permitiéndose realizar sus críticas teatrales, divirtiendo y asustando a la vez.

Sin embargo, su vida era tormentosa y la reina estaba triste, no era feliz.

Necesitaba estar continuamente rodeada de sus amigos, buscando siempre estar en el lugar oportuno, donde todo pasa. Porque a Parker le apasionaba escribir y se vaciaba cuando lo hacía, se entregaba. Lo cuenta todo con talento y rebeldía.

Círculo Vicioso

Círculo Vicioso

Siempre comportándose como una chiquilla traviesa, incluso frívola, envuelta en una espiral de autodestrucción, huyendo de sí misma…la gran, la grandísima Dorothy Parker y su leyenda.

Rodeada de amigos, maridos, amantes, estaba en boca de todos. Todo Nueva York amanecía, después de una noche de fiesta y glamour, repitiendo la frase: “cómo dijo Dorothy Parker…”

Después de la I Guerra Mundial, Parker se reunía en el hotel Algonquin con algunos amigos. En Junio de 1.919, el agente teatral John Toohey organizó una cena de bienvenida con amigos para Alexander Woollcott, crítico de teatro del New York Times, que volvía de la guerra. Fue tan divertido y lo pasaron tan bien que decidieron reunirse periódicamente en el Salón Pérgola del hotel.

La mesa redonda del hotel Algonquin

La mesa redonda del hotel Algonquin

Al principio la mesa de tertulias era cuadrada y haciendo un guiño a los caballeros artúricos , decidieron trasladarse al Salón Rosa donde las mesas eran redondas. Inicialmente se hacían llamar La Comisión, como eran servidos por un camarero que se llamaba Luigi, eran La Comisión Luigi. Finalmente eran conocidos como El Círculo Vicioso, la mesa redonda del hotel Algonquin.

Dorothy llegó a vivir allí, en este hotel de la calle 44 Este de la ciudad de Nueva York  . En su suite, las fiestas y juergas  eran sonadas y en su cama se despertaron muchos amantes.

La escritora abría el camino a una mujer “moderna”  que quería tomar las riendas de su vida y de su sexualidad, una mujer libre y alejada de los estereotipos y convencionalismos, alérgica al matrimonio y muy atrevida en sus opiniones. Buscaba la igualdad en sus relaciones con los hombres.

Escena de la película la Sra Parker y el Círculo Vicioso. Dirigida por Alan Rudolph

Escena de la película la Sra Parker y el Círculo Vicioso. Dirigida por Alan Rudolph

Una vez el presidente Kennedy dijo: “Cuando era chico tenía tres sueños: ser un héroe al estilo Lindberg, aprender a hablar chino y convertirme en miembro de la mesa redonda del hotel Algonquin”. 

Le entiendo Mr President, siento la misma fascinación por este grupo de genios ; )

A esta mesa redonda solo llegaban los “elegidos”, los “exquisitos” y “privilegiados” intelectuales. Se comentaría todo con ingenio y maldad y también tendría cabida lo frívolo, un buen cotilleo nunca falta en una sobremesa.

Las tertulias comenzaban a la hora del almuerzo y se prolongaban hasta bien entrada la noche. Hablar de lo divino y de lo humano, de la cultura, política y la sociedad es mejor hacerlo con una copa de champan, un martini o jugando una partidita de póker, ¿no te parece?

Los caballeros y damas de esta corte, este “Círculo vicioso”, eran entre otros : Franklyn Adams, el escritor de moda y uno de los más importantes del momento; Robert Benchley de la revista Vanity Fair; Robert Sherwood, ganador de cuatro premios Pulitzer; el crítico de teatro Alexander Woollcott; directores de teatro como George Kaufman o la guionista y escritora Edna Ferber y Harold Ross fundador de la revista New Yorker. Más tarde se unirian al grupo otras celebridades como Harpo Marx o Douglas Fairbanks.

Salvo Edna, casi todos los integrantes del club eran hombres y ninguno podía competir con Parker.

Probablemente la revista literaria New Yorker sea la mejor del mundo. En ella han publicado casi todos los grandes autores norteamericanos La revista nació en este hotel.  Ross ganó una mano de póker y, con ese dinero , lanzó en 1.925 una publicación que, según Tom Wolfe: Ross no quería que en la revista se publicara nada demasiado cerebral o kantiano, ni demasiado exuberante, furioso o efusivo, ni demasiado bohemio, pretencioso o serio”.

