¿Quién es Edith Wharton?

edith-wharton-american-novelist-1884

Edith Wharton

Gracias al reto literario #leyendoaWyJ me estoy acercando a la fascinante escritora Edith Wharton. Conocía algunas de sus novelas, pero muy poco de su interesante vida y su brillante personalidad. Continuaré leyéndola siempre.

Es una escritora de carácter, con estilo, muy difícil de olvidar. ¿Quieres conocerla? : )

Vamos a viajar a  un Nueva York que existió  hace ya unos cuantos años, allá por mil ochocientos.

Brooklyn Bridge 1800, New York City

Brooklyn Bridge 1800, New York City

Edith nació en esta ciudad, el 24 de enero de 1.862, durante la Guerra civil norteamericana, en el seno de una familia perteneciente a la clase alta neoyorquina, una sociedad dominada por los nuevos ricos y millonarios que luego serán fuente de inspiración para sus relatos.

Su padres eran George Frederic Jones y Lucretia Stevens,descendientes de colonos ingleses y holandeses que habían hecho una gran fortuna. Puedes imaginarte que recibió una educación exquisita; no fue al colegio pero daba clases con excelentes tutores.

Edith no tuvo una infancia feliz, se sentía sola, incomprendida; no encajaba con sus padres ni con la sociedad y el mundo que le tocaba vivir. George y Lucretia nunca entendieron las inquietudes de su hija, y mucho menos las literarias, eran distantes y fríos. En casa tenían una esplendida biblioteca. Nadie la usaba, pero es imprescindible en toda familia neoyorquina de clase alta, en las casas tiene que haber libros, aunque no se lean.

Edith tenía que pedir permiso a su madre para leer. Sus padres daban el visto bueno a sus lecturas, hasta que se caso nunca leyó nada que no fuera aprobado por sus padres.

“Siempre que evoco la infancia es en la biblioteca de mi padre donde revive”.

Wharton era una lectora voraz y sorprendía e inquietaba con su entusiasmo a todo su entorno, en el que la intelectualidad, la imaginación y la creatividad brillaban por su ausencia. Leía de todo: historia, arte, filosofía, poesía.

Edith Wharton

Edith Wharton

Le gustaba jugar y tenia mucha imaginación, pero era excesivamente tímida. Esa timidez,quizás, fomentó su capacidad observadora. Era ingeniosa y muy creativa. Tenia un afán inmenso por descubrir el mundo y por vivir pero claro, se vio obligada a adoptar el papel de hija y esposa perfecta de la alta sociedad.

No tardó en rebelarse contra esas limitaciones, pero tuvo que superar muchos obstáculos para lograr su realización personal.

Escribía poesía, pequeños relatos e incluso con quince años se atrevió con una novelita, un relato de amores imposibles, justo el mismo tipo de libro que su madre no quería que leyera. ¡Esa es nuestra Edith! ; )

Una mujer artista era algo impensable en la alta sociedad, pensaban que escribir podía hacerla olvidar que estaba destinada a ser una buena esposa y madre.

Me parece terrible que tuviera que aprender a esconder su afición por la escritura, pero muy pronto publicó sus historias en revistas de la época, como Scribner´s .

Antes de cumplir los cinco años viajo con sus padres a Europa y allí residió durante seis años. Tuvo una experiencia cultural europea antes que muchas jovencitas.

Ilustración de Harrison Fisher

Ilustración de Harrison Fisher

Un matrimonio de conveniencia ,cuando Edith tiene veintitrés años, tampoco va a traer ilusiones a su vida. Edgard Robbins Wharton era un buen partido y doce años mayor que ella. Lo único que les unía era su pasión por viajar.

Edgard no tenia ningún interés por la cultura,  era un hombre depresivo e infiel. Los continuos rumores sobre estas infidelidades y este  difícil y tumultuoso matrimonio afectaron física y mentalmente a Edith. Entre otras muchas peripecias, se enteró que Edgard desembolsó una  considerable suma de dinero para comprar una casa a su amante en Boston, el dinero era de Edith.

Vivían en The Mount, una preciosa casa que Wharton decoraba con mimo, tanto el interior como sus jardines.

Tenía pasión por el diseño y publicó manuales comoLa decoración de las casas”. Era muy innovadora, con ideas muy claras y sensatas respecto a este tema y  tenía muy buen gusto.Sus ideas siguen siendo un referente, muy actuales. Buscaba una vuelta a la simplicidad, lejos de la ostentación victoriana.

Pensaba que decorar era algo más que poner un jarrón o una flor en un lugar, tienes que tener en cuenta el espacio, la simetría, la proporción, el equilibrio y por supuesto la luz. Un arco, una puerta, los muros también son decorativos. La remodelación de la casa se la encargó a un joven arquitecto llamado Ogden Codman, la relación entre ambos era buena y colaboraron juntos en muchas ocasiones.

Para Edith su casa era su refugio, un lugar en el que no pudiera ser molestada y donde no entraba nadie que ella no consintiera.

Le interesaba el refinamiento y las tendencias y encontraba su inspiración en Europa. Pensaba que en América no existía ningún tipo de interés por el arte y la arquitectura.

