Ancho mar de los sargazos- Jean Rhys

Ancho mar de los sargazos- Jean Rhys

Ancho mar de los sargazos- Jean Rhys

Creo que a estas alturas es muy difícil que alguien no haya leído la novela Jane Eyre de Charlotte Brontë . Si todavía no conoces a Jane, no sabes lo que te estás perdiendo…¡Cooorre a abrir el libro! : D ; )

Cuando Jane llega a Thornfield para convertirse en la institutriz de una niña, conoce al fascinante Mr Rochester. En el ático de la mansión se esconde un personaje mucho más atrayente y enigmático.

Algo extraño sucede en la casa y nadie explica a Jane quién es Bertha Mason, la misteriosa mujer que vive como un fantasma entre las sombras del piso de arriba.

Por sus actitudes y comportamientos parece que se trata de alguien que no está muy bien de la cabeza. Bertha es la primera mujer de Rochester y es el mismo quien nos habla de ella, la vemos a través de sus ojos. La pobre no tiene una oportunidad de explicarse, de mostrarse como es y porque ha llegado a esta situación. ¿ Bertha es la mala y Rochester la víctima ?

“La loca del ático” tiene mucho que contar , detrás de su supuesta locura se ocultan muchos secretos y la escritora Jean Rhys supo darse cuenta rápidamente. Bertha tenía que hablar.

6c83815d86b1dffa03b38c038274012c

6f9e21835181ce651fefc3f7c8f3af59Su verdadero nombre es Antoinette Cosway, una criolla nacida en Jamaica en el seno de una familia esclavista venida a menos. Los negros los odian y desprecian, pero también los blancos por su falta de recursos económicos. Se acaba de abolir la esclavitud.

Es una niña de una sensibilidad extrema, muy muy frágil , con una gran imaginación. Vive aislada, casi en estado semisalvaje, en su propio universo asfixiante y terrible, con una madre viuda depresiva que apenas le presta atención y un hermano enfermo. Una criada Christophine, es la única persona que se ocupa de ella.

wide_sargasso_sea_by_beeshaveknees-d3bq3eq

El mundo es violento y desconcertante. El  miedo, el odio y las pasiones acechan a la pequeña Antoinette, que se refugia en la naturaleza, en una tierra salvaje y espléndida en la que siempre sopla el aire mágico del vudú, de los ritos de dioses ancestrales. Crea su propio paraíso del que muy pronto se va a ver expulsada.

La vida no va a ser fácil y no la trata nada bien, es un infierno. Siempre está sola y desamparada, siempre es rechazada.

La madre vuelve a casarse, no puede ni debe vivir sola. El afortunado es el señor Mason, un inglés acomodado. Ten en cuenta que la mujer era educada para ser esposa, no tenía ni voz ni voto y por supuesto era impensable que pudiera ser libre e independiente, que tomara las riendas de su vida.

51716e104f9f834edf759a388a201a27

Una noche la mansión es atacada e incendiada. El hermano pequeño de Antoinette muere y la madre no puede resistirlo más. Su depresión y traumas  se acentúan y su marido la borra , la hace desaparecer, recluyéndola tristemente en una casa donde es cuidada por una pareja de negros y claro, muy pronto muere.

Antoinette ingresa en un colegio de monjas. Cuando Mason muere, hereda la mitad de sus bienes.

Rochester es un joven inglés, es el segundón y no tiene derecho a herencia por lo que viaja a Jamaica para casarse con Antoinette. El matrimonio ha sido concertado por Richard Mason, el hermanastro de la joven.

Puedes imaginarte como se siente Rochester en el Caribe, un lugar tremendamente lejano, ajeno a las costumbres frías y conservadoras de Inglaterra. Es un exiliado, un inadaptado.

Llega con cierto cabreo y muy tocado emocionalmente, se va a casar presionado y frustrado.¿Quién lo pagará?, si amigo si, Antoinette.

29c44e5772c0c9590154d8f5d3da2098

El paisaje, la cultura, el modo de vida caribeño le apabulla, no lo comprende, le sobrepasa y sobrecoge. Saca lo peor de el, su lado más oscuro y mezquino. Todos tenemos nuestras luces y sombras, ¿quién es el Rochester real?, difícil saberlo.