Portada de la revista New Yorker  año 1926

Portada de la revista New Yorker año 1926

En el centro de todo, Dorothy, el nexo de unión. Por supuesto que conoció a Hemingway, Fitzgerald , Faulkner.

La reina se emborrachaba y cerraba todos los garitos y tugurios de la ciudad. La invitaban a fiestas en las mansiones de Long Island, ella detestaba a los ricos, una burguesía ociosa y corrupta que no sabía como gastarse el dinero,  sin embargo no podía evitar querer rodearse de ellos, en el fondo quería pertenecer a ese mundo…la desconcertante y compleja Parker. 

Cuentan que en una de estas fiestas, las que organizaba el magnate Swope, se inspiró Fitzgerald para crear los personajes de la novela El Gran Gatsby. Algunos de esos invitados habían pasado por la cama de Dorothy. 

En un speakeasy

En un speakeasy

Eran los años dorados, cuando eran jóvenes, libres, hermosos y malditos : ) ; ).

Viajes a París, estancias en Montparnasse y vacaciones en la Riviera Francesa, viviendo deprisa… Mientras tanto todo a punto de evaporarse como en un sueño.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

3 comentarios

Archivado bajo Adopta una autora, ciudades y libros, Dorothy Parker, flappers, Locos años 20, lugares con encanto literario, reto literario

Dos relatos de Dorothy Parker- #adoptaunaautora

Hogar dulce hogar. Arte por J.C. Leyendecker

Hogar dulce hogar. Arte por J.C. Leyendecker

Ya os presenté a una de mis escritoras favoritas, la irrepetible Dorothy Parker, mi adoptada para el proyecto #adoptaunaautora. ¿Qué te parece si vamos conociendo algo más de ella a través de su obra?

Pues allá vamos. Hoy te traigo dos de sus relatos, bien cargaditos de sus ideas, pensamientos y temas favoritos. Prepárate porque empezamos fuerte, y esto solo es el comienzo ; )

Seguro que su mundo, su universo te va a conquistar.

Parker tiene ingenio y sus historias son siempre agudas y divertidas, muy frescas.

Sin embargo, no te engañes, tras esa aparente ligereza se esconde una profunda y mordaz crítica social que te hará sonreír.

Me gusta la atmósfera que crea al narrar, parece que intima contigo. Leerla es como ver una película y produce cierta nostalgia, melancolía. Hay glamour, elegancia, siempre con un puntito de tristeza y desasosiego.

Dorothy es sincera, rápida, ágil, procura ir siempre directa al meollo de la cuestión, sin rodeos. Es una gran maestra del diálogo, especialista en provocar giros inesperados que te dejan un poco perplej@.

A pesar de que sientes que estás reviviendo una época ya pasada (para mi fascinante), lo que Parker nos cuenta sigue vivo y de plena actualidad; la incomunicación, las relaciones de pareja, el sexo, los prejuicios, las apariencias y hábitos sociales…

Unas costumbres y convencionalismos que destruyen la libertad individual, que llevan a sus protagonistas a ser lo que no son, lo que no quieren ser.

Nos asomamos a pequeñas escenas cotidianas, con las vivencias, las contradicciones, sentimientos, sueños y problemas de una sociedad no muy lejana a la nuestra.

Vamos a visitar el Nueva York de los años 20 y 30 , y curiosamente te va a resultar muy moderno.

Estamos ante un momento vertiginoso y fugaz que desembocó en la Gran Depresión, en el desconcierto. Los sueños, las ilusiones se acabaron y la realidad era terrible.

Nos muestra la realidad, el vacío y el descontento, lo que bulle detrás de la intimidad. Los personajes tan reales y vivos son descritos y ridiculizados despiadadamente, con inteligencia. Hay para todos, hombres y mujeres, aunque el sexo masculino no suele salir casi nunca muy bien parado.

La vida de la escritora estuvo marcada por los escándalos, regada por el alcohol y llena de aventuras extraconyugales. Siempre  buscando lo mismo que sus personajes, amar y ser amada, la propia realización.