Para Wharton el estilo era una manera de comportarse en todo: en los libros que lees, como escribes, piensas y te relacionas en sociedad. El estilo es una cuestión de actitud y ella estaba sobrada de actitud ; )

La ciudad de Nueva York le parecía muy fea, inhóspita, hecha de ladrillo y hierro, poco elegante. Tenía una clara tendencia europeista.

Return of the Ball - Alfred Roll 1886

Return of the Ball – Alfred Roll 1.886

Prestaba mucha atención a su manera de vestir y también por como lo hacen los personajes de sus relatos. Creía que lo más importante es el sentido común y saber que llevar en cada instante y lo que te sienta bien. Escribió que las claves de la elegancia eran ser moderado, fino y destacar. Cuentan que le gustaban mucho los sombreros y  las joyas: perlas, diamantes y zafiros : D

Ilustración de Harrison Fisher

Ilustración de Harrison Fisher

Ilustración de Harrison Fisher

Ilustración de Harrison Fisher

Alternaba sus obligaciones sociales con sus ambiciones literarias, era una extraña en el mundo en el que se desenvolvía su marido. Esta horrible  lucha le acompañará siempre, una vida marcada por las apariencias y las convenciones sociales y las ansias de libertad y de desarrollo personal. Llegó a caer en una depresión de la que fue tratada en los años 90.

Edith Wharton The Mount

Edith Wharton , su mansión The Mount

 

Edith Wharton , su mansión The Mount

Edith Wharton , su mansión The Mount

Edith Wharton , su mansión The Mount

Edith Wharton , su mansión The Mount

Edith Wharton , su mansión The Mount

Edith Wharton , su mansión The Mount- ¿La puerta de su habitación?

Edgard caía en el abismo de la depresión y Edith mantiene un idilio con William Morton Fullerton, un periodista del diario The Times. Se conocieron en el verano de 1.906 en París, los presento el escritor Henry James, un amigo común.

El escritor Henry James, fue su maestro y un gran amigo, Edith aprendió mucho de el.

Dicen que Wharton consideraba a  Fullerton el amor de su vida, un hombre brillante, un intelectual  muy seductor.El era bisexual y alternaba su aventura con Edith y un romance con Lord Ronald Coger, tenia una personalidad muy promiscua.

En las cartas que Wharton escribe a Fullerton se desprende una pasión y una sinceridad enormes, pero también cierto grado de sumisión:

“La otra noche en el teatro cuando entraste en ese palco pequeño y oscuro sentí por primera vez la indescriptible corriente comunicativa que corría entre un hombre y yo, la sensación de que la sentía fluir  vivamente, penetrar en cada uno de mis sentidos, en cada uno de mis pensamientos, y me he dicho a mi misma: esto es lo que deben sentir las mujeres felices”.

Cuentan que ella misma mantuvo un idilio con la cantante de opera Camilla Chabertt y relaciones esporádicas con la poetisa y guionista Mercedes Acosta.

Lo cierto es que nunca se comprometió en serio con Fullerton, y cuando la relación terminó cuatro años mas tarde, Edith le pidió que destruyera todas las cartas con el fin de evitar cualquier escándalo.

En 1.902 , siendo aun la señora de Wharton, publicó su primera novela “El valle de la decision” y tres años después , “La casa de la alegria”.

El valle de la decisión” es un drama trágico ambientado en la Italia del siglo XVIII, Henry James lo reseñó  y todo eran elogios, pero le aconsejó:

 “Dedícate a Nueva York, la experiencia propia es lo más precioso”.

 Edith le hizo caso, ¡anda que no sabia ella nada de este tema!  jejejje. Conoce de primera mano la rancia sociedad neoyorquina , sus hipocresías y falsedades y tiene el don de describirla como nadie.

Su matrimonio con Edgard era ya insostenible y los Wharton se divorcian. Edith decide marcharse a Europa  y se instala en Francia un país que siempre le había cautivado.

Su primer apartamento, que pertenecía a la poderosa familia de los Vanderbilt , se encuentra en el numero 53 de la Rue de Varenne, y más adelante alternará sus estancias en dos casas de campo.

Edith admiraba la cultura y la arquitectura europea, sobre todo adoraba París. vivía rodeada de princesas, duques, artistas. novelistas y pintores, pero la figura principal de su circulo era Henry James.

Edith Wharton y Henry James

Edith Wharton y Henry James

Aparentemente su vida transcurría plácida y muy cómoda entre viajes, cruceros por el mediterráneo, comidas y tertulias elegantes en los salones parisinos, vacaciones en mansiones italianas y unos amigos que eran la creme de la creme de la época. Detrás de todo este ruido y frivolidad se escondía una Wharton que sufría y esto marcó tanto su vida personal como su escritura.

Una dama como ella no podía permitirse desequilibrios, tenia que autocontrolarse y mantenerse siempre correcta.

Estalla la Primera Guerra Mundial y Wharton la vivió con pasión, se involucró.

Tenía una visión épica de la guerra. Consideraba como muchos intelectuales coetáneos, que el momento suponía una especie de catarsis psicológica, una manera de sacar a luz las mejores cualidades del hombre.