Creo que no es una cuestión de buenos ni malos, si no que se trata de sobrevir frente a circunstancias complicadas y horribles. Las dos novelas nos muestran un hombre en dos etapas de su vida. El Rochester de Jane ha madurado y ha cargado con su culpa, pero eso no permite que disculpemos al Rochester cruel y despiadado que conoció Antoinette. 

Antoinette no es como Jane. Su sensualidad, impulsividad, la inestabilidad emocional, el carácter algo indómito, salvaje y pasional desconciertan y abruman a Rochester. Ella es un ser torturado, desorientado y muy vulnerable que nunca podrá ser libre.

3d521868b864dd2bf757fa2e54ec1a3b

La atracción física, que siente por ella en un primer momento, es muy grande. Sin embargo le asusta el amor incontrolado de Antoinette, que lo único que busca desesperadamente es cariño, otro refugio, algo que mitigue su soledad y desamparo y suavice el irremediable camino a la “locura” y la decadencia.

Lo peor es que Rochester actúa sabiendo lo que hace. Es consciente de la debilidad de su esposa y la desequilibra y humilla. Es perverso y como no la entiende, la condena.

Imagínate el shock al descubrir que el Rochester idealizado que me enamoró en Jane no es tan “encantador”. Todos somos humanos y los mitos y héroes tienen los pies de barro.

La luna de miel de esta pareja va a ser tremenda, un choque de trenes. Serán capaces de descender a lo más sórdido. Todo conduce al abismo, a la degradación. El ambiente es electrizante y sientes que algo desagradable va a suceder. El peligro siempre acechando.

Como ves no va a ser un matrimonio feliz, pero eres tu el que tiene que descubrirlo.

8714a6426267f7d494bfac63a3443417Ancho mar de los sargazos es un relato muy intenso, conmovedor e inquietante, perturbador. Creo que Rhys fue muy valiente al enfrentarse al personaje de Antoinette y mostrarnos la otra cara de Rochester .

Es brillante,¡tremendo retrato psicológico, cuanta profundidad y maestría!.

La sensualidad de la historia te va atrapando, te mantiene en una gran expectación, en tensión continua.

Entre las páginas te vas a encontrar con un Caribe esplendoroso y lleno de riqueza, exuberante y exótico. La vegetación salvaje, el sol, las lluvias, el agua verde de los ríos, el mar, los olores y sabores,en ocasiones son puro encanto y magia y otras veces crean el ambiente idóneo, decadente, enfermo y degradado de la novela.

Jejejeje, te va a costar salir de esta “selva” ; ), pero el viaje merece la pena. Antoinette es inolvidable y merece ser escuchada.

b9b72e19a437aa7be6a2687d32b38105Algo de esta mujer hay en la escritora, en Jean Rhys (1.890-1.979).

Conocía de primera mano el mundo de Antoniette, porque nació en Dominica. Su padre era gales y su madre una criolla.

Jean, una joven introspectiva y soñadora, era una buena lectora, amaba los libros. No tuvo una infancia dura pero era seria, melancólica. Se sentía sola y ansiaba encontrar su lugar. Nunca se sintió aceptada ni por la sociedad criolla ni por la europea.

Atraída por lo que contaban los libros soñaba con conocer el país de sus padres y a los dieciséis años se marchó a Inglaterra, para vivir en casa de su tía paterna. Acostumbrada a la luz y el colorido caribeño, el frío y tantos días grises la conmocionaron. Hasta la gente le parecía oscura y gris.

“La tía me abrazó, me besó y me dijo: “Pobrecilla, pobrecita”. Tal vez supiera que yo estaba destinada a tener una vida tormentosa y a sentir una profunda y constante nostalgia”Extracto de sus memorias Una sonrisa, por favor (1979)  

Su carácter inestable no le permitió aguantar mucho en casa de su tía. Tras pasar una temporada en una escuela universitaria femenina en Cambridge, decide ser actriz y se matricula en una escuela de arte dramático. Se da cuenta que le aterroriza hablar en público y cuando muere el padre, la falta de dinero le obliga a abandonar la academia y comienza a trabajar como corista y como extra cinematográfica. Tenía pocos ingresos y el trabajo la llevaba a estar de gira continuamente.

Tuvo un romance con un hombre rico que al abandonarla la hundió en una depresión. Este hombre continuo manteniéndola, a pesar de que se sentía humillada por esta situación. Estaba embarazada y tuvieron que practicarle un aborto.

4eb4d11196e90ca130c9632dc3124fe1La tristeza siempre fue su compañera de viaje.