¿Cómo besar? LIFE Magazine, 1942

¿Cómo besar? LIFE Magazine, 1942

Parker se quería comer el mundo y vivir libre, no tuvo la suerte de tener a alguien que la quisiera y la entendiese. Ellabrillaba, a pesar de su insolencia y en sus relatos saca a la luz sus propias heridas.

La sociedad puritana de la época tampoco la entendía, por lo tanto nuestra Dorothy sabe muy bien de lo que escribe, se atrevía con temas tabú y levantaba ampollas. Dotada de una enorme sensibilidad, vivió sumida en el desencanto y de ahí el tono agridulce de su narración.

Era la rebelde, la mujer independiente, en aquellos locos años 20, en los que las mujeres poco a poco dejaban oír su voz, se incorporaban al mundo laboral y ya no querían ser las esposas sumisas y calladitas. Hablaremos de este tema más adelante ; )

Parker nunca acepta ese papel complaciente de la mujer que asume ser lo que se espera de ella.

Escribía para las principales revistas femeninas de la época como Vogue,Vanity Fair, Harper´s Baazar, Cosmopolitan….

Llegó a ser una de las escritoras de referencia en la prestigiosa revista New Yorker, la de la lengua más afilada, la gran Dorothy.

En ¡Qué bonita estampa!, la escritora ahonda en esa insatisfacción , en la soledad e incomunicación de un matrimonio de clase media, aparentemente feliz, pero deteriorado, aburrido. Detrás de esa  apariencia, caen las máscaras y la pareja queda al desnudo.

Ese hogar  idílico no existe y la visión es descarnada, devastadora. Es genial, la sutileza, la elegancia, el ritmo, como en un relato tan breve nos acercamos a las dificultades y los entresijos de la vida familiar.

El señor Wheelock ha regresado a casa del trabajo antes de cenar. Puedes hasta imaginarte el barrio donde viven los Wheelock, ese vecindario típicamente americano de pulcras y bonitas casitas.

Lleva tiempo posponiendo la tarea de podar el seto del jardín, y hoy por fin se ha decidido. Es una preciosa tarde de verano y  bien armado de sus tijeras de podar, nuestro amigo se pone manos a la obra sumido en sus ensoñaciones.

¿Qué esconde?, ¿cuáles son sus sueños?, ¿tendrá el valor suficiente para cumplirlos?…

El sonido de estas tijeras, casi puedes oírlo y  llena esa tarde, es como un símbolo de lo que está pasando.

Su esposa, Adelaide, una mujer fiel, abnegada, la perfecta mamá, cose botones en el porche y su hija juguetea. Todo es agradable, placentero, ¡una bonita estampa!.

Han terminado de pagar su casa, tienen todo lo que necesitan, pero ¿sus vidas tienen sentido?. Lo único que importa es que la gente piense que todo funciona.

Uff, ¡qué difícil es atreverse a dar el primer paso!, a reconocer que falta lo más importante, que las ilusiones están rotas.

¿Merece la pena el autoengaño?… tendrás que preguntárselo a los Wheelock.

La protagonista de ¡Qué lastima! es una mujer, la señora de Erns Weldon, y para mí es uno de sus mejores relatos.

Las chicas Parker son complejas, contradictorias. De ellas se espera que sean las novias, esposas y madres perfectas. Se ven abocadas a buscar un buen partido, a ser felices calladitas, como buenas mujeres florero, frívolas y superficiales, sin pensar más allá de tener cosas bonitas y materiales, cuidar con mimo de su hogar y  de su maridito que es el que las protege y saca las castañas del fuego. No pueden evitar caer en amores ridículos y en cierta medida dolorosos.

Sin embargo algo bulle en su interior, se sienten impotentes, desorientadas y sus ideales necesitan salir a la luz. Necesitan ser ellas mismas, auténticasno meras sombras.

La señora de Erns Weldon había soñado con ser la perfecta ama de casa, decorando elegantemente su hogar y pendiente hasta el más mínimo detalle de que todo funcione a la perfección. Enderezar una flor, colocar un jarrón en su sitio y dar ese toque femenino a todo lo que le rodea, es para ella la más agradable de las ocupaciones.

¿Te lo puedes creer?, ummm, no se, no se.

Creo que Mrs Weldon no encuentra su lugar, no encuentra el sitio correcto ni para ella ni para su jarrón. Ella lo intenta, quiere dar algo de chispa a su vida, de emoción, y por supuesto lo quiere compartir con su marido sin conseguirlo.

