Archivo mensual: octubre 2016

Canadá- Richard Ford

Canadá- Richard Ford- Editorial Anagrama

Canadá- Richard Ford- Editorial Anagrama

“Primero contaré lo del atraco que cometieron nuestros padres, y luego lo de los asesinatos que vinieron después…Nada tendría sentido si no contara esto antes que nada”.

Un comienzo potente y al mismo tiempo turbador para un relato,  ¿no te parece?.

A los pocos días de decidir que Canadá iba a ser la próxima novela a leer y debatir en el club de lectura, nos enteramos que su autor, Richard Ford, acababa de ser galardonado con el Premio Príncipe de Asturias.

 ¡Enhorabuena Mr Ford!

Ninguno habíamos leído nada de este escritor norteamericano y la sorpresa fue mayúscula, porque descubrimos a un narrador excepcional, que a pesar de su lenguaje áspero, seco, pero curiosamente muy poético y melancólico, nos atrapó desde el primer momento con una historia absorbente, dura y desconcertante.

Conmueven sus personajes sencillos y a la vez tan complejos, tan de carne y hueso. Me encanta como juega con el ritmo de la narración y con el lector, consigue hacerte cómplice de lo que cuenta. Las dudas e inquietudes de los personajes van a ser las tuyas. Me gusta como nos muestra los hechos sin juzgarlos, con un tono frío y distante y una pizca de humor, cinismo e ironía. Todo lo observa minuciosamente y lo describe sin artificios, discretamente, con pequeños detalles. Cada palabra y cada frase tiene una enorme importancia y las maneja de forma increíble. Quizás peque de un exceso de sentimentalismo al final pero me parece una novela perfecta, llena de vida, bella.

Nos volveremos a ver Mr Ford : ) ; )

2ce0aa5e994afd8b3a831e19119b1fb4Érase una vez, allá por los años 60, una “aparentemente” típica familia americana, que  vivía en Great Falls, un pueblo de Montana. Son los Parsons.

Dell Parsons es una adolescente y, a través de sus ojos, vamos a ir descubriendo a esta “peculiar” familia. Nada es lo que parece.

Bev y Neeva son sus padres, su hermana melliza se llama BernerDell adora a su padre.

75f6fb49f502c36053bf66566dd43ded

Bev era un soldado de las fuerzas aéreas, atractivo y ambicioso que nunca llegó a ser nada. Para él nunca hubo un sueño americano. Ahora se ha licenciado y va dando tumbos cargado con sus frustraciones, su familia, una mala cabeza y una enorme inmadurez. ¿Es Bev un soñador sin éxito, que se vio desbordado por los acontecimientos?, ¿tiene malos instintos realmente?…Tendrás que conocerle  ; )

Neeva acompaña a su marido a los diferentes lugares donde este es destinado. Es profesora de literatura y de vez en cuando da clases. ¿Ama a su esposo y a su familia o simplemente se deja llevar incapaz de salir de una rutina que la tiene asfixiada? Puede que Neeva abandonara sus ilusiones y nunca fuera capaz de tomar las riendas de su vida.

Tendrás oportunidad de saberlo si visitas la casa de los Parsons.

Desde la primera página sabes que algo va a suceder, conoces lo que va a pasar y esto resulta perturbador. Te sientes cómplice de ellos y al mismo tiempo sufres el aislamiento, la soledad, el desarraigo y la tristeza en la que viven. El retrato de las frágiles relaciones entre padres e hijos, el desamor y la incomunicación es descarnado, muy real. El ambiente, tanto en la casa como en ese mundo rural, es opresivo y turbio, muy muy turbio.

Los Parsons viven como nómadas, sin crear vínculos y amistades duraderas en ningún sitio. Dell busca continuamente la estabilidad, la sensación de pertenecer a algo, su propia identidad dentro y fuera de la casa. Su verdadera obsesión es el conocimiento, empezar el colegio. Se refugia en juegos solitarios y curiosamente se siente fascinado por las abejas, esos seres vivos gregarios que desarrollan actividades comunes y comportamientos semejantes. Inconscientemente, ¿encuentra en las abejas lo que en su familia no tiene?.

a2d5e4844149dd0579c1d56280930507

5749f7727c177d87c78ed3cea646ce82Dell y Berner están creciendo, abandonando la la infancia. Lo más triste es que Dell no pide dejar atrás su inocencia, la tragedia se la quita de un plumazo, se ve obligado a crecer.

Los dos chavales tratan de explicarse a su manera, que llevó a sus padres “tan normales”, dos personas corrientes, a tomar las decisiones y el camino equivocado que, sin ninguno de los dos quererlo, tanto va a influir en el futuro de sus hijos.

Dell y Berner se lo preguntarán siempre; uno desde la rebeldía y el otro sin juzgar mal.

Todo vendrá marcado por estos acontecimientos. ¿Podemos hacer algo para cambiar nuestros destinos o estamos condenados a repetir eternamente nuestros errores?. Lo que está claro es que la infancia influye notablemente en nuestra forma de ser adulta, en nuestras actitudes y comportamientos futuros.

El patético atraco fue “un puto desastre sobre el que todo fue amontonándose después”. Cuando uno es pequeño no es consciente aún de que todo puede cambiar en un segundo.

Neeva no quiere que sus hijos caigan en manos de los servicios sociales. Berner, la rebelde Berner, se escapa y Dell es enviado a Canadá. Toman rumbos distintos. 

fdc0d8e3a6ee486e4fd40383daa221fcDell, cruza la “frontera”. Todo en el libro es simbolismo y está lleno de alusiones a las fronteras; la frontera entre lo correcto y lo incorrecto, el bien y el mal, la niñez y la adolescencia, la adolescencia y la madurez…

Tomar una decisión o no tomarla es cruzar una frontera. Al otro lado de la frontera dejamos atrás muchas cosas.

¿Encontrará en Canadá lo que busca?, ¿será capaz de dejar atrás el pasado y comprender?, ¿cruzar la “frontera” va a hacer que la realidad cambie?  ; )

En Canadá, la realidad social, moral y política de América  se ve desde otra perspectiva pero, ¿todo es distinto?, ¿ha cambiado algo?

Dell va a parar a un lugar en medio de la nada más absoluta. Allí se hace cargo de él un tipo llamado Arthur Remlinger (tremendo e influyente personaje), que a partir de entonces se va a encargar de su “educación”.

Dell busca siempre esa figura paterna que ha perdido  y que, en realidad, puede que no haya tenido nunca. Remlinger tampoco es la persona que parece ser y otra vez sucederá lo inevitable.

Dell y Berner fueron capaces de seguir. ¿Felices?, ¿nfelices?, ¿más o menos satisfechos?…Siempre a todos nos queda la duda, cuando echamos la vista atrás, de lo que pudo haber sido y no fue y la incertidumbre de si tomamos la decisión adecuada o el destino nos llevó a perdernos por otros derroteros. A veces realizamos actos que ni nosotros mismos somos capaces de explicarnos.

Prepárate para una huida hacia adelante, una escapada, un viaje de crecimiento en el que “la vida es algo a lo que se debe intentar sobrevivir”.

Saborea lentamente este viaje.

 

 

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo Libros favoritos, reseñas, Richard Ford