Un día de Navidad, en su apartamento de Bloomsbury, tiene intención de tomarse entera una botella de ginebra y suicidarse,  tirándose por una ventana. Afortunadamente llegó una amiga que la convenció.

Se muda al barrio de Chelsea y visitando una tienda donde pensaba comprar algunas cosillas para decorar su habitación, dejándose llevar por un impulso, compra un montón de cuadernos y de plumas. Al volver al piso, entra en una especie de euforia y comienza a escribir sin parar una especie de diario sobre sus experiencias. Aquello fue una catarsis que le sirvió para descubrir lo que realmente hacia bien, su válvula de escape.

En 1919 se casó con Jean Lenglet, un poeta , escritor, espía y contrabandista. Una vez acabada la Primera Guerra Mundial , con el viaja a París, donde toma contacto con el modernismo, la bohemia y la literatura. Tienen un pequeño que muere muy pronto y una niña.

En París viven la época dorada de los años 20, pero también la más absoluta de las pobrezas. Jean traduce unos textos de su marido para venderlos a un periódico ingles. Allí le preguntan si ella escribe y les entrega sus diarios.

Los diarios llegan a Ford Madox Ford, director de la Trasantlantic Review, que descubre el talento original y personalidad de la escritora.

Lenglet se ve envuelto en un asunto turbio y es encarcelado. Jean y Ford Madox Ford se convierten en amantes, con el consentimiento de la esposa de este.

En esta historia se basa su primera novela, Cuarteto. Conoce al agente literario Leslie Tilden Smith, con el que se casa y que interpreta un papel decisivo en su vida. Era un hombre muy paciente y compresivo y confiaba en el talento de Jean, la motivaba a escribir y a publicar. Ella se lo pagaba con broncas, enormes peleas en las que volaban máquinas de escribir y jarrones.

Publicó sus obras: Después de dejar al señor Mackenzie, Viaje a la oscuridad y Buenos días, medianoche. Mientras tanto se iba sumiendo cada vez más en el alcohol y la locura.

Cuando Leslie se incorporó a filas para combatir en la Segunda Guerra Mundial, Jean le seguía de pueblo en pueblo, siempre perseguida y criticada. Los ingleses no eran capaces de entenderla. Leslie muere de un ataque al corazón en 1944.

Max su tercer marido no tenía vínculos con el mundo literario. Estaba enfermo y Jean se retiró a una casita en Devon para cuidarle.

Desapareció y no se supo nada de ella durante un tiempo. Hasta que Francis Windham, un lector de la  editorial André Deustsch, encontró los libros de Jean. Se decidieron a publicar un anuncio en el periódico para encontrarla.

La escritora ya estaba ideando e imaginando Ancho mar de los sargazos, pero tuvieron que esperar un tiempo para poder publicarla, la escritora era muy perfeccionista. Max murió y Jean sufrió un infarto. Tuvo un sueño que le reveló que debía entregar la novela para que la publicaran.

46f02d8e3711a0a518df3e65183e99a4

Se publicó en 1966 y fue un exitazo tanto de público como de crítica. El reconocimiento había llegado pero era tarde.

En la última etapa de su vida,  vivió en Londres junto a un amigo intérprete de jazz británico, George Melly. Escribió una sarcástica canción de amor para él junto a John Chilton, titulada Life with you.

En 1978 fue nombrada dama comandante de la Orden del Imperio Británico, por su aportación a la literatura. Un año después murió.

Jean supo escribir con honestidad, sinceridad y de una manera genial y personal sobre la identidad de la mujer y las pasiones y los abismos del alma humana.

“Solo la magia y los sueños son ciertos, todo lo demás es mentira”. Jean Rhys

Jean Rhys. From the Fay Godwin Archive at the British Library

Jean Rhys.
From the Fay Godwin Archive at the British Library

Anuncios

12 comentarios

Archivado bajo De Thornfield a Manderley, Jean Rhys, Locos años 20, reseñas, reto literario