Cuando este llega a casa se impone el silencio, el vacío y el miedo. Son incapaces de comunicarse, de expresar lo que realmente sienten.

Mientras tanto, quien los ve, piensa que son el uno para el otro. De puertas para fuera todo es brillante y fluye, en la intimidad nada es lo que parece.

¿Qué va a pasar con los Weldon? igual tienen que tomar una importante decisión que sorprenderá a todos ; )

La sorpresa te la vas a llevar tú, leyendo a Dorothy Parker. Estoy convencida de que será muy muy grata.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2 comentarios

Archivado bajo Adopta una autora, Dorothy Parker, favoritos, leyendo, libros, reseñas, reto literario

Dorothy Parker,la indomable neoyorkina-#Adoptaunaautora

Dorothy Parker y Misty

Dorothy Parker y Misty, fotografía de by Roy Schatt

“Hace mucho tiempo el mundo era nuevo y brillante, y Dorothy Parker era una de las personas más nuevas y brillantes que en él habitaban. Tuvo dos maridos, varios amantes, una mansión en Beverly Hills, una finca en Pensilvania y una serie de apartamentos en Nueva York. Fue una figura principal de la famosa Tabla Redonda del hotel Algonquin; sus libros de poemas y cuentos eran éxitos de ventas; la citaban los mejores articulistas de los mejores periódicos y prácticamente le fueron atribuidos los comentarios más inteligentes de su época.” –Biografía: Dorothy Parker,la importancia de vivir de John Keats

Dorothy Parker ,“la gran moderna”, un personaje mítico del Nueva York de los años 20Era incorregible, ocurrente, una mujer única, adelantada a su tiempo.

Hoy te la voy a presentar, ella es la escritora que he “adoptado” para el genial proyecto Adopta una autora.

La gran Dorothy intentó vivir libre de ataduras, era ingeniosa, culta,de lengua afilada y escritura exquisita, valiente, sin pelos en la lengua y con una total carencia de inhibiciones. Captó y diseccionó perfectamente el lado oscuro del siglo XX y el “american way of life”. Es la cronista irónica,refinada y genial de la era flapper,los locos 20 y la Gran Depresión. Sus relatos y poemas son el fiel reflejo, y un retrato muy certero y penetrante de la “loca”sociedad de la época.

Detrás de sus duros e irónicos comentarios se escondía una mujer muy sentimental y romántica, cargada de traumas que intentaba superar como podía, escondiendo su dolor detrás de una sonrisa. Todos tenemos nuestras máscaras y corazas para protegernos de nuestras debilidades¿no te parece?.

a4f1b52db6f6d4ae3e975e8606be030bNació en Nueva Jersey en 1.893, de manera accidental, mientras su familia estaba de vacaciones en Long Island. Se consideraba una neoyorquina de pura cepa. Su nombre real era Dorothy Rotschild, pero su padre no pertenecía a la familia de ilustres banqueros y se dedicaba a la fabricación de tejidos. Su madre murió cuando Parker era muy pequeña y ella creció en el Upper West Side educándose en una escuela católica, a pesar de que su padre era judío y su madrastra protestante. La pequeña Dorothy odiaba el ambiente familiar y su apellido judío,que era motivo de burla por parte de sus compañeras de colegio.

Su educación terminó cuando cumplió los 13 años. Era una niña lista, muy inteligente, aguda y mordaz, apuntaba maneras y carácter. Comenzó a trabajar muy pronto y tuvo que ganarse la vida incluso tocando el piano en una escuela de baile.

da0e6aae07ac099da22c3621150916f0

Su carrera literaria despegó cuando en 1.916 vendió sus primeros versos a la revista Vogue. Su editor,Frank Crowninshield, la contrató inmediatamente, emocionado con su talento. Sus primeros trabajos consistían en redactar los epígrafes de las fotos de moda. Pronto pasó a trabajar para Vanity Fair,donde se convirtió en la única crítica teatral de la ciudad de Nueva York. Sus opiniones eran desconcertantes, no gustaban a todo el mundo pero eran tremendamente divertidas y muy ácidas, era a la vez muy temida y halagada.

The Portable Dorothy Parker (Penguin Classics Deluxe Edition) by Dorothy Parker

The Portable Dorothy Parker (Penguin Classics Deluxe Edition) by Dorothy Parker

Su primer libro de poemas, Enough Rope, publicado en 1.926, fue un best seller.