Wharton escribió para Scribner´s muy buenas crónicas de guerra, en sus artículos siempre habla de la esperanza y la belleza frente al horror y la destrucción. Tiene una sensibilidad exquisita para contarnos todo por lo que el hombre lucha y a la vez, paradójicamente, destruye.

Trabajo para Cruz Roja, le otorgaron la cruz de la Legión de Honor. Bajo la influencia y ayuda del gobierno francés, fue de los pocos extranjeros a los que se les permitió estar en primera linea de la guerra.

Se dedicó fervientemente a la causa de los aliados y su labor fue muy importante: dirigió salas de trabajo para mujeres desempleadas, organizó conciertos para dar trabajo a músicos ,apoyó hospitales para tuberculosos, y fundó los American Hostels para ayudar a los refugiado.

En 1.916, editó un volumen tituladoThe Book of the Homeless “ reuniendo escritos, ilustraciones y partituras de los más grandes nombres del mundo de la creación artística del momento.

 

Al terminar la guerra, deja su apartamento en París. Viaja a Marruecos y posteriormente se instala en Hyères, en la Provenza.

Allí termina en 1.920 la maravillosa novela,mi favorita, La edad de la inocencia, con la que gano el Premio Pulitzer.

En 1.923 fue la primera mujer nombrada doctora honoris causa por la Universidad de Yale y también en recibir la Medalla de oro del Instituto Nacional Norteamericano.

Edith Wharton

Edith Wharton

Fue amiga y confidente de grandes intelectuales como Fitzgerald, Cocteau, Hemingway , pero tenía muy mala opinión del modernismo, consideraba el Ulises de Joyce una basura.Curiosamente se mantuvo ajena a los movimientos feministas que comenzaban a despuntar.

Se interesó y luchó por el reconocimiento de los intelectuales de Montmartre y Montparnasse, aunque ella vivía en un universo más elitista.

Continuó escribiendo hasta el final: relatos, novelas, libros de viaje, poesías… Su última novela, Las bucaneras, quedó inconclusa en el momento de su muerte. Marion Mainwaring termino la historia después de hacer un estudio minucioso de las notas que Wharton dejó escritas.

Las obras de Wharton mantienen su vigencia, me parecen geniales, magistrales. Es una escritora con un gran talento, a la que es una delicia volver una y otra vez. Es muy directa, precisa, elegante  y sincera. Tenía un profundo conocimiento de la literatura y mucha sensibilidad. Es una observadora muy penetrante  y cuestiona todo lo que ve. Toda su obra se nutre de su experiencia personal.

Para ella la lectura es un intercambio de pensamientos entre escritor y lector. Cuando leas sus libros tendrás la sensación de estar conversando con ella.

Me encanta como ahonda y profundiza en la psicología de los personajes, en sus deseos mas ocultos y como nos describe sus motivaciones y dudas, siempre tan reales. En casi todos los relatos el verdadero drama sucede en el interior de los personajes

Pocos autores han sabido retratar como ella esa sociedad de fin de siglo fascinante, decadente, exquisita, ambigua e hipócrita, llena de claroscuros, secretos y medias verdades. Utiliza siempre la fina ironía de una manera muy astuta y tiene un mordaz sentido del humor, quizás como un medio para luchar contra la estrechez de miras, la frivolidad, superficialidad, el vacío existencial y la falta de libertad para ser uno mismo. Violar la moralidad y los convencionalismos estaba castigado con la exclusión social. La independencia, el idealismo y las ansias de libertad no estaban bien vistas, mucho menos en una mujer que tiene que hacer lo que se espera de ella.

92b289bb16d08276b5adc3f15986febe

Edith Wharton rompió moldes, tiene una forma de narrar muy bella. Abre alguno de sus libros y déjate llevar, leer a Wharton es apasionante, disfrutarás con su ingenio.

Edith Wharton

Edith Wharton

 

 

“Hay dos maneras de difundir la luz:siendo la vela o siendo el espejo que la refleja”

 

Anuncios

8 comentarios

Archivado bajo Edith Wharton, escritores, favoritos, lectura conjunta, leer, leyendo, reto literario, Reto Wharton & James

8 Respuestas a “¿Quién es Edith Wharton?

  1. A. V. San Martín

    Muy, muy interesante. Siento una gran admiración por estas mujeres, que de una forma u otra nos han abierto camino al resto, rompiendo moldes como bien tu dices. Una biografía espectacular.

    Le gusta a 1 persona

  2. Qué gran entrada! Me ha encantado conocer la vida de esta autora. Una vida desde luego muy interesante y que me ha dejado aún con más ganas de estrenarme con ella.
    Besotes!!!

    Le gusta a 1 persona

  3. Pingback: ¿Quién es Henry James? | El Baúl de los libros asombrosos

  4. Pingback: Madame de Treymes- Edith Wharton | El Baúl de los libros asombrosos

  5. Pingback: El diagnóstico- Edith Wharton | El Baúl de los libros asombrosos

  6. Pingback: La solterona-Edith Wharton | El Baúl de los libros asombrosos

Me gustaría mucho leer tus comentarios ; )

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s