12 Respuestas a “Ancho mar de los sargazos- Jean Rhys

  1. Todavía no sé si quiero creerme del todo esa visión de Rochester pero Ancho mar, me ha dejado huella por ese trópico que me agobia tanto como debió hacerlo con Rochester, y por los problemas de los criollos -de lo que poco sabía, por mucho que comprenda lo que es sentir el desarraigo-. También me ha llamado la atención la contraposición de la pasión de Antoinette -trópico- contra el convencionalismo de Rochester -Inglaterra-. No estaba bien visto que una mujer tuviera algún tipo de deseo sexual, ni mucho menos que se atreviera a mostrarlo.
    Me ha encantado tu reseña. Gracias a ella he conocido a Jean Rhys un poco más 🙂 Besote ♥

    Le gusta a 1 persona

    • Mil gracias Tatiana por pasarte por el blog. Totalmente de acuerdo contigo. Pienso que este libro es tremendamente sensorial. Antoinette merecía ser escuchada y comprendida y Rochester no supo hacerlo, creo que tampoco quería intentarlo. Un besote enorme y gracias por tu comentario.

      Me gusta

  2. Una reseña “magistral”…porque lo acabo casi de leer..o correría a la biblioteca a por él…jeje…por cierto..coincido contigo en el tipejo ese de Rochestee…aunque ya lo sabes Jejeje….disfruta del puentazo!! Un besote gordo!!
    Susy

    Le gusta a 1 persona

    • jajajja…gracias Susy. Un besote enorme

      Me gusta

      • Andrea

        Me gustó tu reseña pero estoy totalmente en desacuerdo con algo, te voy a citar “imagínate el shock al descubrir que el Rochester idealizado que me enamoró en Jane no es tan ‘encantador’ ” no! El Rochester de Jane Eyre es totalmente diferente al de Ancho mar de los sargasos, al igual que la Bertha. El Rochester que Charlotte tenía en mente era un hombre bueno que fue engañado por sus familiares y corrompido por su esposa libertina. Él es una víctima del destino que se refugia en la lujuria para olvidar su tormento. El Rochester de Jean Rhys es un monstruo desalmado, racista sediento de fortuna que maltrata a su esposa hasta volverla loca. La Bertha de Charlotte es una mujer despreciable, alcohólica, promiscua, salvaje y con una crueldad que aumenta con su locura (hasta el punto de querer quemar viva a la gente y atacarlos con cuchillos), la autora la describe como un demonio y un ser que tiene más de animal que de ser humano. La Bertha de Rhys es una mujer criolla sensible con una infancia dura y trágica que es obligada a casarse con un inglés que termina maltratándola hasta volverla loca. Ambos personajes son RADICALMENTE DIFERENTES! Es imposible leer Ancho mar de los sargasos y ver al Rochester y la Bertha de Jane Eyre y viceversa. Cuando leí la novela de Rhys quedé con un sabor agridulce. Primero, el libro es maravilloso y trata el tema de la esclavitud de forma cruda y real, pero quedé inmensamente decepcionada como “precuela” de Jane Eyre. Como dije anteriormente, los personajes son totalmente distintos, lo único que tienen en común son los nombres ( y se supone que si vas a hacer una precuela de un libro de otro autor tienes que intentar hacer a los personajes lo más parecidos posible al libro original.) Si Jean le hubiese cambiado el nombre a los personajes te aseguro que nadie hubiera pensado siquiera que el libro tiene algo que ver con Jane Eyre. Yo lo leí y lo disfruté pero Jean no me desmontó a Rochester ya que jamás lo vi como el Rochester que conocía, sino como alguien totalmente diferente al de la novela de Charlotte (ya que así es). Es igual que alguien escriba una precuela de Orgullo y Prejuicio narrando la infancia y juventud de Darcy y Wickham, y describan a Mr Darcy como un hombre malo y mimado desde pequeño que le arruina la vida a su compañero de infancia solo porque está celoso del cariño que le tenía su padre, y que Mr Wickham de refugie en las apuestas de los abusos e injusticias que sufrió de parte de alguien que él pensaba que era como su hermano. Como ves, ambas descripciones de Darcy y Wickham son aceptables y cada quien es bueno en la suya y malo en la del otro, pero en la segunda versión Darcy y Wickham son lo opuesto a la descripción de Austen. Lo mismo pasa con Rochester y Bertha, ambas versiones son aceptables pero la versión de Rhys No es lo que Charlotte tenía en mente. No sé si el símil que puse se pueda apreciar 😃 Este comentario se hizo más largo de lo que pretendía jajajaja no me alargaré más en el tema. Saludos , buen blog.