Se casó con el corredor de bolsa de Wall Street,Edwin Pond Parker II, un alcohólico que murió por una sobredosis de barbitúricos. Se separaron al inicio de la Primera Guerra Mundial.

Dorothy tomó el apellido de Edwin y solía bromear diciendo que se había casado solo para librarse de su apellido judío.

Desde entonces se embarcó en un torbellino de autodestrucción, comportándose como una chica traviesa.Vivía de una forma muy pasional e intensa, siempre intentando superarse a si misma, huyendo de sus problemas y esquivando la infelicidad. Recorría con sus amigos y amantes los bares y club nocturnos, iba de fiesta en fiesta y se emborrachaba y drogaba. Casi siempre escribía con una terrible resaca e intentó suicidarse varias veces.

Se gastaba todo el dinero en ropa, tabaco, alcohol, perfumes(adoraba el olor a nardo) y sombreros. Siempre estaba rodeada de amigos que necesitaban de su ingenio para amenizar sobremesas y tertulias. Esta mujer estaba en boca de todos. Despertaba la atracción de los hombres pero era incapaz de retenerlos . ¿Era feliz?, ¿se sentía querida?…Creo que no.

6ce6b2034260e786829a3cb30b2ec1ed

“Bebe y baila,ríe y miente,ama, toda la tumultuosa noche,porque mañana habremos de morir”-Dorothy Parker

Esta mujer pequeñita, chispeante, fumadora empedernida, feminista y de izquierdas iba a ser la reina del influyente mundo intelectual y cultural de la ciudad. Esta corte bohemia y privilegiada tenía su “palacio” en el hotel AlgonquinSe reunían en una Mesa Redonda, como en la corte de Camelot, para almorzar y seguir con una tertulia hasta media tarde. Lo más exquisito de los periodistas, escritores, artistas, actores y críticos de Nueva York se sentaba en esta mesa.

Mesa Redonda del Algonquin. Art Samuels, Harpo Marx, Charlie MacArthur, Dorothy Parker y Alexander Woollcott, hacia 1919

Mesa Redonda del Algonquin. Art Samuels, Harpo Marx, Charlie MacArthur, Dorothy Parker y Alexander Woollcott, hacia 1919

Ilustración de Al Hirschfeld Clockwise.Mesa Redonda del Algonquin de izquierda a derecha: Robert E. Sherwood, Dorothy Parker, Robert Benchley, ...

Ilustración de Al Hirschfeld Clockwise.Mesa Redonda del Algonquin de izquierda a derecha: Robert E. Sherwood, Dorothy Parker, Robert Benchley, …

Es la época dorada y fascinante del París de Montparnasse y de la Generación Perdida. El mundo está cambiando y Dorothy es testigo de ello, era nexo de unión para muchos escritores del momento.

Dorothy vivía en el Algonquin y sus amigos y amantes entraban y salían de su suite: “Prefiero vivir en un hotel”, decía, “porque sólo necesito espacio para tener un sombrero y algunos amigos”.

Todo lo que Dorothy escribía tenía un punto rebelde y original. Los cuentos de Parker empezaron a publicarse en la revista New Yorker junto con relatos de Carver, Capote, Salinger y Sontag . Estos cuentos contribuyeron a un tipo de relato que los críticos después catalogaron como “el cuento The New Yorker”

Narrativa completa-Dorothy Parker

Narrativa completa-Dorothy Parker

He disfrutado como una enana con sus relatos, me los he bebido. Creo que son magníficos, me encanta su honestidad y sinceridad y me divierte mucho su provocación.

Dorothy es una maestra del diálogo y detrás de su sarcasmo y humor negro se esconde una gran ternura y compasión por el ser humano, por sus tristes y cómicos problemas cotidianos, sus contradicciones y sus relaciones personales.

Critica ferozmente el capitalismo y a una sociedad machista, aburrida, hipócrita, desencantada y competitiva que se precipitaba al vacío. Parker era muy dura con la discriminación de la mujer y siempre expresó su disconformidad.

A un hombre sólo le pido tres cosas: que sea guapo, implacable y estúpido.”

Las mujeres que describe Parker se pierden en amores imposibles y muy ridículos. Se enganchan a hombres que rápidamente pasan de ellas. Son muy frágiles utilizan esa fragilidad y su corazón acaba roto en mil pedazos. Su mirada al universo femenino es muy cínica.

Era muy obsesiva y perfeccionista en su trabajo. En sus poesías y relatos se vaciaba entera, no era muy amiga del engaño. Su talento era increíble, una excelente narradora que encuentra la frase perfecta.

Los poemas que escribió son bellos y conmovedores y sus letras inspiraron canciones de Irving Berlin y Cole Porter.

La primera grabación de la orquesta de Glenn Miller, en 1.932, era uno de sus poemas titulado:“Cómo iba yo a saber que esta felicidad era el amor”.

6609_1

Rompió moldes, era poco condescendiente con el mundo que la rodeaba, y quizás por eso transgredía todas las normas. Tenía una enorme capacidad para burlarse de si misma.

Dorothy Parker y su marido Alan Campbell

Dorothy Parker y su marido Alan Campbell.Getty Images

Contrajo matrimonio con el actor Alan Campbell en 1.934. El matrimonio se trasladó a Hollywood donde Parker escribió el guión de la película Ha nacido una estrella, de William A.Wellman. Ayudó a fundar la Anti-Nazi League y fue investigada por el FBI.Su aventura en Hollywood terminó cuando el Comité de Actividades Antiamericanas la acusó de peligrosa comunista, llego a aparecer en la Lista Negra. Volvió a Nueva York para dedicarse al teatro.

Este compromiso político la acompañó siempre. En 1.927 y a raíz de la ejecución de los anarquistas Sacco y Vanzetti, se la vio por las calles de Boston junto a John Dos Passos en un acto de protesta cantando la Internacional con falda bordada y bufanda de seda (siempre elegante y glamurosa).

Durante nuestra Guerra Civil estuvo en España visitando hospitales y a los milicianos.

Dorothy-Parker

Después Parker cayó en el olvido y, cuando se anunció su muerte en 1.967, todo el mundo se sorprendió de que aún siguiera viva. Murió sola, de un ataque al corazón, en el hotel Volney de Nueva York, sin más compañía que su perro Troy.

Los 20.000 dólares que le quedaban los dejó en herencia a Martín Luther King. 

Es famoso su epitafio: Disculpen el polvo”.

Cuentan que las cenizas de Dorothy Parker permanecieron olvidadas en la oficina de sus abogados durante 21 años sin que nadie las reclamara. ¡Pobre!

“Me gusta tomarme un Martini. Dos como mucho. Después del tercero estoy debajo de la mesa. Después del cuarto estoy debajo del anfitrión.” Dorothy Parker

Una mujer brillante, la indomable Dorothy Parker.

Dorothy Parker

Dorothy Parker

6 comentarios

Archivado bajo Adopta una autora, Dorothy Parker, escritores, flappers, Locos años 20

Proyecto #Adoptaunaautora

Proyecto #adoptaunaautora

Proyecto #adoptaunaautora. Ilustración de Omaira Galeano

Desde el momento en que me enteré que existía esta iniciativa, no dudé en intentar participar.

70c062d91c17885033a20f2d4a6a4085El proyecto #Adoptaunaautora es una forma estupenda, original y muy divertida de dar a conocer  el trabajo de escritoras de diferentes personalidades, estilos y épocas.

Lo más difícil fue elegir a quien adoptar ; )

De repente lo tuve claro. Me decidí por Dorothy Parker, una mujer única, incorregible y adelantada a su tiempo. Lo que Parker escribía siempre tenía un punto rebelde y original, ya te iré contando.

Seguro que tienes alguna escritora favorita, sobre la que te gustaría hablar horas y horas. Alguien especial que te gusta como escribe y sabe como conquistarte.

Si es así no dudes en apuntarte. Puedes encontrar las bases y todos los requisitos en la web oficial del proyecto Adopta una autora.

6ce6b2034260e786829a3cb30b2ec1ed

Estoy convencida de que nos lo vamos a pasar muy muy bien y a disfrutar un montón investigando y compartiendo.

¿A quién vas a adoptar? Me muero por saberlo : )

thumbnail_letras2objetosblog

 

 

4 comentarios

Archivado bajo Adopta una autora, escritores, leer, leyendo, libros, reto literario