        Le gusta a 1 persona

      • Andrea

        Me gustó tu reseña pero estoy totalmente en desacuerdo con algo, te voy a citar “imagínate el shock al descubrir que el Rochester idealizado que me enamoró en Jane no es tan ‘encantador’ ” no! El Rochester de Jane Eyre es totalmente diferente al de Ancho mar de los sargasos, al igual que la Bertha. El Rochester que Charlotte tenía en mente era un hombre bueno que fue engañado por sus familiares y corrompido por su esposa libertina. Él es una víctima del destino que se refugia en la lujuria para olvidar su tormento. El Rochester de Jean Rhys es un monstruo desalmado, racista sediento de fortuna que maltrata a su esposa hasta volverla loca. La Bertha de Charlotte es una mujer despreciable, alcohólica, promiscua, salvaje y con una crueldad que aumenta con su locura (hasta el punto de querer quemar viva a la gente y atacarlos con cuchillos), la autora la describe como un demonio y un ser que tiene más de animal que de ser humano. La Bertha de Rhys es una mujer criolla sensible con una infancia dura y trágica que es obligada a casarse con un inglés que termina maltratándola hasta volverla loca. Ambos personajes son RADICALMENTE DIFERENTES! Es imposible leer Ancho mar de los sargasos y ver al Rochester y la Bertha de Jane Eyre y viceversa. Cuando leí la novela de Rhys quedé con un sabor agridulce. Primero, el libro es maravilloso y trata el tema de la esclavitud de forma cruda y real, pero quedé inmensamente decepcionada como “precuela” de Jane Eyre. Como dije anteriormente, los personajes son totalmente distintos, lo único que tienen en común son los nombres ( y se supone que si vas a hacer una precuela de un libro de otro autor tienes que intentar hacer a los personajes lo más parecidos posible al libro original.) Si Jean le hubiese cambiado el nombre a los personajes te aseguro que nadie hubiera pensado siquiera que el libro tiene algo que ver con Jane Eyre. Yo lo leí y lo disfruté pero Jean no me desmontó a Rochester ya que jamás lo vi como el Rochester que conocía, sino como alguien totalmente diferente al de la novela de Charlotte (ya que así es). Es igual que alguien escriba una precuela de Orgullo y Prejuicio narrando la infancia y juventud de Darcy y Wickham, y describan a Mr Darcy como un hombre malo y mimado desde pequeño que le arruina la vida a su compañero de infancia solo porque está celoso del cariño que le tenía su padre, y que Mr Wickham de refugie en las apuestas de los abusos e injusticias que sufrió de parte de alguien que él pensaba que era como su hermano. Como ves, ambas descripciones de Darcy y Wickham son aceptables y cada quien es bueno en la suya y malo en la del otro, pero en la segunda versión Darcy y Wickham son lo opuesto a la descripción de Austen. Lo mismo pasa con Rochester y Bertha, ambas versiones son aceptables pero la versión de Rhys No es lo que Charlotte tenía en mente. No sé si el símil que puse se pueda apreciar 😃 Este comentario se hizo más largo de lo que pretendía jajajaja no me alargaré más en el tema. Saludos , buen blog

        Le gusta a 1 persona

        • Guau…Andrea interesante comentario y opinión. Muchas gracias por compartir tu idea. Desde luego que la versión de Rhys no es lo que Charlotte tenía en mente y no se tampoco cuales serían sus pretensiones . Entre otras cosas porque a ambas las separa una gran distancia, muchos años. La visión de cada una es totalmente distinta. No se si Rhys pretendía justificar comportamientos o hacer una precuela, pero creo que la actitud de los personajes en la novela de Brönte es un reflejo del relato de Rhys. Rhys nos explica muchas cosas, o por lo menos yo lo veo así. Mil gracias por pasarte por el blog. Un placer leer tu comentario.

          Me gusta

  3. Lourdes ILGR

    Una reseña super completa!!! Me encanta. Has comentado cosillas que desconocía, genial. Y pienso com tú Rhys nos ha desmontado el idealizado M. Rochester.
    Un besote guapa.

    Le gusta a 1 persona

  4. Amparix

    Mi siguiente libro me lo gas elegido tu Raquel. Estoy gratamenrte sorprendida con este descubrimiento. Un monton de besos.
    Amparix

    Le gusta a 1 persona

  5. Pingback: De Thornfield a Manderley | El Baúl de los libros asombrosos

Me gustaría mucho leer tus comentarios ; )

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s